Soñé con la invasión imperial

Dice mucha gente que hay sueños que se hacen reales, los jugadores de terminales o loterías suelen dar cierta seguridad a algún sueño con números, hay superticiosos que dan importancia a los sueños, piensan en accidentes, muertes o por el contrario la buena suerte, el sueño que preocupa a la madre cuando están sus hijos de por medio, la intuición desarrollada de la mujer, para hacer elucubraciones muchas veces acertadas sobre el amor y la vida hogareña.

Los astrólogos que se atreven a presagiar acontecimientos de toda índole, unos atrevidos que hasta la muerte de los demás vaticinan, ellos viven estudiando los astros y su relación con la naturaleza humana, lo que si sabemos que adivinos, no hay, pero las previsiones y la malicia del ser humano si le acercan a tomar ciertas previsiones para evitar accidentes o desgracias.

Hace unos cuantos años, en el bachillerato de humanidades, que se estudiaba psicología, sociología y filosofía, recuerdo unas líneas de un párrafo de FREUD, que más o menos decía esto: los sueños son las ideas perturbadoras que se almacenan en el subterráneo de la mente, claro estos suelen ser evocación de aquellas ideas o pensamientos que reflejan preocupaciones o también pueden ser felicidad, es decir sueños buenos. Los sueños convertidos en pesadillas, son malas presunciones, alertan o dan indicios de algo que pueda ocurrir, -anoche tuve una pesadilla horrenda- manifiestan las personas que despiertan llorando, tristes, por uno de esos sueños apesadumbrados y ligados con accidentes o hasta la muerte, dentro de la pesadilla todo es trágico, alarmante y negativo.

Es factible entonces que uno tenga pesadillas y sueñe, con la invasión yanqui, al leer, escribir sobre tantos aconteceres y amenazas de guerra que se ciernen sobre nuestra patria bolivariana, ese sueño no es anhelo sortario, es sueño convertido en una fuerte pesadilla, que hace levantar de la cama a cualquiera con la lanza en ristre, como preparándose para la defensa. Sólo que el sueño fue catastrófico que no dio tiempo a nada, la invasión fue sorpresiva, similar a lo ocurrido en Panamá, a la media noche, dormía todo el mundo, el dulce sueño, cuando los aviones lanzaban los bombardeos y la artillería ya estaba en tierra, para el remate fatal, todo una operación rápida y violenta, resultados muerte, desolación, millares de víctimas, sepultados como animales, parecido a lo de Chile, con el asesinato de Allende.

Múltiples razones hay para despertar de un sueño cargado fuertes pesadillas, pues leemos: la América Latina y los Estados Unidos, los grupos y el poder político en los Estados Unidos, de la Seguridad Nacional y su celo despiadado para las alucinaciones de que sus enemigos les amenazan, EE.UU. y la Nueva Doctrina Militar, escrito aquí, por un estudioso y destacado periodista, venezolano, Enrique Contreras Ramírez. Podemos leer la historia de los Estados Unidos y más de 150 invasiones, en nuestra América y el mundo; México dentro de la anarquía de la Revolución mexicana, a principios del siglo pasado se aprovechó para su expansión, Cuba varias veces invadida, Haití, República Dominicana, Nicaragua, Panamá, Guatemala, El Salvador, a Colombia despojado de lo que hoy es Panamá, para apoderarse del Itsmo, y la frase alegre de Theodore Roosevelt. ¨Yo tomé el Istmo¨, construyeron y se apoderaron del Canal hasta que llegó un patriota junto con el pueblo y a largo plazo lo rescataron, además de las invasiones en algunos de estos países permanecieron con sus marines por largo tiempo.

Los sueños y las pesadillas son más graves en nuestras madres que piensan en sus hijos, a las madres no les es fácil dejar de pensar en las consecuencias de una guerra, las informaciones dan cuenta de los desastres por las bombas atómicas lanzadas por el Imperio en Japón, las recientes invasiones a Irak, Afganistán, la mano metida en el golpe de Estado de Honduras, donde la cruel dictadura hitleriana tiene a ese pueblo aterrorizado con persecuciones, toques de queda y la muerte, y conocemos del doble discurso y doble juego del imperio, Irak y Afganistán, millón y más de muertos, destrucción de su acervo histórico, guerra psicológica, lisiados, enfermos, hambrientos, desheredados y vejados, consecuencias de la guerra imperial, en nombre de su seguridad Nacional, lo dañino de su guerra es que primero van con la guerra mediática, calumniando, inventando dramas, alucinaciones, tal fue la doctrina Monroe con el pretexto del peligro europeo sobre la América Latina, la táctica de siempre, mentir, preparar a la gente, las masas para justificar la aplicación del garrote, a Irak, le acusaron de tener armas de destrucción masiva, después que derribaron las torres gemelas, misterio aún, a raíz de ese golpe, salió la guerra contra el terrorismo.

Qué no han inventado los Estados Unidos, por allá en las primeras décadas del siglo pasado la lucha a muerte contra el COMUNISMO, para eso impusieron los dictaduras militares, única manera de frenar a los rojos, hasta condecoraciones recibían; después vino la Revolución cubana, de inmediato surgió el alerta, por primera vez reconocieron que las masas abrían los ojos, y aquel Secretario de Estado Dan Rusk, el Subsecretario, Chester Bowles y el embajador Adlai Stevenson, mostraron coincidencias en que América Latina precisa de una Revolución o de transformaciones equivalentes.

Por primera vez en la vida del hemisferio las masas saben que si son pobres e ignorantes y padecen enfermedades no es por voluntad de Dios, o por haber tenido la desgracia de nacer en una choza, en la meseta peruana o en el nordeste de Brasil ni porque la piel sea oscura. Y ahora vemos que estas masas están exigiendo, con resuelta determinación, justicia social, percibió el imperio que había que utilizar las técnicas de la sociedad moderna, sea capitalista o totalitaria. La cuestión es dar esperanza a los pueblos, a ellos o por lo menos a sus hijos de que tendrán una mejor vida.

Crearon la famosa ¨Alianza para el Progreso¨ como paliativo para frenar las revoluciones, fuimos testigos de tener yanquis hasta en la sopa, en la Administración Pública nuestra, llegaron representantes para contribuir con los programas sociales, auspiciados por la Alianza, firmada entre países latinos. Tal programa también escondía otros objetivos: levantar mapas, hacer espionaje, recabar información, hacer liderazgo capitalista, para diagnosticar los pormenores y capacidad de respuesta de la izquierda latinoamericana, las investigaciones les darían la información para neutralizar los movimientos revolucionarios y así con el apoyo de las democracias representativas montadas después de las dictaduras militares, retardaron los procesos evolutivos del pensamiento político, en esa época su guerra mediática contra el comunismo, infundía mucho temor en las masas, les ayudaba mucho la representación de la iglesia que tenia liderazgo y dominaba sentimientos religiosos.

El sueño convertido en trágica pesadilla, creo estar latente en muchos compatriotas que amamos el sueño positivo y enaltecedor de nuestro LIBERTADOR, que anheló la patria grande para nuestra América, no sumida en la imposición y el saqueo de sus riquezas, Los Estados Unidos son conscientes del daño que han hecho al mundo, y más a nuestra América, nunca ellos nos han ayudado, si hubiese sido así, su mano tecnológica, la retribución de ayuda no de limosna, se habría esparcido por este hemisferio y hoy fuéramos desarrollados, amigos, resaltaría la cooperación en contra de la voracidad y el aplastamiento, las amenazas constantes de guerra y otros tantos males. SI SU DOCTRINA CAPITALISTA FUERA BUENA, no estarían a estas alturas sumidos en una crisis en la que meten en el saco a todos sus aliados y nosotros países subdesarrollados y patio trasero de ellos, no estuviéramos con un despertar, para desligarnos de su imperial forma de gobernar.

EL SUEÑO TRÁGICO DE LA INVASIÓN, se apodera con mayor prontitud, por los últimos acontecimientos promovidos por el imperialismo, el golpe solapado de Honduras, como anuncio previo de lo que son capaces con tal de frenar la libertad, la justicia social y la soberanía de nuestra América, las bases militares en Colombia con la aprobación del Presidente Uribe, presidente de mucha ambigüedad, de entreguismo, de condicional del imperio, de un fiel representante de la democracia representativa, de los pocos que quedan al servicio del Coloso del Norte, una traición a la doctrina del Libertador de cinco Repúblicas, nuestro SIMÓN BOLÍVAR, el que como es sabido los Estados Unidos, nunca han estado de acuerdo con su proyección política para nuestra América.

El imperio es capaz de todo, conocemos su historia y ahora con la crisis quiere aprovechar sus armas nucleares y su poderío militar para matar, para sorprender, su fuerza es esa las armas, la aviación, y de paso ahora anuncian la construcción de una bomba que destruye Bunkers, estas se instalarán en un bombardero más avanzado, penetrador de energía masiva, el bombardero B-2, que no puede ser detectado por radares, el fin justifica los medios, siempre pensando en las amenazas, como ellos agreden, siempre están viendo enemigos por todas partes. Ese aparato estaría listo en el 2010, con una capacidad de 5.300 libras de capacidad explosiva, piensan en Corea del Norte, Irán que tengan armas nucleares instaladas bajo tierra, el Boing tendría capacidad para bombardear bajo tierra. ¿Es esa la democracia, la libertad y la paz de la que se llenan la boca de ser protagonistas? La misma canción de hace siglos, nos defendemos de las amenazas, primero el peligro rojo, ahora el terrorismo y las drogas, y por supuesto quieren sepultar a los movimientos liberadores que chocan con su doctrina hegemónica de la cual se jactan de ser los únicos. LANZA EN RISTRE COMPATRIOTAS, NO ESPEREMOS SORPRESAS, APUREMOS LOS PASOS, OJO AVIZOR, OJO DE GARZA, MORIR PERO NO DORMIDOS, TENEMOS QUE FORTALECER LA ARTILLERIA DEL PENSAMIENTO Y LA ARTILLERIA EN TIERRA, PARA NO SER SORPRENDIDOS, COMO LE PASÓ A ZELAYA.

Mucho cuidado con los traidores en caso de la invasión que cada día está más cerca, revivir el pacto de Rio, la doctrina de la no intervención, en Rio de Janeiro en su artículo 3, decía que las partes contratantes acuerdan que el ataque contra uno de sus miembros es considerado como agresión contra todos. Algún acuerdo más contundente surgirá entre UNASUR, ALBA y los países de nuestra América que no estén condicionados al Norte, caso gobierno Colombiano.

saguete@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1642 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a83842.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO