¿Qué tal un paro activo proletario?

Carmona y el filocarmonato con sus consecuentes carmonistas, es decir, todo ese malamarrado paquete de parásitos del Estado, de conchupadores del posible botín nacional =  Fisco Nacional, al que de inmediato le echarían  “manos a  las obras”, tan pronto el   idiota “populacho” [1]que se formó durante 40 años se resignara a cuadrarse  con el “ganador”, y pensara para sí : “El muerto al hoyo y el vivo al pollo”, como solía hacerlo, o sea, con el más fuerte en el mejor estilo darwiniano, tan pronto, pues, se iniciara el “Nuevo presidente”, como así lo convalidó con su afeminada o atiplada vocecita aquel que te conté y quien pensaba limitar su corresponsabilidad golpista a facilitar “su” canal.

Un carmonismo que contaría con la previa garantía exigida, consumado el millonario préstamo con el máximo corruptor de burócratas conocido como FMI-así lo señalan todos los sesudos analistas políticos antiderechistas-garantía de muchos dólares que de inmediato serían repartidos en entre los más comprometidos en uno de los delitos más graves como lo es la usurpación del Poder a millones de ciudadanos que hayan ido con sus pasos a elegir democráticamente-popularmente, poblacionalmente- “para todos” un Presidente, garantía del FMI que tomarían  por aquello de la incertidumbre de cuánto tiempo aguantaría el pueblo en sacarlos a patadas de Miraflores, tal como ocurrió horas después.
 
 Tremendo trauma sicológico, vitalicio e imborrable, trasmisible a sus hijos,  deben todavía estar sufriendo, a raíz de ese fallido y brevísimo tiempo de usurpación del Poder golpista, todos los conspiradores y golpistas a partir de ese momento, luego haberse sentado a la mesa con el banquete servido y tuvieron que levantarse de prisa cuando les dijeron que esas comidas estaban contaminadas con sudores de ese pueblo que afuera los esperaba. Algo así como llegar a la cúspide del Everest para sólo entonces descubrir que sus rollos de films estaban velados.

La derecha insepulta, luego de más de 3 lustros se mantiene en sus trece, se niega a desaparecer, a perder el tesoro que consideró muy suyo desde hace 500 años[2].

Bueno, luego de tantos prolegómenos vayamos al punto. ¿Por qué los trabajadores, tan agredidos por ciertos patronos con ínfulas de dueños del país de sus trabajadores, al mejor estilo medioeval, no optan por declarar una suerte de “paro activo”, o sea, seguir  trabajando  toda máquina,pero seguir reclamando día a día, semana tras semana y en paralelo, lo que consideran sus derechos de propiedad, e ir sacudiéndose de humillaciones?


[1] Recordemos que todo el saqueo burocrático que se sufra y continúe aunque se halle bajo vigilancia permanente y que supuestamente están cayendo uno a uno, según informa la Fiscalía con todo su morrocoyudo “debido proceso”, pasa inevitablemente por un corruptor o pandilla de corruptores en rigurosa correspondencia con un equipo burocrático al que tan estúpidamente el Estado le paga para que lo saquee en favor de terceros. Por cierto, nos resulta curioso que la respetabilísima Fiscala haya sido tan vilipendiada y ofendida a viva voz y públicamente, bien televisada, en sus narices, por una ciudadana de a pie y que esta siga muy oronda por allí en sus cotidianas andanzas.

[2] Una irrespetuosa y maleducada diputada llamó ladrón a quien se ha limitado a rescatarle al pueblo lo que de este siempre ha sido. Y esa persona todavía no han podido tocarla ni con el pétalo de una fresca rosa…”misterios de la Política criolla y vernácula. ¿Acaso, los pendejos, alienados son por naturaleza propia, siguen temiéndole a la derecha hasta más allá de la cuenta? Lo que puede aseverarse es que la derecha lo presiente.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1154 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: