La envidia disfrazada de sonrisa

"Las guerras no han sido, como suele justificarse, por la libertad ni para garantizar la democracia y bienestar de los países a los que EEUU ha invadido, sino simplemente «por petróleo»"

KAMALA HARRIS, vicepresidenta de EEUU

"¡Camarita, camarita!… En días pasados escuché «Que la vida nos libre de los lobos vestidos de ovejas; de la envidia disfrazada de sonrisa y la falsedad disfrazada de amigo»", fue el comentario con el que me recibió Anacleto. "¿A quién le escuchó eso, camarita?" fue mi pregunta de inmediato. "No recuerdo si fue en una serie turca, en un reportaje periodístico o si lo leí en un artículo de opinión. Lo cierto es que eso se me ha quedado grabado en la mente y me ha puesto a pensar. ¿Por qué nos atacan tanto?, ¿por qué somos el centro de todas las falsas noticias que generan las cadenas de desinformación de la derecha internacional?, ¿por qué Porky y sus lamezuelas no hacen sino hablar mal de Venezuela, país que le ha dado cobijo, protección y apoyo a más de seis millones de sus connacionales sin pedir ayuda internacional para hacerlo? ¿por qué en el seno de la UE, algunos de sus miembros le recriminan su doble moral e hipocresía en el trato para con Venezuela y sus asuntos internos?, ¿por qué se tuvo que llamar a los representantes diplomáticos de algunos países y leerles la cartilla con aquello de «si Uds. no reconocen nuestro gobierno, nosotros tampoco reconoceremos el suyo»?, ¿por qué se tuvo que expulsar del país a la representante de la UE pero seguimos teniendo embajadores de España, Francia, Portugal, Reino Unido, Perú, Chile y otros, que tanta vaina nos echan y dicen no reconocer ni a nuestro Presidente ni a la nueva Asamblea Nacional? Camarita… puedo seguir planteando preguntas mil y más días, y nunca acabaría. Lo cierto es que la envidia es mala consejera y a mi entender, eso es lo que está ocurriendo. Venezuela no es sólo una extensión geográfica bañada de innumerables y valiosos recursos naturales, como el petróleo, torio, aluminio, bauxita, tierras raras, gas, hierro, coltán, oro y diamantes, y otros tantos más. El recurso más importante es el aguerrido, valiente y echa´o pa´lante pueblo venezolano; el hombre y la mujer criolla que luchan y resisten todos los embates del enemigo de la patria, malinche incluida. Ellos saben que están equivocados y aun así siguen las instrucciones del amo gringo, al que únicamente le interesan los recursos naturales y desprecian al recurso humano". Le dio un jalón al cigarrillo en su boca, hizo un par de aros de humo y continuó: "Por eso el grueso de los funcionarios de alto gobierno de EEUU se llenan la boca con amenazas de más sufrimiento y sanciones contra Venezuela y su pueblo. Dicen «querer ayudar a los venezolanos» a recuperar la «democracia» y colocan un monigote como «presidente interino», que además de ladrón, embustero y terrorista, es arrastra´o. Son la falsedad disfrazada de amigos y se hacen los que no entienden que en Venezuela la democracia significa la voluntad del pueblo expresada en elecciones. Y un pueblo en resistencia es rebelde siempre, sumiso nunca. O sea".

Sí, es verdad… Venezuela es un país bendecido con riquezas naturales de enorme valor y de relevante importancia para nuestra economía. Tenemos la mayor reserva de petróleo certificada del mundo, pero también tenemos reservas de bauxita, carbón, coltán, gas, hierro, oro, diamantes, plata, torio, plomo, estaño, manganeso, níquel, titanio, mercurio, tungsteno, caolín, fosfato, cobre, cromo, amianto, sal, magnesita, mica y pare de contar. De hecho, según la canadiense Gold Reserve, tenemos una de las minas de oro más grandes del mundo que contiene 25.389 millones de onzas de oro. Pero ha sido en los hidrocarburos en los que se ha sustentado la mayor parte de la economía nacional. También tenemos la fortuna de contar con una biodiversidad biológica enorme, suficientes reservas de agua, suelos de vocación agropecuaria y forestal, escenarios paisajísticos de proyecciones turísticas internacionales. Tenemos de todo y eso ha hecho que algunos opinen que "esa es la maldición" nuestra, porque esa riqueza ha despertado la voracidad del imperio del mal, EEUU, y su obsesión por dominarnos para apoderarse de ellos, como la de sus aliados europeos.

Pero no sólo a ellos; ha despertado la envidia de muchos de nuestros vecinos que ven como sus carencias pudieran ser cubiertas con nuestros recursos. Sobre todo, Colombia, que sólo durante un corto tiempo produjo café y desde hace décadas vive de la producción y "exportación" de droga, ocupando el primer lugar en el mundo. Su narcogobierno odia a Venezuela porque no les permite usar nuestro territorio ni el espacio aéreo para su negocio de narcotráfico. Súmenle odio santandereano, por la envidia de ese traidor al hombre más grande que haya parido nación alguna, Simón Bolívar, y tendrán el cuadro completo. Sí, porque fue Bolívar el que los libertó del yugo español. Olvidan que hemos recibido más de SEIS MILLONES de sus connacionales sin gritos ni alharacas, y sin pedir ayuda a nadie les hemos atendido como a los nuestros. Pero así gobierna la rancia oligarquía santandereana: pan y circo, y falsos positivos. ¿Cuántos muertos y desaparecidos van desde que se iniciaron las protestas, por cuenta de la dupla Porky-Don Varito? ¡Y se quieren comparar co Venezuela!

La envidia es mala consejera, y más aún si es apoyada por panfletos como la revista "Semana" que sacó una portada con el titular: "Colombia amenazada", para referirse a las JUSTAS y PACÍFICAS protestas del pueblo colombiano criminalizándolas, tapando que son funcionarios del gobierno, infiltrados, los generadores de violencia y así justificar la represión y los asesinatos. Cuando las guarimbas en Venezuela, su titular fue: "Venezuela: estallido social" argumentando que era una "lucha por la libertad y la democracia". ¡Vaya cinismo! Pero es que su esquizofrenia no termina allí. Ahora Nico es responsable de los disturbios en Cali, Bogotá, Cartagena, etc. y hasta "han visto" a "venecos" infiltrados. Para colmo, el chueco traidor viaja a Miami y dice lo mismo. Es decir: según ellos nos estamos muriendo de hambre pero tenemos recursos para financiar revueltas en Perú, Ecuador, Colombia y Chile, dos mentiras más grandes que la bola´el gas. Lo que falta es que Netanyahu salga a acusarnos de suplir armas a los palestinos y justificar el bombardeo, por más de 50 horas seguidas, a Gaza. ¡O sea!

Estamos claros que la falsedad disfrazada de amigo es el pan nuestro de cada día de los politiqueros, especialmente de los cipayos criollos, de los gobiernos europeos y del Cartel de Lima. No estaba claro en el papel que representan ante el gobierno de Nico y de pronto recordé la traición permanente de los diplomáticos gringos, ingleses, franceses, alemanes, etc. durante el sultanato de Abdulhamid II, por allá entre los años 1876 y1909. En lo que no estoy claro son las razones de fondo que tiene el gobierno nacional para darles el "placet" a quienes OFICIALMENTE lo desconocen. Entiendo que a países como Portugal, España y hasta la misma Francia, por nombrar algunos, ya se les pasó el tren y van de a pa´tras como el cangrejo. Pero permitirle a sus diplomáticos desconocer a nuestro gobierno y aplicarnos sanciones en el seno de la UE, en Bruselas, y que gocen de privilegios en territorio nuestro, es algo inconcebible. Saben que si nos dejan trabajar tranquilos los pasaríamos en menos de diez años, ya que tenemos con qué, lo que sería una puñalada para su sistema totalitario fascista.

Aquí hubo guarimbas, intentos de golpes de estado, intentos de magnicidio, amenazas de invasión, "sanciones" y bloqueos ilegales y unilaterales que violan tratados y leyes internacionales, robo de bienes de la nación, terrorismo, "interinato" y pare de contar, para acabar con los gobiernos, primero de Hugo Rafael y ahora de Nico, sin lograr doblegarnos. Por eso somos una "amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de los EEUU", porque no nos dejamos torcer el brazo. Sin embargo, ellos siguen tratando, cueste lo que cueste, y a expensas del bienestar de las familias venezolanas. Con amigos como esos, porque dicen ser amigos de los venezolanos y querer lo mejor para ellos, ¿quién necesita enemigos? Somos la envidia de muchas naciones que jamás osarán levantarle la voz al "amo blanco del norte" porque sufren del síndrome del "tío Tom".

#ChávezViveLaLuchaSigue



Esta nota ha sido leída aproximadamente 904 veces.



Luis Semprún Jurado

Profesional, productor audiovisual, co-productor y co-moderador del programa radial El Ojo de la Ciudad en Maracaibo, estado Zulia

 luissemp2003@gmail.com      @luissemp

Visite el perfil de Luis Semprún Jurado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: