Pildoritas 71 (año 03)

LA MEJOR DEFENSA ES EL ATAQUE…¿QUÉ ESPERAMOS?

La verdad que al gobierno colombiano, seguramente buscando dividendos en la campaña electoral, que allá está en pleno desarrollo, y que ha evidenciado que el candidato uribista, responsable directo de los falsos positivos, de las fosas comunes, y quién sabe de cuántos crímenes, no las tiene todas consigo, pues apenas comenzando ya tiene al exalcalde de Bogotá Antanas Mokus pisándole los talones, ha apelado a enfilar sus baterías contra nuestro país y nuestra Revolución, lanzando acusaciones temerarias que pretenden hacer aparecer a las autoridades venezolanas, de estar realizando una persecución contra la población colombiana que aquí reside, de estar asesinando a personas de esa nacionalidad, en una flagrante violación del derecho internacional y los derechos humanos.

Nada más falso pues tales acusaciones se estrellan contra la acción de un gobierno que como ninguno en el mundo le ha dado un tratamiento especial a los millones de colombianos y a sus familias que aquí viven, dotándolos de nacionalidad, regularizando su residencia e incluyéndolos en el goce de los derechos como cualquier venezolano.

Es sabido e innegable que aquí se ha refugiado un gran número de nativos de ese país, obligados por la guerra, a diario llegan desplazados que son acogidos con los brazos abiertos, algo que el gobierno títere del imperio ni siquiera ha reconocido, bien es sabido que muchos de esos colombianos, afortunadamente los menos, vienen a cometer fechorías, crímenes por encargo, un buen número de ellos son bandas organizadas para el secuestro, la extorsión, el abigeato, el cobro de vacunas y el trafico de drogas, son los graduados en esa especie de escuela que es el país vecino, que precisamente por iniciativa de quien hoy lo gobierna, se creó con el nombre de CONVIVIR y que devino en el paramilitarismo, que ha extendido sus tentáculos hasta nuestra patria, causando daños terribles muchos de los cuales forman parte de la historia judicial venezolana que con mucha frecuencia, se alimenta por nuevos crímenes.

Las noticias en los medios, casi todos manejados desde el palacio presidencial, han montado una campaña permanente contra nuestro gobierno, incluso pretendiendo hacer ver que los colombianos residentes aquí, que han sido beneficiados, aprueban las acciones de su gobierno hasta el punto de declarar que “sus paisanos no deben venir a Venezuela porque aquí los matan”.

Ahora bien surge la pregunta; ¿Qué va a hacer nuestra Cancillería, más allá de un simple comunicado?

Pienso que es necesario accionar otros mecanismos ante los Organismos Internacionales para que se conmine al gobierno de Colombia a que presente pruebas de sus acusaciones y a la vez mostrarle a esos organismos, todo lo que durante mucho tiempo hemos tenido que soportar, por la exportación que desde allá nos hacen de una delincuencia, que viene a cometer crímenes y otros delitos, y que ahora se pretende que no se les toque por el simple hecho de ser colombianos, así delincan o se les encuentre con las manos en la masa, como sucede con demasiada frecuencia.-

Es necesario que en tiempo perentorio, sin dejar que el gobierno de Colombia, monte sus ollas como las que ahora está montando, lamentablemente apoyados por la prensa de aquí, con los presuntos espías, se muestren al mundo las pruebas que se tienen y que según lo declarado por el mismo Comandante Chávez, son contundentes.

Algo hay que hacer porque se está dando una sensación de pasividad, cuando lo que se espera es una diplomacia agresiva que despeje las dudas, sin dar pie a que se le dé credibilidad a las matrices de opinión de allá, apoyadas por los medios apátridas de aquí.

La mejor defensa es el ataque para no permitir que se siga ejecutando el plan imperial, a través del gobierno títere de Uribe, de desprestigiar a nuestro pais ante el concierto de los países del mundo. Se hace necesario activar todos los mecanismos y herramientas que se poseen como son nuestras embajadas y consulados en el mundo, para difundir la verdad y mostrar las pruebas que se tienen, así como dar a conocer las elevadas estadísticas de criminalidad a la que estamos sometidos los venezolanos, por parte de delincuentes que vienen de allá, unos por sus propios medios, pero otros empujados, “sin querer queriendo” de manera consciente por un gobierno que abre las puertas de sus fronteras para que salgan las ratas a roerse nuestra tranquilidad y a aumentar ostensiblemente los índices de criminalidad que como bien es sabido, tiene como ingrediente la participación de actores y autores venidos del pais vecino.

MÁS PARA INVESTIGAR

Por otro lado no estaría mal que mermara la afluencia de colombianos a nuestro país, sobre todo a nuestras poblaciones fronterizas, pues es bien sabido que lo menos que vienen a hacer es turismo, lo que si hacen cada fin de semana es atiborrar los supermercados para llevarse bien baratos, por la diferencia cambiaria, los productos de primera necesidad, desmantelando los anaqueles con lo cual perjudican a quienes si residimos aquí y cualquier día, distinto a los del fin de semana, acudimos a surtirnos de lo necesario para la dieta diaria.

Ya es costumbre que en las estaciones de gasolina se formen enormes colas de vehículos, en las que si se hiciese una investigación, por ejemplo con simplemente revisarles la hora a los relojes de los conductores, o hacerles una pregunta sobre alguna característica especial de la ciudad, se comprobaría que no residen aquí y que muchos de ellos vienen, llenan los tanques de sus carros, van y los vacían, algunos aquí mismo con complicidad de sus paisanos y dolorosamente por apátridas de aquí, y vuelven por más; es una de las razones por las que la gasolina no alcanza.

Sería bueno tomar los expedientes de los que envían remesas para comprobar que muchos de ellos no viven aquí, sino allá, por lo cual presentan falsas cartas de residencia y la gran mayoría de ellos son acérrimos detractores de un gobierno que permite que con simplemente cumplir unos requisitos, con documentación que lamentablemente no es verificada, puedan hacerse de cantidades enormes de nuestras divisas, si se toma en cuenta que los casos no son uno ni dos, sino muchísimos, basta ver las enormes colas que se forman en ITALCAMBIO, ZOOM, BANCOS y otras instancias a través de las cuales envían o mejor se autuenvian las remesas, cada mes.

Si se averiguase a fondo, nos encontraríamos con muchísimas sorpresas, que vendrían a confirmar que nuestro país ha sido para Colombia, sobre todo ahora en que el cambio les favorece casi 4 a 1, un paraíso para mejorar sus condiciones de vida a expensas de la nuestras.


yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1508 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: