Diálogos políticos

Democracia destrozada

Miss Condolencia’s.

– ¿Por qué, Don Buche? ¡Si no se me ha muerto nadie!

–Doña’rroz, debe mejorar su “spanglish”, para asignarle una misión muy especial.

– Disculpe, Don Buche: ¡La misión más especial que usted me ha encomendado es la mantener la guerra del Medio Oriente! No creo que haya otra que la supere.

–Sí, Doña’rroz; estamos perdiendo la guerra de la democracia con “El Chavo” de Venezuela...

–Usted querrá decir “El Chávez de Venezuela”

–Ya comienza a entenderme; pero, no del todo. Se nota que usted no ve la televisión de nuestro patrio trasero.

–“El Chavo” es un personaje que se presenta inofensivo; pero, cada travesura suya afecta la vecindad. Igual nos está ocurriendo con Chávez. Cuando asumió la Presidencia por primera vez, nos reíamos por creer que no sabría que hacer con el gobierno. Después; nos reíamos de pensar que no duraría mucho tiempo. Le aplicamos “el manual” para salir de los jefes de estado que no acatan nuestras instrucciones; pero, no se como logró salirse con la suya. ¡Eso no es para reírse! Ese “manual” debemos corregirlo, antes de aplicarlo en Bolivia; Ecuador y Nicaragua. Chávez parece que va a cumplir su amenaza de durar más tiempo en el poder que yo. ¡Bueno, cómo el mismo dijo, “por ahora”, porque aún me queda tiempo para sacarlo, antes de que yo me vaya!

–Pero, Don Buche, “el manual” lo estamos aplicando igual en todos los países. A Chávez lo acusé de destructor de democracias. A Morales le promuevo las huelgas y los movimientos independentistas.

–Lo lamento, Doña’rroz; pero no le han salido bien las cosas. Hasta un acérrimo adversario de Chávez declaró que usted era una mentirosa; además, debemos reconocer que en cuestión de democracia nos llevan la delantera. ¡Yo no me atrevería a convocar un referendo para consultar si los estadounidenses están de acuerdo con la guerra!.. ¡Menos aún, sobre mi permanencia en el gobierno!

–Tiene razón, Don Buche; presumimos de doscientos años de democracia; sin embargo, no hemos evolucionado en lo más mínimo: ¡Todavía elegimos al Presidente por representantes! Deberíamos mostrar signos de evolución política y estudiar la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela...

– ¡Ni se le ocurra mencionarla! Si no fuera por los representantes, no estuviéramos aquí. No debemos mostrar ningún signo de reconocimiento político, porque entonces estaríamos perdidos. Bastante daño nos hizo con su discurso en la ONU.

–A mí no me parece.

– ¡Cómo no! Fue más astuto que nosotros y nos inoculó un virus político.

– ¿Virus político?

–Las ideas de Noham Chomsky. No es igual que otros digan que somos una amenaza para el planeta, a que lo afirme un ciudadano estadounidense de cierto prestigio intelectual. Antes, mucha gente no sabía que existía; ahora, lo leen millones y eso es un problema inmediato, porque refuerza una tercera opción de poder. “Por ahora”, sólo nos lo intercambiamos, sin ninguna trascendencia. Ha dado resultado aquí, y en todos los países donde lo hemos aplicado.

– ¿Qué debemos hacer, entonces?

–No podemos eliminarlo abiertamente; porque, no se puede negar que “el hombre” tiene apoyo en el mundo, y nuestra imagen política ya está muy deteriorada.

– ¿Y si le aplicamos el procedimiento Arafat?

–Ya todo el mundo lo conoce; él también está prevenido.

– ¿Qué sugiere, Don Buche?

– ¿Los invadimos, Doña’rroz?

–Provocaríamos un Vietnam internacional en nuestro patio trasero.

–Ahora soy yo quien no la entiende.

–Son cuatro las razones básicas que lo impiden; está mejor preparados para una guerra asimétrica que cualquier país en el mundo; debemos proteger el suministro petrolero; su estrategia de inversiones extranjeras nos complicaría los ataques a instalaciones estratégicas, porque nuestros mísiles de precisión no nos han funcionado; por último, todos los terroristas del mundo querrán venir a pelear contra nosotros.

– ¿Qué hacemos, entonces?

–Aplicar el “manual”; así no esté corregido.

– ¡Pero no nos está dando resultado! Usted lo acusó de “destructor de democracias y economías” y salió con las tablas en la cabeza. Le está transfiriendo el poder al pueblo, mientras el nuestro ya no tiene ninguno; su economía crece, mientras “nuestro submarino se hunde”. Tratamos de crear un desabastecimiento alimentario y respondieron con una rapidez sorprendente; el “manual” indicaba lo contrario.

–Nos quedan tres recursos inmediatos.

– ¿Cuáles?

–Intervendremos para bajar los precios del petróleo...

– ¡Con los precios del petróleo no se metan!

– ¿Por qué, Don Buche?

– ¿Quieren que nuestras empresas disminuyan sus ganancias?

– ¡Está bien! Descartaremos esa medida.

– ¿Cuáles son los otros dos?

–Daremos instrucciones a nuestras empresas que comercian con Venezuela para que incrementen sustancialmente los precios de sus productos y así podamos extraer la mayor cantidad de recursos financieros y producir una quiebra a su gobierno...

–Me gusta esa idea; dígales, también, que reduzcan los suministros para crear una crisis. ¿Cuál es el otro recurso?

–Continuar financiando a nuestros afectos locales para que puedan aprovechar cualquier circunstancia y atacar el gobierno de Chávez en todos los terrenos. Aunque está en pleno derecho de no renovar la concesión del canal, lo acusaremos de amordazar los medios de comunicación.

–El nos señalará la aplicación nuestra de la “Ley Patriota”. Nuestros aliados se encuentran muy divididos. No sabríamos a quien entregar el dinero, porque todos quieren su parte. ¿Qué pasó con los saboteos del sistema eléctrico y las comunicaciones internas?

–Su SIP está funcionando mejor que nuestra CIA.

– ¿S-I-P?

– ¡Sistema de Inteligencia Popular! Tratamos de aplicar los saboteos en las elecciones pasadas, y no lo logramos. Consideramos la posibilidad de emplearlos desde aquí en adelante y compró rápidamente dos empresas claves para mejorar su sistema de defensa.

– ¿Qué hacemos ahora, Doña’rroz?

– ¿Renunciar?

– ¡No, nunca!

– ¿Por que perderíamos el control directo del negocio petrolero y la venta de armamento?

– ¡Por que no le voy a dar el gusto –“por ahora”– de que él permanezca más tiempo en el gobierno que yo!


luiserangel@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2163 veces.



Luis E. Rangel M.


Visite el perfil de Luis Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: