El marchante de la guerra

“Lo llamaban ‘el señor de la guerra’. Sus negocios causaron la muerte de un sinnúmero de personas. Auspició genocidios, matanzas colectivas, terrorismo, guerras civiles y sus redes de conexión llegaron, quizá, a todos los confines de la tierra. / … / Su historia luce escalofriante a la mirada colectiva, pero bajo esta premisa se esconde la avidez de un hombre que capitalizó la muerte y obtuvo interese a través de la codicia.”

¿Cree usted que es la reseña del actual Presidente de los Estados Unidos, una vez que dejado el cargo sea sometido a juicio por un Tribunal Moral Internacional en el cual ni él, ni su grupo, tendrán influencia maléfica alguna? ¡No! Son párrafos extraídos de una noticia del diario El Universal de Caracas, Venezuela, intitulada “El marchante de la guerra vendió su final”, publicada este domingo nueve de marzo del dos mil ocho. Referida a la captura de Víctor Bout, el ruso considerado por los Estados Unidos como “el mayor traficante mundial de armas” (!).

No se requiere ser especialista en nada para comprender que dicho texto proviene de Washington, y el calificativo de “el mayor traficante mundial de armas”, es la primera contradicción de la noticia, porque debió agregársele que tal clasificación sólo lo obtiene considerando en primer lugar al país que lo buscaba desesperadamente por afectar sus ingresos en el mismo negocio. El segundo –discúlpenme que me ría– es que “el computador de Reyes dio las pistas necesarios (sic)”.

“Sus armas favoritas eran… la AK-47 y la Kalashnikov, que logró distribuir en África, Europa y sus principales mercados” –agrega la noticia–. Es probable que “el computador de Reyes” incluya una copia digitalizada de la factura firmada por Bout, cancelada por Chávez y confirmada su recepción por Marulanda, de las armas que le fueron entregadas al FARC’s y las cuales “aparecerán oportunamente”, para respaldar la demanda de Uribe contra Chávez ante la Corte Internacional de La Haya; si es que “la halla”.

La segunda contradicción surge en relación con otras noticias que circularon por el mundo indicando que la captura de Bout se debió a una trampa tendida por los servicios de inteligencia que engañaron al traficante haciéndole creer que la FARC’s deseaban realizar nuevamente negocios con él. Se supone que de acuerdo con la información de la computadora.

El hombre cuya flota de aviones transportaba flores, realizaba sus negocios de manera “tan limpia” que nunca dejó indicios para acusarlo; pero, “fue tan bruto” que no leyó las noticias sobre la muerte de Reyes y la recuperación de su computadora blindada, la cual podría involucrarlo. Además de que el plan para su captura fue desarrollado y ejecutado en cinco días. En un lapso menor, ocurrirá lo que a los carteles de Cali y Medellín: ¡surgirá un número mayor para sustituirlo!

Ni apoyo a la guerrilla, ni defiendo al traficante de armas; pero, ¡por favor! ¿Qué les hace creer que somos estúpidos? ¿Es que acaso ese es el principio de actuación de los servicios de inteligencia del Matón del Barrio Planetario? ¿Es que los “narco-noticias-traficantes” ya ni siquiera revisan el contenido de lo que se les ordena publicar? No han terminado de explicar las contradicciones en torno a la muerte de Reyes, cuando ya están desinformando sobre la captura de Bout.


luiserangel@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1987 veces.



Luis E. Rangel M


Visite el perfil de Luis Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: