¡Malvinas Argentinas!

02 de Abril de 1982, tiempos cuando era un muchacho, recién salido de Bachiller, trabajé en el recién inaugurado Hospital Simón Bolívar de Ocumare del Tuy (majestuoso Hospital donde ese desamor que nos carcome lo transformó poco a poco en ruinas medio funcionales). Allí escuché por la radio del desembarco de tropas Argentinas y posterior recuperación de estas islas; sentí inmediata simpatía, simpatía solidaria ya que rememore esas luchas independentistas de pueblos hermanos, el encuentro del Padre Libertador Simón Bolívar con el Libertador del Sur General San Martín, en Guayaquil…esa hermandad que fue poco a poco distanciándose, ya por estos años parecíamos que éramos extraños, Argentina hundida en una dictadura militar con su mirada puesta en los europeos (creyéndose más europeos que americanos) y nosotros bajo las directrices de E.U.

Seguí día a día el desenvolvimiento de los acontecimientos, celebrando los logros de las fuerzas argentinas en batalla épica contra una potencia decadente pero apoyada con todos los recursos por sus aliados tanto europeos como, para nuestra indignación, por países americanos con el notorio apoyo de E.U.…¡¡Malinches latinoamericanos!!!

Con el característico desprecio al honor y la palabra, los británicos hunden al destructor General Belgrano en una zona fuera del área de combate muriendo 323 marineros sin siquiera entrar en batalla, auténtica felonía, ¡¡¡La Pérfida Albión, como la denominó nuestro Generalísimo Francisco de Miranda!!! La Fuerza Aérea Argentina, en una epopeya desplegada por defender su bandera y la dignidad despliegan ataque tras ataque hundiendo buques de primera, entre ellos el buque insignia Sheffield.

Quizás una acción solidaria que se materializara en hechos, pudo cambiar el destino de esta guerra, pero nuestros gobiernos (latinoamericanos) se limitaron al apoyo moral dejando que se desarrollaran las acciones y posterior rendición de las fuerzas argentinas; si bien se impusieron los británicos, dudo que lo pudieran lograr sin el apoyo de los países europeos y de E.U. traicionando el tratado de asistencia recíproca de la OEA.

Si rememoro esta acción bélica y rindo honor a esas fuerzas disminuidas y bloqueadas de la Argentina es porque concateno estas acciones con la actitud que hoy día despliegan los gobiernos latinoamericanos con Nuestra Patria, la misma actitud de subordinarse a directrices foráneas esperando que lleven a cabo la destrucción de Nuestra Venezuela, esta actitud es aún más miserable porque accionan con hechos concretos, maniobras que se materializan en el bloqueo y asfixia.

Cuando entendamos que la Patria es una sola, ¡¡¡La Patria Grande!!! Dejaremos de sufrir humillaciones, derrotas y vejaciones. Es el síndrome de la estupidez, agradando al explotador imperialista pretendiendo recibir dádivas cuando lo que realmente recibirán es una soberana patada por el trasero.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 421 veces.



Jorge Sánchez


Visite el perfil de Jorge Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jorge Sánchez

Jorge Sánchez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a277549.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO