Ahora si los trabajadores tienen una ley digna

Despues de décadas de lucha valiente y sin cuartel por condiciones laborales y de seguridad social humanas, fue Hugo Chávez quien le dio al los trabajadores la Ley Orgánica que aspiraban y que contempla variables únicas comparadas con cualquier legislación laboral continental.

Lógicamente la oposición, los grandes empresarios y los medios afines procuran opacar los alcances maravillosos buscándole absurdas fallas formales que no tiene. Una Ley consultada por años, con cientos de aportes de todos los sectores productivos, la Academia, especialistas multidisciplinarios y el apruébese final categórico de quien conduce a nuestra PATRIA hacia tiempos de mayor bienestar para los que menos tienen y laboran incansablemente para sostener sus hogares.

En el SAIME ya nos estamos ajustando para cumplir plenamente con esta Ley Orgánica del Trabajo. Asumimos nuestra responsabilidad de gobierno accionando para que estos beneficios socialistas entren en vigencia lo antes posible.

Nosotros cuidamos y capacitamos a nuestro Talento Humano desplegado en todo el país, al que saludo con emoción y agradecimiento. Esa dedicación y responsabilidad social de nuestros Servidores Públicos, totalmente identificados con nuestros principios y estilos de gerencia pública, hoy se traducen en opiniones de satisfacción y elogio de parte de miles de miles y miles de usuarios en todos los estados. Persistiremos en esa senda.

La nueva Ley define al “trabajo es un hecho social y goza de protección

como proceso fundamental para alcanzar los fines del Estado, la

satisfacción de las necesidades materiales morales e intelectuales del pueblo y la justa distribución de la riqueza.”

La interpretación y aplicación de esta Ley estará orientada por

los siguientes principios: “1. La justicia social y la solidaridad, 2. La intangibilidad y progresividad de los derechos y beneficios laborales. Por lo que no sufrirán desmejoras y tenderán a su progresivo desarrollo. 3. En las relaciones laborales prevalece la realidad sobre las formas o apariencias. 4. Los derechos laborales son irrenunciables. 5. Se prohíbe todo tipo de discriminación por razones de edad, raza, sexo, condición social o credo.”

Compatriotas: Esta Ley es incluyente por donde se la mire. Otro logro de la Revolución que defenderemos el 7 de octubre para el bien de la gran fuerza trabajadora nacional.

¡Un fuerte abrazo y VIVA LA PATRIA PRODUCTIVA!

NE.DANTERIVAS@GMAIL.COM


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1547 veces.



Dante Rivas


Visite el perfil de Dante Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Dante Rivas

Dante Rivas

Más artículos de este autor