Elecciones en EE UU, la UCV y en el PSUV

¿Donde está la verdadera democracia?

Una de las acusaciones más vehementes que lanza el imperio estadounidense y, que repiten como loritos sus mercenarios del oposicionismo, es la de que en nuestro país se vive una dictadura y que nuestro Comandante Presidente Hugo Chávez , es un troglodita autoritario y populista; peor aún, como expresara recientemente el probable presidente imperial, si no es asesinado antes, según lo anunciara su compañera de partido Hillary Clinton, el precandidato Demócrata Barack Obama, quien dirigiéndose a la mafia cubano-estadounidense radicada en Miami, les expresara que: “ Hugo Chávez es un demagogo que dirige un gobierno autoritario...” añadiendo más adelante que: “...su predecible y, al mismo tiempo, peligrosa mezcla de retórica antiamericana. Gobierno autoritario y diplomacia de chequera, ofrece la misma falsa promesa que las intentadas y fallidas ideologías del pasado...” considera Obama un acercamiento con Latinoamérica, basado en una agenda que promueva la democracia, resaltando a Colombia, país en que los sindicalistas que se atreven a reclamar los derechos de los trabajadores son asesinado y los opositores al gobierno son acusados de terroristas y ser miembros de las Farc-EP, siendo encarcelados, valga decir, un régimen fascista narcoparamilitar. "Obama en su discurso atribuye a la Revolución Cubana un carácter antidemocrático y carente de respeto a la libertad y los derechos humanos. Es exactamente el argumento que, casi sin excepción, utilizaron las administraciones de Estados Unidos para justificar sus crímenes contra nuestra patria. El bloqueo mismo, por sí solo, es genocida. No deseo que los niños norteamericanos se eduquen en esa bochornosa ética", le responde Fidel Castro, por su parte.

Este mismo libreto, con sus matices, lo repiten en nuestro país, sus voceros del oposicionismo y, en el caso concreto de la Universidad Central de Venezuela, institución educativa devenida en partido político de la derecha reaccionaria, sus autoridades rectorales y el Consejo Universitario, quienes desde la gestión de Giannetto, se hicieron partícipes del golpe de estado de abril de 2002, del paro petrolero, de la Plaza Altamira, continuando en la gestión de Antonio Paris con su movimiento estudiantil de “manos blancas” contra la propuesta de Reforma Constitucional, contra la Misión Barrio Adentro, Yo Sí Puedo, Ribas y Sucre, y consecuente con estas posturas políticas ha sido desde su posición de Decana, y después como Secretaria, la hoy electa rectora Cecilia Arocha. Pero, veamos de qué lado anda la Democracia, tomando en cuenta que en noviembre próximo el imperio estadounidense elegirá su presidente, que la UCV viene de elegir sus autoridades rectorales y decanales y el venidero 1° de junio, el Psuv elegirá sus candidatos y candidatas para las elecciones regionales de noviembre próximo.

1.- La realidad de la Democracia estadounidense o imperial, no es tan brillante como la pintan Obama y los aparatos de propaganda oficial, al pretender presentándonos ellos, como un paradigma a seguir; la igualdad nominal de todos los ciudadanos está en contradicción con las desigualdades reales de la sociedad estadounidense; los que tienen la riqueza poseen mucho más poder que el resto de la población, constituyen una oligarquía que ejerce una tiranía social tras la fachada de una democracia representativa. El gobierno estadounidense hoy, está dirigido y compuesto por verdaderos sirvientes de las grandes corporaciones. El mecanismo fundamental, a través del cual mantienen el control sobre el país y la dominación sobre una gran parte del planeta, es el sistema bipartidista. Los partidos Republicano y Demócrata están comprometidos en la defensa del orden imperialista, la clase dominante utiliza para sus propósitos, ambas maquinarias partidistas. La concentración sin precedentes del poder económico, política y militar en las corporaciones gigantescas, de riqueza privada y el mando exclusivo que los monopolistas buscan sobre las esferas decisivas de la vida de los estadounidenses, se contraponen a la extensión de los derechos e instituciones democráticas.

Un hecho que refleja el carácter excluyente, de los sectores medios y bajos de la población estadounidense, de los procesos electorales que se realizan en el imperio, tiene que ver con el hecho de que para poder aspirar a ser candidato a algún cargo de elección popular, se requieren cientos de millones de dólares, de hecho en su libro “Mi Hermano Lyndón”, de San Houston Johnson, declaraba: “Cuando un candidato tiene que procurarse muchos miles de dólares de un único pez gordo, ¿puede nadie creer seriamente que tales grandes contribuyentes están meramente interesados en el buen gobierno?. No hay un solo alcalde, consejero, legislador de Estado, gobernador, congresista, presidente o cualquier otro cargo electivo de este país, que no haya recibido aportaciones de algún pez gordo que espera un contrato con el gobierno para más tarde...”, la propia política, es un gran negocio en los EEUU; los presidentes y demás funcionarios electos en el imperio, nacen del pecado original de la corrupción empresarial que los financia.

Otro hecho que desnuda la Democracia estadounidense, es que allá no gana el candidato que saca la mayor cantidad de votos, sino aquel que logre controlar los colegios electorales, es decir, una votación de segundo grado, no directa.

2.- La realidad democrática en la Universidad Central de Venezuela, se evidencia en su sistema electoral altamente excluyente, originario de la Ley de Universidades decretada por la Junta de Gobierno liderada por Marcos Pérez Jiménez, que crea un claustro universitario tripartito para elección de las autoridades universitarias, integrado por la totalidad de los profesores Asistentes, Agregados, Asociados, Titulares activos, jubilados y honorarios, más representantes electos por cada cuarenta estudiantes regulares, más cinco egresados por cada Facultad. Se excluyen a los profesores instructores, a los alumnos “no regulares” y al personal administrativo, técnico y los obreros. Con la reforma de esta Ley, bajo la toma militar del campus ucevista por parte del gobierno “democrático” de Rafael Caldera en 1970, se mantiene el mismo sistema de claustro tripartito, se pondera ahora el voto estudiantil al 25% de los votos del personal docente y de investigación, atando con ello, el voto estudiantil al del profesorado activo y jubilado, manteniéndose la exclusión a los profesores instructores, empleados y obreros. Valga decir, que el actual sistema electoral universitario además de excluyente y plutocrático, es resultado de violentas violaciones a la autonomía de esas universidades que hoy se enorgullecen de esta Ley.

Además, se crea un sistema de doble vuelta, valga decir, que los candidatos que no obtengan la mayoría más un voto, pasan a una segunda vuelta, como pasara en estas elecciones en una Facultad determinada, en que dos candidatos de oposición terminaron 89 a 90, y una tercera candidata favorable a la Revolución sacó un poco más de 40 votos; así que se procedió a convocar una segunda vuelta. Pues bien, uno de los candidatos oposicionistas, el que tenía 89 votos, ganó con 124 votos, saque usted de donde sacó esos votos; seguramente, pronto veremos las causas de tal apoyo en Coordinaciones o Direcciones concedidas a este grupo que dice apoyar al Proceso Revolucionario en curso, valga decir, esta autoridad nace legitimada no por los electores y electoras, sino por un acto sublime de corrupción, representado por un acuerdo político en que una parte le concede a la otra, cuotas de poder, así se reparte la universidad; y todavía hay unos descarados que se atrevieron a plantear el año pasado, para oponerse al 109, que los trabajadores no podían votar porque esas elecciones eran un acto académico, vaya academia!. Pues bien, como vemos este es un sistema electoral que propende a la corrupción y, a los y las compatriotas que se dicen afectos al Proceso, me permito recordarles las sabias palabras del camarada Carlos Escarrá en el acto de juramentación de precandidatos en Valencia: “El Socialismo no se construye con pactos con la derecha, ni manteniendo lazos del pasado. El Socialismo lo construyen las mujeres y hombres comprometidos con la revolución...”

Además de excluyente y pro corrupción, como la democracia estadounidense, el sistema electoral universitario requiere de inmenso gastos de recursos para la difusión de los rostros de los candidatos y las candidatas, pongo como ejemplo la fiesta que concediera uno de los candidatos en un lujoso hotel de este de Caracas, para los jubilados, que según cifras aportadas por la inteligencia social, el gasto pasa de los 150 millones de bolívares viejos, para congraciarse con este sector del profesorado que ha pasado a ser el decisivo a la hora de elegir autoridades universitarias.

Por ser excluyente, la masa estudiantil en esta oportunidad se abstuvo en un 70% y el sector profesoral en un 47%, pese a que el voto según la Ley de Universidades es obligatorio y contempla sanciones, lo que debe llamar a las nuevas autoridades a reflexionar sobre lo que está pasando y sus posibles causas.

3.- La realidad democrática del País y del Psuv, se basa en los contenidos de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (C.R.B.V.), que contempla la Revocatoria del Mandato a los gobernantes y funcionarios electos, la obligatoriedad de éstos, de rendir cuentas a sus electores y, la premisa que hoy aplica el Psuv contenida en el 67 de la C.R.B.V.: “Todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de asociarse con fines políticos, mediante métodos democráticos de organización, funcionamiento y dirección. Sus organismos de dirección y sus candidatos o candidatas a cargos de elección popular serán seleccionados o seleccionadas en elecciones internas con la participación de sus integrantes...”, siguiendo esta línea trazada por la Constitución, el Comandante Presidente Chávez, como presidente del Psuv, ha delineado en conjunto a la Dirección Nacional de este partido revolucionario, todo un proceso democrático sin precedentes en la historia de nuestra patria, para la selección de los candidatos y candidatas que el Psuv presentará al electorado para las elecciones de Alcaldes y Gobernadores de noviembre próximo. Han sido convocados a participar, nada más y nada menos, que 5.722.017 inscritos en las filas de esta novel organización, y se han inscritos como aspirantes a candidatos o candidatas de la organización 5.039 personas, sin exclusiones, cifras que hablan por sí solas del carácter altamente participativo de esta jornada partidaria. El proceso se ha desarrollado en un ambiente de camaradería, y el partido se ha encargado de garantizar a todos los aspirantes, igualdad de condiciones en los debates y la difusión de sus ideas, es la democracia directa en acción, a la que comenzamos acostumbrarnos los venezolanos y venezolanas. El Chávez autoritario, se desmonta con esta jornada democrática que hoy se desarrolla a lo interno del Psuv. Sí esto es autoritarismo, no hay duda que a Obama, también Chávez lo volvió loco, si esto no es Democracia, entonces en los EEUU y la UCV lo que hay es dictadura. El mundo al revés de Galeano, como dijera nuestro Comandante Presidente.


henryesc@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1625 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a57675.htmlCd0NV CAC = Y co = US