El Poder de PROAGRO

"Podrán cortar todas las flores, pero nunca

terminarán con la primavera" 

Che Guevara

Los trabajadores tercerizados de las empresa trasnacional PROAGRO, de Ciudad Bolívar, Municipio Heres del estado Bolívar vienen denunciando los atropellos, abusos y violaciones que se vienen cometiendo contra ellos, ante la pasividad y negligencias de las autoridades competentes que permiten el irrespeto al gobierno nacional, en esta trasnacional es practica el Fraude y la Simulación Laboral, no acatan las leyes y las normativas laborales. Violentan los artículos 94 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV); Articulo 47, sobre la tercerización, Articulo 48. Prohibición de la tercerización de la Ley Orgánica del Trabajo, Los Trabajadores y las Trabajadoras (LOTTT). El Fraude y la Simulación laboral la practican en las 14 plantas que tienen en Venezuela, los empresarios de PROAGRO, empresa trasnacional distribuidora de pollos y sus derivados.

En Ciudad Bolívar mantiene diecisiete ayudantes de vendedores y ocho trabajadores de la cuadrilla de los criaderos de pollos tercerizados, que a pesar de las decisiones emanadas de la Inspectoría del Trabajo y un recurso de amparo a favor de los trabajadores la empresa continua desconociendo como trabajadores, aun con la prohibición de la LOTTT que el Articulo 48, prohíbe la tercerización, esta empresa continua el abuso, el irrespeto y la violación de las leyes laborales venezolanas, este grupo de trabajadores no reciben beneficios de la contratación colectiva, no tienen utilidades, vacaciones, bono vacacional, no están inscrito en el Seguro Social y la empresa PROAGRO no les garantiza ningún programa de seguridad social que son sistema que deben estar afiliados todos los trabajadores de Venezuela. La simulación laboral y el fraude laboral que comete esta trasnacional son tan perversos, que los trabajadores tercerizados reciben el pago de los vendedores, para así la empresa no tener ninguna relación con estos trabajadores.


Hay un caso muy conocido en Venezuela donde el Fraude y la Simulación laboral la practican en las, son los empresarios de PROAGRO, empresa nacional distribuidora de pollos y sus derivados. El caso a continuación descrito ocurre en Ciudad Bolívar estado Bolívar.

Qué institución competente del Estado puede revisar a la empresa PROAGRO y la sobreexplotacion y régimen de esclavitud que somete a los trabajadores, es inconcebible que se permita a una empresa violentar las normativas laborales y la carta magna. Son más de veinte trabajadores que no se le reconocen sus derechos, solamente cobran semanal 900, 00 bolívares fuertes, sin ningún otro beneficios, estos trabajadores hay semanas que laboran más de 40 horas y no le pagan sobretiempo; ellos reciben la paga de los choferes vendedores para así la empresa evitar las responsabilidades, el patrono privado se niega a reconocerlos como trabajadores de la empresa. Es decir no forman parte de la nómina.


La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y la Nueva Ley Orgánica del Trabajo son claras y diáfanas con relación a los mecanismos de simulación y fraude tendientes a evadir la aplicación de las normas del Derecho del Trabajo, pretendiendo en apariencia, que se trata de una relación o negocio jurídico de otra naturaleza. Obviamente el artículo 94, impone como condición general para su aplicabilidad, básicamente la existencia de un aparato jurisdiccional que sancione con rigor la simulación o fraude, con el propósito de desvirtuar, desconocer u obstaculizar la aplicación de la legislación laboral por parte de patronos.


Son múltiples las denuncias realizadas contra la empresa PROAGRO, donde fomentan un trato desigual entre sus trabajadores para lograr grandes ganancias practicando una forma de capitalismo salvaje explotando a sus trabajadores al mantener a un grupo de trabajadores tercerizados y con otros comete un fraude laboral y los directivos de la empresa PROAGRO viola el artículo 94 de la Constitución Nacional porque el fraude laboral que existe lesiona los derechos de los trabajadores. Esta situación se ha denunciado a diferentes instancias competentes y hasta los momentos hay un estado de indefensión de los trabajadores tercerizados y subcontratados. Este Fraude Laboral ha sido constatado en las inspecciones realizadas por funcionarios del Ministerio del Trabajo.

PROAGRO se niega a reconocerlos como trabajadores de la empresa. Es decir no forman parte de la nómina. Porque detrás de la apariencia del trabajo en régimen de subcontratación Los trabajadores aún continúan esperando las decisiones del Ministerio del Trabajo y de los tribunales de trabajo, estas instituciones conocen la realidad que padecen y sufren los trabajadores tercerizados y los ayudantes de vendedores. La empresa PROAGRO se mantiene firme y se burla de los trabajadores y de las autoridades competentes; porque estos trabajadores aun con más de dos años de lucha y las inspecciones y supervisiones que han demostrado una abierta violación a la Constitución y las leyes, los trabajadores denunciantes aun no pasan a la nómina de la empresa, continua el régimen de subcontratación, donde se esconde un fraude laboral y un atropellos a las leyes y a los trabajadores: los Ayudantes de Vendedores están bajo subordinación y dependencia directa PROAGRO, pero este fraude laboral es con el fin negar los derechos laborales y no aplicar las conquistas adquiridas en la Convención Colectiva de Trabajo. No hay subcontratación sino simulación, y PROAGRO no es mandante sino empleador. 

El gobierno nacional le ha otorgado dólares preferenciales a través de CADIVI, otorgando dólares preferenciales, para que esta empresa tenga las divisas a tiempo para la compra de la materia prima, a través del RUSAD durante el periodo 2004- 2012, según lista de CADIVI, la empresa trasnacional PROAGRO, C.A. en solicitud N° 1887, le fue otorgado 1.242.034.170 dólares, esta empresa se ha burlado del gobierno nacional participando en la especulación inducida y en el alza de la inflación, cuando desabastece el país en el rubros de pollos y sus derivados y creando una escasez ficticia.

PROAGRO en el año 2013 negocio con el gobierno nacional el incremento del precio del pollo y sus derivados, para obtener esta empresa trasnacional más recursos para violentar los derechos de los trabajadores venezolanos. Antes de lograr el aumento del pollo crearon un desabastecimiento, porque tenían acaparado el producto. Lograron la regulación del kilo de pollo a 18,70 Bsf, pero siguen con la trampa y la especulación, porque en Ciudad Bolívar distribuyen el pollo a los grandes mayoristas, se lo venden a 24,00 Bsf y lo facturan a 17,22 Bsf, así pagan menos impuestos y encarecen el producto que le llega al consumidor a más de 35,00 Bsf. Actualmente, Enero 2014, el pollo lo facturan a Bsf. 17,22 y a través del fraude y la estafa, los mayoristas lo pagan a bsf 31,00. Pero los pollos vivos lo facturan a Bsf 35,00, prefieren vender este pollo a este precio para crear especulación y mantener la procesadora en la planta parada.

Creemos que INDEPABIS, con el presidente Eduardo Samán deben iniciar una investigación, conjuntamente con el SENIAT y CADIVI, porque esta empresa esta estafado al país y especulando con un producto de primera necesidad, el ministerio del Poder Popular para Alimentación, Félix Osorio junto a José Khan, ministro del Poder Popular para el Comercio, también deben hacerse presente en esta investigación y poner orden y castigar a los usureros y especuladores. Además la Ministro del Trabajo Jesús Martínez debe avocarse a investigar los irrespetos, violaciones y complicidades que hay con PROAGRO y las Inspectoría del Trabajo y La presidente del Tribunal Supremo de Justicia debe también investigar las actuaciones de los jueces del Trabajo en Bolívar sobre este caso.

Un grupo de ellos iniciaron la lucha por su reconocimiento como trabajadores de la empresa y fueron despedidos once trabajadores, el 30-11- 2009 y fueron reenganchados por decisión de un tribunal del trabajo el 17-12-2010 con pago de salarios caídos, en este proceso murió el trabajador Luis Oca, al cual a sus familiares no le han pagado sus prestaciones sociales. Esto llega a los tribunales porque la empresa desacato la providencia administrativa de reenganche de los trabajadores, el 23-03-2009 pagando las irrisorias multas de 5 mil bolívares. Aquí se ve que los patronos prefieren pagar irrisorias sumas de dineros y no reenganchar a los trabajadores, porque estamos ante una ley de Trabajo permisiva, capitalista y neoliberal que favorece al patrono.

Por violaciones a Ley Orgánica del Trabajo y otras normativas laborales, esta empresa ha sido demandada varios Tribunales de la República en otros estados del país. PROAGRO lo hace de una forma reiterativa, esto no es difícil demostrar por las instituciones mediante una supervisión y fiscalización que estos trabajadores laboran para la empresa, en calidad de ayudante de vendedores, es verificable con una inspección de parte del Ministerio del Trabajo, porque estos trabajadores laboran para la empresa, por lo que existe una relación de trabajo con un pago mediante un tercero, Articulo 65 LOT, existe la relación de trabajo y el pago lo hace la empresa a través de los choferes de los camiones. El artículo 65 de la Ley Orgánica del Trabajo señala: “se presumirá la existencia de una relación de trabajo entre quien preste un servicio personal y quien lo reciba. Se exceptuarán aquellos casos en los cuales, por razones de orden ético o de interés social, se presten servicio a instituciones sin fines de lucro con propósitos distintos de los de la relación laboral,”.

PROAGRO viola los derechos humanos e irrespetos a las normativas laborales, son constantes las violaciones de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, La Ley Orgánica del Trabajo y su Reglamento, La Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (LOPCYMAT) y los convenios internacionales laborales, porque el irrespeto a las leyes y normativas laborales, llegan al extremo de violar los derechos humanos cuando no reconoce a diecisiete (17) ayudantes de vendedores como trabajadores para negarle sus derechos legales y contractuales.

La empresa PROAGRO, C.A. irrespeta las providencias administrativas emanadas de la Inspectoría del Trabajo del Municipio Heres, porque dos providencias ordenan el reenganche inmediato y pago de salarios caídos y en cuyo debería haberle sumado todos los beneficios legales y contractuales correspondientes, pero estas decisiones no fueron acatadas por esta empresa de capital trasnacional que irrespeta y se burla de las decisiones tomadas por organismos competentes de la Nación. Prefirieron pagar las irrisorias multas, unos 5 mil bolívares y así se burlaron de nuestras leyes y Constitución. Por todas estas violaciones que se debe retirar la Solvencia Laboral a esta empresa.
La Empresa PROAGRO incumple la Normativa Laboral de Empleo y Seguridad Social conforme a lo establecido en los artículos 3; 12 y 81 del Convenio 81 de la Organización Internacional del Trabajo, de los artículos 590 de la Ley Orgánica del Trabajo, de la Ley Orgánica de Prevención de las Condiciones y Medio Ambiente del Trabajo, Ley del Seguro Social Obligatorio, Ley de Alimentación para los Trabajadores, Ley del Régimen Prestacional de Vivienda y Hábitat, Contrato Colectivo de Trabajo y la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Asimismo, denuncian a la jueza del Tribunal de Primera Instancia del Trabajo en Ciudad Bolívar que anula la providencia administrativa emitida por la Inspectoría del Trabajo que los reconoce como trabajadores de la empresa PROAGRO, después de pruebas contundentes que verifica su status de trabajadores, con pruebas testimoniales, documentos administrativos, informes, exhibiciones, inspecciones e informes, no tomando en cuentas ninguno de estos elementos probatorios decide en contra de los trabajadores, no tomando en cuenta el Recurso de Amparo que ordeno el reenganche y pagos de salarios caídos, amparo que fue acatado por la empresa porque procedió al reenganche y canceló a medias los salarios caídos, pensamos que pudo haber razones extrajudiciales, para que esta jueza tomara esta decisión contraria al derecho laboral y contraria a la justicia social que debe amparar al trabajador como débil jurídico. Esta Juez debe ser investigada por el poder judicial por tomar decisiones apegadas presuntamente al amor al dinero.

Igualmente cuestionan la actitud y conducta de la actual Inspectora del Trabajo de Ciudad Bolívar; el día de la audiencia del recurso de nulidad interpuesto por la empresa PROAGRO no se presentó pese haber sido citada personalmente, debió haberse presentado, el Tribunal la llamo en tres oportunidades en la puerta del Tribunal y esta no compareció lo que la hace responsable de los daños y perjuicios que les causo a los trabajadores por no haber comparecido y por ello el grupo de trabajadores perjudicados la demandaran judicialmente por abuso de autoridad, negligencia, incumplimiento del deber.

Solicitamos la solidaridad de nuestros compañeros de las demás empresas de Guayana y del resto del país, Hacemos un llamado al gobierno nacional para que preste su atención a nuestra grave situación, que los derechos que nos corresponden como trabajadores son objeto de graves atropellos por partes de los patronos, especialmente en el sector privado, ante la conducta indiferente de los organismos públicos encargados de ampararnos en el ejercicio y el efectivo disfrute de ellos, y el silencio que guardan otros entes del Estado ante quienes acudimos a formular nuestras denuncias.
 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2869 veces.



Juan Linares

Ex-parlamentario regional. Especialista en Crisis. Temas Preferido: Ecología, Política Internacional y Laboral. Militante de Marea Socialista en el estado Bolívar.

 jlrlinares@gmail.com      @JuanLinaresRuiz

Visite el perfil de Juan Linares Ruiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: