Ante la hipocresía y el doble discurso imperialista

En defensa de Corea del Norte

Un coro unísono se ha levantado contra Corea del Norte a raíz de las pruebas nucleares que realizó en el día de ayer. Desde el imperialismo norteamericano, Japón y Europa, hasta países capitalistas subdesarrollados que también cuentan con armas nucleares como la India, e incluso la propia burocracia china, miembro también del exclusivo club atómico. Lamentablemente el gobierno venezolano también se ha sumando a este coro que encabeza el imperialismo norteamericano

Esa “santa alianza” ha pegado el grito al cielo con el argumento hipócrita de la paz mundial y la defensa del medio ambiente.

La energía nuclear para fines bélicos fue desarrollada por las principales potencias imperialistas. El capitalismo ha desarrollado armas de destrucción masiva como nunca ha conocido la historia de la humanidad. Estados Unidos es el único país que ha desatado los demonios de la energía nuclear para devastar a poblaciones indefensas como fue el caso de Hiroshima y Nagasaki, mientras ampara las atrocidades genocidas de Israel, que cuenta con un arsenal atómico desconocido y que nadie controla. Francia, continuamente detona bombas atómicas y la “comunidad internacional” ni se inmuta.

La soga revienta por lo más delgado. Mientras Estados Unidos tiene el más grande arsenal nuclear del planeta, y nadie lo regula ni fiscaliza, se pretende obligar a Corea del Norte y a Irán a que no desarrollen energía nuclear.

Corea del Norte tiene todo el derecho soberano de desarrollar energía nuclear para los fines que considere necesarios, así como también Venezuela, Irán y cualquier otro país, tienen la libre determinación de procurar los recursos que consideren pertinentes y adecuados para su defensa. Precisamente por esto último, resulta contradictoria e inexplicable la posición del gobierno venezolano –expresada por el canciller Maduro- frente a las pruebas nucleares coreanas.

Ese “pacifismo” cínico que ahora invoca el imperialismo tiene la misma lógica de la supuesta armonía social entre diferentes intereses de clase. Mientras exista el capitalismo en su fase imperialista. Mientras Estados Unidos y demás potencias imperialistas utilicen a la ONU y demás organismos multilaterales para imponer sus designios políticos, económicos y militares a los pueblos del mundo, no podrá haber paz, y nadie podrá dormir tranquilo en el mundo. Quieren desarmar a Corea del Norte e impedir que Irán desarrolle energía nuclear mientras ellos tienen recursos bélicos que nadie logró tener antes.

Todos los pueblos del mundo, los intelectuales, sindicatos y organizaciones sociales progresistas deben levantar su voz en defensa de la soberanía y autodeterminación de Corea del Norte, en oposición al coro hipócrita de los imperialistas.

*Docente de la UCV y miembro del Comité Nacional Impulsor del Partido Revolución y Socialismo (PRS).
miguelaha2003@yahoo.com
prs_venezuela@yahoo.com
revolucionysocialismo@gmail.com
www.revolucionysocialismo.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6702 veces.



Miguel Angel Hernández*

Profesor de Historia en la UCV y miembro del comité impulsor del Partido Revolución y Socialismo. Como marxista, Hernández aboga por el definitivo rompimiento con el capitalismo en Venezuela y por la construcción del socialismo.


Visite el perfil de Miguel Angel Hernández Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: