Mi solidaridad con los trabajadores del comedor de Pequiven-El Tablazo

Ayer leía en un medio de información las felicitaciones del Ingeniero Jorge Perdomo, Directivo de Pequiven a las madres en su día, una arenga patriota, eso me alegró mucho por que es un reconocimiento a las Punta de Lanza de este proceso revolucionario, hoy con asombro leo medidas contra mujeres trabajadoras del Comedor de Pequiven-El Tablazo, Los Puertos de Altagracia, o sea, la mano que te aplaude, es la misma mano que te golpea. Quiero pensar que la información (diario Panorama) que leí sea parcial, no esté completa y que de verdad con respecto a estas trabajadoras exista una propuesta de mejoras, como sería la entrega de su Ficha Pequiven por su esfuerzo de tantos años, por haber estado firmes durante la contingencia del Sabotaje Petrolero y Petroquímico, entrega de ficha y jubilación en los casos que lo ameriten. La Tercerización como mas de una vez lo planteó el Comandante Presidente Chávez es un crimen, yo la he catalogado como la Esclavitud del Siglo XXI y me quedé corto por que durante la colonia los Amos del Valle estaban pendientes de la salud de sus esclavos por que si no, no le producían.

Me llama poderosamente la atención que sindicatos tan combativos como los que hacen vida en el Complejo Ana Maria Campos permitan una política social de retroceso contra trabajadores, en un gobierno dirigido por un trabajador, esas dicotomías, esas diferencias entre la teoría y la praxis ha debilitado la fuerza moral del proceso bolivariano, y no solo me refiero a sindicatos, a trabajadores de Pequiven que siempre han estado en la línea de batalla permitan eso, me refiero por ejemplo a Guzmán Gutiérrez, a Alexis Peña, por nombrar dos y a los otrora integrantes del Frente de Trabajadores Petroquímicos, de los cuales recuerdo a Ludwing Materán que iniciaron la política por allá por el 2.003 de las obras sociales en la comunidad, me extraña que no fijen posición, un Viejo Comunista me decía en una oportunidad, que cuando no tenía la información completa, o cuando había dudas, EL SIEMPRE SE UBICABA A FAVOR DE EL MAS DÉBIL.

Tengo la certeza que si existe algún atisbo de política anti trabajador en lo que se está planteando en El Comedor, los actuales Directivos de Pequiven (conformada mayoritariamente por gente que creció comiendo en ese Comedor) la van a corregir, no se pueden repetir casos como uno que conocí, de un compañero Jardinero de El Edificio Administrativo del CRP-Cardón quien muere después de 24 años trabajando como tercerizado y para enterrarlo sus compañeros tuvieron que hacer una colecta, esas cosas no pueden pasar en una lancha donde el timonel sea un chavista.

Mi solidaridad con la Señora Elsa Guerra, con Jacinto Mota, con Julia Orozco y con los 51 trabajadores de El Comedor y con sus familiares, lo que está pasando con estos trabajadores es producto de políticas incompletas, que no entendieron como conformar las empresas de producción social, que no entendieron que mas allá de entregar casas, tabletas y tarjetas está la asistencia en la formación de todos, que lo mas importante está en la espiritualidad, que es la vía para preparar militantes para la vida, para los sueños y para la utopía, aprovecho para saludar al Ancón, a Bellavista, a los Jobitos y a toda la gente laboriosa del Municipio Miranda.

 

Libertad a Sonia y Simón Trinidad, prisioneros del imperialismo Yanqui

 


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1701 veces.



Jesús Borges


Visite el perfil de Jesús Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: