Brisas Bolivarianas llegan a las Grandes Ligas

Jamás imaginaría el impresentable uruguayo y secretario general del ministerio de colonias del imperialismo, Luis Almagro, que su desafortunada frase, con la cual pretendía culpabilizar al Hno. Presidente Nicolás Maduro de los eventos, grandes eventos, que sacuden la conciencia del colectivo americano, expresado en enormes y poderosas protestas de los pueblos de la América toda, y que han sacado -por la vía electoral- del poder al corrupto Macri, hecho retroceder en su pretensión de implementar un paquetazo contra el pueblo ecuatoriano al arrastrado de Lenin Moreno, y secar al otrora "oasis" de la felicidad que era Chile, y los propios chilenos y chilenas, no lo sabían. Mientras, en Colombia, se encargaría de echar de los corazones de ese pueblo, con votos, a los herederos de la narco parapolítica Uribe y porki-Duque, quienes recibieron el mayor descalabro electoral en toda la historia de existencia que tiene esa banda delictiva gobernando en Colombia, asesinando pueblos enteros y conspirando contra la paz en Venezuela. Pero, la brisa bolivariana no llegaría hasta allí, pues sus coletazos arribarían hasta el norte de la América y Haití la de Petión, Honduras la de Morazán y Panamá la de Torrijos, no se quedarían quietas al escuchar el llamado a la batalla de la diana Carabobo, y hoy combaten contra sus gobiernos de rancia estirpe neoliberal, al frente de los cuales, se encuentran los traidores de toda la vida, con nuevos rostros, que ya poco engañan a los pueblos, cansados de tantos sufrimientos y sometidos a la mano invisible del mercado, y a la sobreexplotación de sus oligarquía locales, dirigidas por Washington.

El repugnante vasallo-uruguayo, cuando lanzó su profética frase de las Brisas Bolivarianas que perfumaban la región de Revolución y Rebelión, pretendía que Centroamérica y, en especial, México, con la honrosa presidencia de AMLO, se convirtiera en el muro de contención de esos frescos aires que venían soplando desde Venezuela, agitando países y colocando cabezas calientes a los pueblos de este continente. La cosa no se quedó allí, y tan solo bastó que al Calígula del copete naranja, alías Donald Trump, se le antojase asistir a uno de los juegos de la Serie Mundial, para que en los propios Estados Unidos, se sintiera un poco el aire caliente que viene ascendiendo desde el Sur, calentando los pueblos de un polo al otro. "Cada acontecer está estrechamente relacionado con otros acontecimientos, que producen nuevas relaciones con otros acontecimientos, que producen nuevas relaciones y eventos en un proceso que siempre compromete al todo, como una espiral…" (El pensamiento en espiral. El paradigma de los pueblos indígenas, Víctor Gavilán Pinto).

Una constante del proceso americano, es la unión de los pueblos en su rechazo unánime a las políticas del FMI; otra es, su rechazo a los presidentes-empresarios que terminan vendiendo países como si se tratara de sus propias empresas. Una tercera constante en el proceso americano, en curso actualmente, es el acelerado proceso de indigencia y pobreza extrema en que han sumergido a los pueblos de la América, los gobernantes de la derecha empresarial en alianza con el FMI y el Consenso de Washington. Pero, más allá de los procesos humanos propios de estos tiempos que corren, nuestros pueblos de la América están unidos desde sus orígenes en poblaciones autóctonas que sobrevivieron al exterminio del invasor europeo y estadounidense. La cosmología del pueblo Mapuche, está estrechamente vinculada al cosmos del continente americano, como lo están igualmente los pueblos de la Amazonía, los Andes o las cordilleras centroamericanas. El principio de hermandad con los animales, el agua, el mar y todo cuanto nos ha dado la Madre Naturaleza y el universo, se constituye en un factor unificador de nuestro pueblo Americano, que nos pone en alerta a todas y todos, cada vez que Donald Trump, amenaza a la República Bolivariana de Venezuela con bombardearla y destruirla, tal cual se tratara de Irak, Libia o Afganistán. Por ello, se equivocan quienes piensen que los medios de comunicación privados, convertidos en verdaderos medios de desinformación, difusores de fake news, todavía mantienen nuestro pueblo americano en la ignorancia de antaño. ¡No! Hay un despertar general, que se viene manifestando en pequeñas brisas que, como un huracán, han escalado velocidades inimaginables como las demostradas en Chile y Colombia. Y seguirán, es el designio de los tiempos por venir.

Pero, volvamos a rastrear la pista de la Brisa Bolivariana, por dónde anda. El béisbol, es uno de los deportes predilectos de nuestra América, en especial, en los EEUU, Venezuela y El Caribe. Constituyendo, las Grandes Ligas, como el sueño dorado de todo pelotero surgido desde nuestras ligas deportivas profesionales y amateurs. De allí, la enorme fanaticada con que cuenta en nuestros países los juegos y muy en especial, la Serie Final. Este año, correspondió a los Nacionales de Washington enfrentarse a los Astros de Houston. A Donald Trump, se le ocurrió asistir al quinto juego de la Serie Mundial junto a su esposa y un grupo de congresistas republicanos, el domingo 27 de octubre. Las estrictas medidas de seguridad, inusuales por demás, daban como un hecho cierto que el Presidente de EEUU se encontraba en el palco especial del Nationals Park, en Washington D.C. Apenas, transcurridos unos minutos del primer inning, apareció en las pantallas del Estadio, la figura de Donald Trump, y ocurrió lo impensable para quien no se esperaba esa respuesta de un público totalmente adverso, que lo abucheó a rabiar, y de repente la consigna de "¡Enciérrenlo, enciérrenlo!" "¡Lock him up!" Y agregaban: "¡Impeachment, impeachment!" Más de 40 mil fanáticos, coparon la escena y el rostro de Trump, se palideció y se congeló en una sonrisa, que en su interior reflejaba una furia enardecida e incomprensible, para quien ha llevado tantas desgracias al pueblo estadounidense y no se ha quedado allí, sino como pudieran expresarlo los pueblos venezolanos, chinos, iraníes, sirios, iraquíes, rusos, argentinos, chilenos, ecuatorianos, brasileños, coreanos, cubanos, bolivianos, entre muchos otros, que han sido objeto de las brutales sanciones, bloqueos imperialistas y hasta de bombardeos, un fresquito de alegría debe haberles llegado al sentir el placer de ver el rechazo masivo del pueblo estadounidense contra esa plaga, que se creía, el propio Imperator a la vieja usanza Caliguleana.

Interesante apreciar, que Donald Trump se constituye en el primer Presidente de la República en ejercicio, de los que han asistido a juegos de Grandes Ligas que es abucheado y rechazado por la fanaticada del béisbol. Nada descartable, apreciar también, que la primera bola del partido fue lanzada por el migrante y cocinero español José Andrés, un crítico de la política anti inmigratoria de Trump. La brisa, no cesaría en las butacas del Nationals Park, sino que recobrarían bríos en las conversas del público estadounidense, en todos los niveles.

Una sociedad tan mediatizada como la estadounidense, no podía dejar de convertir el abucheo en un simple suceso y como tal, se convirtió en el tema del día por varios días. El programa de tv: Morning Joe, culpabilizó al propio Trump por su asistencia al estadio, mientras que sus moderadores Joe Scarborough y Mika Brzezinski de MSNBC, repudiaban los cantos burlones contra el presidente. En debate con el público de su programa, Scarborough, tuvo que reconocer que el culpable de lo ocurrido era el propio Trump: "sus partidarios y las personas que lo rodean han traído muchas tradiciones que no son estadounidenses, incluso fascistas" […] "Eso es lo que, desafortunadamente se ha introducido en el sistema político de Estados Unidos a través de Donald Trump, y anoche se volvió contra él". Concluyendo: "Es como si ese tipo no fuera lo suficientemente inteligente como para darse cuenta de que todo aquello que se da más tarde se recibe". En las redes, toda una andanada de críticas se lanzaban en respuesta contra los anfitriones de Morning Joe. @tayl8kr les respondía: "Lo sentimos Joe y Mika pero lo que Trump nos ha hecho pasar a nosotros y a nuestro país durante 3 años, el abuso, etc. Merecemos ser felices un día porque la peor persona ha recibido abucheos y cantos". Por su parte, Rachel Maddow a través de su cuenta @TVandSheetMasks les respondía a los anfitriones de Morning Joe: "Joe y ika, ¿tuviste la misma indignación cuando el Tea Party y futuros MAGAs dijeron cosas horribles sobre el presidente Obama y su failia?...¿Defendiste a Hillary Clinton así? Trump merece cada abucheo, cada canto. ¡¿Cómo se atreven?!" Finalmente, Charlene Deveratuda, a través de su cuenta @malasadasbooks fulminaba la hipocresía de los anfitriones de Mornin Joe: "Adiós Joe y Mika. Refiriéndose a los cantos de "enciérrenlo" y abucheos como no estadounidense. ¿Por qué atacar una forma legítima de protesta al tipo que comenzó el canto? Critiquen a Donald Trump acerca de no ser estadounidense. Él es un dictador en ciernes y ¿quieren cortesía?" Obviamente, en mucho ha cambiado la otrora mediatizada sociedad estadounidense. Thomas Jefferson, padre fundador de la democracia estadounidense, señalaba: "Cuando el Gobierno teme al pueblo, hay democracia. Cuando el pueblo teme al Gobierno, hay tiranía", los hechos señalan cuánto del miedo inicial al gobierno de Trump le ha perdido el pueblo estadounidense, después no culpen a Nicolás Maduro del crecimiento en la conciencia de los pueblos. ¡Obra del propio pueblo de los EEUU, al ver a su Gobierno ejercer la tiranía contra los pueblos libres y democráticos del planeta que no se dejan someter a su voluntad autoritaria y anti democrática! Como lo refleja, una investigación de la Universidad de Princeton, elaborada por Martin Gilens profesor de política y Benjamin Page profesor de toma de decisiones, en 2015, cuya conclusión fue: "EEUU ya no puede considerarse una democracia, ya que las decisiones políticas no se toman de acuerdo con la voluntad de la mayoría de sus ciudadanos, sino únicamente para promover los intereses de la élite económica y los grupos organizados".

La Brisas Bolivarianas, seguirían su curso ante la Cámara de Representantes de los EEUU, en cuyos oídos tendrían asentamiento fértil y se escucharía la voluntad de los fanáticos del Nationals Park, de aquel domingo de finales de octubre. El "¡Enciérrenlo, enciérrenlo!" tomaría cuerpo en una votación mayoritaria de congresistas, 232 a favor y 196 en contra, que autorizan la investigación o "impeachment" contra el Presidente de los EEUU, Donald Trump…

"No te dejes engañar. Las revoluciones no van hacia atrás…" Abraham Lincoln

Caracas, 01-11-2019

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1880 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a283968.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO