Informe confidencial (XV)

Ante la violación de la soberanía ecuatoriana y los acontecimientos desencadenados consecuencia de las operaciones militares de tropas colombianas, la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia –CUT-, se pronuncia:

a. Es una reprobable realidad que el conflicto interno padecido por el país en más de 40 años, ha causado muchas víctimas en combate e involucrado a miles de hombres, mujeres y niños de la población civil;

b. Las operaciones militares adelantadas recientemente en la frontera con Ecuador, han suscitado un unánime rechazo internacional por la violación de la soberanía territorial de la hermana república. La aplicación de la política de “seguridad democrática” que viene imponiendo el presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez, no tiene miramiento con el derecho público internacional y la coexistencia pacífica de las naciones. Ante los argumentos esgrimidos por el gobierno colombiano, nuestra Central deja claro que no cabe justificación alguna para una agresión de tal naturaleza;

c. La CUT considera que a pesar de los acontecimientos en mención, seguimos impulsando el acuerdo humanitario que le abra las puertas a una solución política negociada al conflicto interno. Frente al conflicto con Ecuador y Venezuela, demandamos diálogo y salidas diplomáticas y concretamente urgimos por el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y comerciales con Ecuador;

d. Ante el deterioro de las relaciones diplomáticas con las naciones vecinas demandamos mesura y ponderación de las partes, búsqueda de espacios multilaterales como la OEA, la ONU y países amigos, que contribuyan a mejorar el clima y recomponer dichas relaciones entre países hermanos;

e. Rechazamos las expresiones o manifestaciones que estimulen una confrontación bélica entre nuestros países y hacemos un llamado a los pueblos hermanos y en particular al movimiento sindical para que desarrollemos todas las acciones necesarias para alcanzar el respeto a la soberanía de nuestras naciones, el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y comerciales y la hermandad de nuestros pueblos.

Mientras voces autorizadas en Colombia (caso del ex presidente Samper), sostienen como improcedente e inconveniente la intención neogranadina de llevar al Presidente Chávez a la Corte Internacional Penal, pues saben que no prosperaría tamaña patraña; en paralelo, fuentes asociadas a los laboratorios de guerra sucia (ya lo habíamos denunciado en anterior trabajo podía ocurrir), pusieron a correr en la net internacional una infamia según la cual Chávez sería el culpable del asesinato del comandante guerrillero, Raúl Reyes, consecuencia de una presunta llamada suya detectada por los satélites de sus aliados.

A continuación reproducimos parte del texto de la declaración de un presunto oficial del ejército colombiano. Texto. “Una llamada que habría hecho el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, al portavoz internacional de la guerrilla de las FARC, Raúl Reyes, permitió al Ejército colombiano ubicar el campamento donde se encontraba el líder insurgente en la zona fronteriza con Ecuador, donde fue dado de baja junto con otros 20 rebeldes el pasado sábado”... "Emocionado por la liberación de los cuatro secuestrados el presidente Chávez se apresuró a llamar ese día miércoles a Raúl Reyes, para comentarle que todo había salido en perfectas condiciones"... “los servicios de inteligencia captaron la señal de la llamada e hicieron el rastreo técnico y establecieron que Reyes se encontraba cerca de la frontera con Ecuador y empezaron a seguirlo”...

Ambigüedad. Por su parte, al Ministro de la Defensa colombiano se le enredó el papagayo al ser entrevistado por CNN donde terminó desmintiendo su propio cuento de la llamada telefónica y acabó indicando que ésa “era una fábula”. Entonces, ¿en qué quedamos? Lo malo no es que él se “enrede” (la mentira tiene piernas cortas), sino que los medios locales, nacionales e internacionales quienes se hicieron eco de esa hoya mediática, quedaron como mentirosos. Eso les pasa por especuladores.

La verdad es, que ellos no quieren la paz. El Plan Colombia es un gran negocio tanto para Uribe y sus socios internos, como para sus mentores estadounidenses quienes le apañan sus “horrores” a cambio de droga; lo abastecen con pertrechos militares de primera línea y una cantidad de miles de millones de dólares anuales dizque para combatir el narcotráfico y en vez de ellos resolver su problema interno, como sostiene el Presidente ecuatoriano, lo que hacen es empujar a las fuerzas insurgentes hacia sus fronteras o las de Venezuela, obligando a ambos países a que desvíen recursos fiscales que bien podrían ser destinados a mitigar el hambre y la miseria. Los “perros de la guerra” que también se lucran del Plan Colombia se encuentran tras este tipo de aventuras.

OTRA. Mientras todo esto ocurre en nuestro Continente, en Estados Unidos, un grupo importante de ciudadanos del estado de Vermont, luego de la realización de una encuesta regional, determinaron solicitar oficialmente la captura del presidente George W. Bush y del vicemandatario Richard Cheney, acusados ambos de violar la Constitución. A tales fines, se ordenó fueran detenidos en caso de ingresar éstos en territorio de ese estado.

Sarcasmo. La estrategia de convertir a los agredidos en agresores y a los matones en víctimas, es la nueva táctica de la Casa de Nariño. En ese sentido, la media internacional controlada por el imperio hace correr notas de prensa según las cuales el Presidente Chávez aseguró que “es inevitable un conflicto con USA”.

Tamaña mentira debe ser detenida con estrategias comunicacionales que estamos seguro sabrán delinear desde MCI, conjuntamente con nuestra Cancillería. Para ello, el apoyo de medios alternativos y emisoras amigas no controladas por las transnacionales de la información será determinante ya que ellos no son parte de la guerra de IV generación que el imperialismo en su actual fase emprende contra el mundo todo.

Es perentorio hacer saber (por medio del el ALBA, Mercosur, Grupo de Río y otras instancias amigas), sobre la barbarie cometida que se sabe podría repetirse en cualquiera de nuestros países. Alertamos que, existe una intensión de producir un bloqueo mediático planificado y ordenado por los oligarcas mundiales, para que la humanidad no se pronuncie y la administración BUSH-URIBE, quede impunes y las víctimas de la saña perpetrada por ellos, terminen siendo calificadas de agresores.

Por cierto, la maniobra de la “computadora fantástica” puede ser desmontada mediante un micro (que se difunda en varios idiomas a nivel internacional), en el cual expertos pirotécnicos determinen de manera didáctica, la imposibilidad que un aparato de este tipo “sobreviva” a un bombardeo. Estamos seguros que se puede escenificar un ambiente similar a fin de constatar sobre la maniobra cobarde. Del mismo modo, la televisora del Estado (muy acertadamente), ha venido difundiendo una sátira “Profesor Lupa” mediante la cual se desmonta el bodrio de la computadora de Uribe. Recomendamos su edición (al menos en tres idiomas), para que la comunidad internacional por distintas vías –incluida la net- conozca información distinta de la “entuban” desde los centros mediáticos imperiales.

PDVSA. Pese al apoyo obtenido desde la OPEP, la situación con la Exxon-Mobil sigue en incertidumbre y el tribunal invocado por la contra parte, ratificó su fallo en el marco de la tesis de extra territorialidad que nunca debió ser admitida. Insistimos, aceptar el reclamo de la trasnacional en los términos expresados es permitir se vulnere la soberanía nacional.

Alertamos. La Exxon-Mobil gestiona para que sectores políticos (interno) y privado internacional vinculados al petróleo, se sumen a su estrategia de someter a Venezuela a fin de garantizar que la participación privada sea mantenida en el negocio del petróleo o de lo contrario, “el gobierno se debilitará”. O sea, volver a la figura de las empresas mixtas.

En otro orden pero en la misma idea, conocedores de la materia denuncian como inconstitucional, el Acuerdo vigente suscrito entre PDVSA y la empresa india, ONGC para explotar el área San Cristóbal ubicada en la Faja del Orinoco donde se continúa practicando la figura de las “empresas mixtas” entregándoseles el 40% de nuestros recursos a ése ente extranjero. Que sepamos, la orden es garantizar la soberanía nacional.

“Algunos servicios de inteligencia cuando sus presidentes no son capaces de controlarlos, toman vida propia y terminan actuando en función de intereses distintos y subalternos a los que soportan su razón de ser y creación”. Lo anterior lo afirma un experto quien nos indica, “no cabe la menor duda que se produjo una fuga de información que permitió a la contrainsurgencia planificar la cacería del hombre autorizado para entregar a la Señora Ingrid Betancourt desde el campamento que a tales fines se habría levantado del lado Ecuatoriano”. El experto nos termina diciendo, “Con la acción mediante la cual ultimaron al segundo hombre de las FARC, se buscó afectar varios objetivos. Primero, el referido al proceso de integración y así terminar imponiendo la vía de la negociación bilateral (valga decir, USA con cada país a la sombra del ALCA); y segundo, continuar descalificando al Presidente Chávez pues su condición de facilitador les pone cuesta arriba la tarea de sacarlo de circulación en tiempo perentorio”.

“Los otros no menos importantes, sería lograr movilizar la estructura de mando de las FARC para colocar posiblemente una ficha de ellos”.

Esta reflexión última, me recuerda el período insurgente venezolano y cómo los órganos de seguridad operaban de ese mismo tenor para infiltra las estructuras de mando de las organizaciones revolucionarias quienes por esa vía, fueron poco a poco desmontadas y las que no desaparecieron, terminaron operando al servicio de ciertos intereses en función de agendas que nada tenían que ver con la razón de su creación. La historia de las luchas del pueblo, están preñadas de aciertos y miserias.

En ese sentido y a los fines didácticos respectivos, me permito recomendar la lectura de un viejo libro (que nunca ha dejado de tener vigencia), intitulado, “Lo que todo revolucionario debe saber sobre la represión”. Escrito en el año 1925 por Víctor Serge, de cara a la revolución bolchevique (1917), a propósito del desmantelamiento de la policía secreta del Zar que a juicio de los jefes de ese proceso debía rehacerse (hoy nosotros hablaríamos de reingienería o reestructuración), en función de los máximos intereses del Estado.


(*) Politólogo e Internacionalista

Magíster en Seguridad y Defensa

monlan2001@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2388 veces.



Manuel José Montañez Lanza (*)


Visite el perfil de Manuel José Montañez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: