La Depuración de SUTISS

Concluido unos capítulos del Conflicto de SIDOR; esta novela no ha terminado, hay muchas cosas que no pueden dar por concluidas, se hicieron anuncios de llegadas de barcos con toneladas de insumos, se pueden ver en la prensa nacional y regional que el ministerio de Industrias que a partir de octubre llegaran 30 mil toneladas de dolomita fina y gruesa y caliza que se usan en los hornos de Acerías. Los trabajadores aún no han visto la dolomita en las Acerías de Planchones y Palanquillas, porque en abril de este año el vicepresidente ejecutivo de la CVG Heber Aguilar anuncio que arribó al muelle de SIDOR un buque con 26.660 toneladas de dolomita gruesa, con el fin de optimizar los procesos productivos. El error más grave y ahí demuestran el desconocimiento total de cómo es la operatividad de SIDOR, que ambos funcionarios señalan que es para el reimpulso del proceso productivo y para aumentar la capacidad productiva de Sidor. Cuando lo ideal es que todos los insumos necesarios para la producción estén en planta, debe haber un inventario que garantice la producción y la productividad de la empresa y que esta no esté sometida a paradas por falta de insumos y repuestos y equipos.

Actualmente SIDOR se mantiene operando con el 20 por ciento de su capacidad operativa, porque no se han resueltos la situación de operatividad de la planta porque sencillamente no hay insumos ni repuestos ya que los proveedores no quieren seguir suministrando porque se les adeuda cerca de 6 mil millones de Bolívares y que han ocasionados paralizaciones de planta por falta de cal, dolomita y repuestos para los pot carriers. En Planchones hay un solo horno operativo, esta semana se paralizo el horno 1, por falta de material para revestimiento que se utiliza para cubrir las lanzas de oxígeno. Con un solo horno operativo de cuatro hornos de fusión que tiene la acería, la planta opera a 25% de su capacidad instalada. Estas situaciones de paralización operativa ocurre por la desinversión.
Los Trabajadores de SIDOR, durante el conflicto de los meses de julio y agosto, decían que no era necesario la huelga, que la empresa se paralizaba sola por la falta de insumos, repuestos, equipos y la falta de inversiones. El tiempo les da la razón.

En SIDOR se necesitan verdaderos cambios en la estructura gerencial, las empresas tiene que ser dirigida por personas que conozcan de gerencia y tengan amplios conocimientos técnicos, tecnológicos, recursos humanos y financieros, que sea un profesional de la metalurgia con un equipo multidisciplinario. No puede continuar bajo la dirección de militares que rotan continuamente, como si esa empresa se rigiera como un reducto castrense. Además no pueden tener ministros que solo visiten las empresas cuando hay problemas y el resto de los días no tiene los informes del funcionamiento y necesidades de esta, porque general no le informa a teniente.

Otros que deben asumir su papel protagónico, pero para poder asumir este rol tienen que deslastrarse de una dirigencia sindical que perdió el norte y el rumbo de lo que es una organización sindical. Parte de esta dirigencia agoto su tiempo en enfrentamientos politiqueros y muchos en turbios negociados de los productos acabados como las cabillas, las vigas y hojalatas, que conforman las llamadas mafias sindicales y gerenciales. En el último conflicto de SIDOR hubo encerronas y traiciones y el gobierno nacional al final firmó un contrato colectivo con un sindicalero que por conveniencia se identifica con el PSUV y que días antes llamaba a realizar “las mamás de las marchas” e insultaba a Wills Rangel y al General Justo Noguera, el señor José Meléndez no aguanto el llamado del gobierno nacional y en una madrugada firmó el contrato colectivo con representantes del Ministerio del Trabajo, Wills Rangel, general Justo Noguera, presidente de la CVG y Meléndez se llevó a sus vocales y firmaron el contrato de la traición. En sus pretensiones de ser alguna vez presidente de SUTISS es capaz de vender su primogenitura al propio diablo. Entonces los trabajadores de SIDOR, deben reflexionar sobre los hombres o mujeres que pretendan dirigir el Sindicato.

Las empresas básicas de Guayana viven una situación delicada por motivos señalados y conocidos por la opinión pública, pero su situación crítica va acompañada de que más grave aún es la situación de la dirigencia sindical y trabajadores que solo ven estas factorías del Estado para resolver su medio económico y social; La pseudo dirigencia sindical desclasada, antidemocrática, desorganizada y anti unitaria sin ningún valor moral y ético es reflejo de cómo andan las empresas básicas de Guayana.

Esta semana fue nombrada la Comisión Electoral que regirá el proceso de elecciones del nuevo Comité Ejecutivo de SUTISS y toda su estructura, la cual debe darle la mayor celeridad al proceso y pedir al CNE que no entorpezca el proceso. Esta Comisión conformada por trabajadores, electos en Asamblea fue juramentada por el Presidente del sindicato, según los estatutos de la organización, esta comisión seleccionada en Asamblea garantiza la imparcialidad y transparencia en el proceso electoral sindical; pero hay dificultades porque Meléndez, actuando de una manera tramposa y actuando de una forma ilegal, con apoyo de la empresa eligió una comisión electoral paralela con sus acólitos. Porque en SUTISS podemos estar en presencia de un fraude electoral para que Alianza Sindical gane SUTISS, los trabajadores deben estar atentos, porque posiblemente se valga del apoyo del gobierno nacional, de la empresa SIDOR y empleen los recursos del Estado y las maquinas del CNE

Los dirigentes sindicales no pueden actuar y practicar la vileza, la infamia o cualquier bajeza para destruir al adversario. Esos enfrentamientos internos generan odios y rencores que convierten al Sindicato en un saco de gatos, luchando por intereses contrario a los de la clase obrera. Los trabajadores tienen la tarea de renovar la dirigencia de SUTISS que surja un liderazgo nuevo que represente los verdaderos intereses de la clase obra, que unifique en un programa de lucha reivindicativo a los trabajadores siderúrgicos, una dirigencia que organice y anteponga los intereses partidistas y luche por los intereses de los trabajadores, que la autonomía y libertad sindical sea una práctica constante en SUTISS y que se luche contra los vicios enquistado en la institución sindical y la empresa, que se luche por los las reivindicaciones de los trabajadores, pero que haya mística, responsabilidad y sentido de pertenencia para sacar adelante a la empresa, un sindicato que conjuntamente con los trabajadores exija recursos para las inversiones para la adecuación tecnológica, que haya inventarios de insumos, repuestos y equipos y que el contrato colectivo se discuta a tiempo y no permitir que el contrato colectivo pase años vencidos, como lo permitió esta dirigencia de SUTISS y los trabajadores que se dejaron manipular por los sindicaleros, por un sindicato clasista, autónomo y democrático que no permita la conformación de más mafias sindicales y gerenciales en SIDOR.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2123 veces.



Juan Linares

Ex-parlamentario regional. Especialista en Crisis. Temas Preferido: Ecología, Política Internacional y Laboral. Militante de Marea Socialista en el estado Bolívar.

 jlrlinares@gmail.com      @JuanLinaresRuiz

Visite el perfil de Juan Linares Ruiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: