Cómo sobrevivir la Tercera Guerra Mundial

Les mencioné últimamente que iba a empezar a escribir otro tipo de artículos, bueno, aquí estamos.

Esto ocurrió principalmente porque necesitaba alejarme de la retórica política, la cual no me interesa por nada, y eso me incitó buscar otras maneras de tratar de contribuir positivamente a nuestra Revolución Humanista Universal a través de la Revolución Bolivariana, y a través de Aporrea, a quienes siempre les agradezco.

Esta búsqueda mía par encontrar otras formas de contribuir que no sean centradas en la política, coincidió, por casualidad, o por destino, con los siguientes factores:

1- En los últimos meses varios lectores y personas que me conocen --- todas altamente preocupadas por la situación de guerra actual en Venezuela --- me pidieron de escribir sobre "cómo prepararse para la guerra" ya que saben que he vivido/trabajado en guerras, principalmente en el Medio Oriente.

2- Más y más, siento que más y más gente, no solo aquí en Venezuela en esta terrible situación, pero a nivel mundial, sienten una gran preocupación porque se han dado cuenta que vamos hacia una inevitable Tercera Guerra Mundial de muy amplia y devastadora envergadura de la cual casi nadie podrá escaparse. Es como el calentamiento del planeta que tanto se negó durante los años 1970-1980-1990-2000, pero que ahora no se puede negar porque está ocurriendo, y todos estamos sintiendo las consecuencias. Si no reconocemos hoy que la Tercera Guerra Mundial está en marcha, bueno, dentro de unos 15 a 20 años, nadie podrá negarlo porque estaríamos entonces sufriendo las consecuencias.

3- Aquí en Venezuela, más y más, existe la necesidad de conocer y poner en práctica los elementos y las tácticas de defensa y guerra necesarias para la sobrevivencia ya que estamos viviendo un estado de guerra, y este estado se empeorará. Además, a eso se sumará eventualmente la Tercera Guerra Mundial.

Ahora, he escrito bastante sobre la guerra, sobre sus causas y efectos, de qué es una guerra realmente (versus lo que se ve en la televisión), y de las cosas que uno puede hacer para protegerse y sobrevivir, pero lo he hecho de manera esporádica, y hasta ahora siempre en el marco de "lo que pudiera ocurrir en Venezuela," y creo que por eso muy poca gente ha leído esos artículos.

Pero ahora, aquí en Venezuela --- así como en Libia, Siria, e Iraq --- estamos viviendo la guerra, es decir, no es algo que "pudiera ocurrir," más bien es algo que "está ocurriendo," y, posiblemente por esa razón tantas personas me han pedido de escribir al respecto.

LA DECISIÓN

Bueno, tuve que tomar una decisión muy importante al respecto.

¿Escribo o no sobre cómo sobrevivir la guerra, en detalle, para que todos los venezolanos y venezolanos podamos beneficiarnos de esa información y sobrevivir no solamente la guerra actual, pero también la inevitable Tercera Guerra Mundial?

Pudiera parecerse una decisión fácil, o no tan compleja, pero no la es, me explico.

Trabajé durante más de seis años en la logística de guerra, sobre el terreno, y una de las reglas básicas de cualquier guerra es de siempre tratar de no divulgarle al oponente tu verdadera manera de pensar ya que lo más que el oponente sabe sobre ti, lo más que él se fortalece, y lo más que tu te debilitas, en todos los aspectos.

Por eso las violentas y sádicas "guarimbas" antichavistas, las cuales no son nada más que típicos ataques terroristas de guerra, como en Iraq, Libia, y Siria, son tan exitosas, porque ellos saben de antemano cómo y cuando el gobierno reaccionará, o no, y saben cómo el funcionarismo y el burocratismo de estado funciona y toma decisiones, saben cómo los integrantes de las fuerzas de seguridad piensan.

Así se ganan y se pierden guerras.

Bueno, si yo escribo sobre cómo protegerse y sobrevivir la guerra aquí en Aporrea, lo que ocurriría es que no solo los chavistas, y la buena gente (no chavistas), y las personas sinceras y honestas que en serio quieren adquirir este conocimiento, leerán mis artículos, pero también los leerán los violentos terroristas psicópatas y sádicos que actualmente están dirigiendo la guerra contra nuestra población aquí en Venezuela, quemando personas en vivo, quemando y destruyendo autobuses, oficinas del gobierno, estaciones de policía y de la GNB, prefecturas, guarderías con niños adentro, degollando a inocentes, asesinándolos, etc.

Habiendo vivido las guerras, sé de primera mano que los que primero y más utilizan la información táctica de guerra --- pero con fines malvados y devastadores --- son los más malvados, los sádicos enfermos de la mente y del alma, no los más inocentes, ni los que más necesitan el conocimiento para la autodefensa, ¿Por qué?, bueno, porque las personas normales no piensan en herir, violar, torturar, degollar, o matar a otros seres humanos.

Eso no es normal.

Pero, los malvados, los sádicos, los pervertidos, los no normales, siempre se adelantan porque viven de eso, toman y comen la violencia, sueñan con ella, duermen con ella, y eso los excita, no solo mentalmente, pero en muchos casos, físicamente también, como una vez cuando fui violentamente secuestrado y golpeado, y después atado a una cama, y uno de los secuestradores se masturbó pegado a mi lado, viéndome sufrir, y cerca de la muerte.

Eso lo excitó.

Bueno, así es la guerra.

No es lo que vemos en la televisión, con toda su "gloria" y bombas y "héroes."

No señor.

Yo lo sé, la he vivido en carne propia.

La guerra está compuesta de muchos protagonistas, entre los cuales una proporción importante --- particularmente sobre el terreno --- son unos sádicos, desviados, y espiritualmente enfermos, precisamente como lo que estamos viendo hoy aquí en Venezuela.

Creo que la mayoría de los venezolanos y venezolanas POR FIN se están dando cuenta de esta realidad.

La mayoría --- chavistas y antichavistas --- ya no puede entender cómo hemos llegado a este nivel de perversión y sadismo social, pero así es la guerra, no se puede seguir negándolo, entonces, pensé …

… bueno, creo que la mayoría de los venezolanos y venezolanas, aunque hayan en algún momento apoyado a la violenta oposición antichavista, necesitan protegerse ¡pero ya!, deben irónicamente protegerse de su propia gente porque sus propios terroristas ya no están solamente atacando y asesinando a chavistas, pero también a antichavistas, o a cualquiera, sin discreción alguna, es decir, ya no les importa a quienes matan, solo quieren matar, torturar, y herir a otros seres humanos.

Eso se llama guerra.

Creo que por fin nos estamos dando cuenta de manera conjunta, como sociedad, de lo que es una guerra, porque así es la guerra, todas las guerras son así, sin ninguna excepción.

Repito, la guerra no es lo que vemos en la televisión, la guerra es esencialmente la libertad o el poder de hacer el mal de cualquier manera que sea necesaria con el fin de saquear, y normalmente implica el uso muy deliberado de psicópatas y sádicos (yo los transportaba en el Medio Oriente) en el terreno como preámbulo para el control militar del previsto saqueo.

Muchos escritores lo han repetido miles de veces, Chávez lo repetía todo el tiempo, pero mucha gente escucharon esas palabras sin realmente entenderlas, hasta ahora:

"Cuando vengan por nosotros, antes de violar, torturar, y matarnos, los soldados, mercenarios, paramilitares, y terroristas no preguntarán si somos chavistas o antichavistas, adecos o copeyanos, o religiosos o no, o ricos o pobres, o buenos o malos. Eso no les interesa."

Bueno, eso es precisamente lo que está ocurriendo hoy en Venezuela, y creo que todos lo sabemos ahora.

Esa es la verdadera realidad de la guerra, cualquier guerra.

Entonces, pensé:

¿Cuán de alto sería el riesgo si divulgo toda esta información, es decir, al divulgar la información, estaría poniendo en más riesgo, o en menos riesgo, a la ciudadanía venezolana, porque sé que esos sádicos me estarían leyendo también?

¿A quien estaría ayudando?

¿Estaría contribuyendo más a las tácticas de los sádicos o a la adquisición de tácticas de defensa para la población normal?

El asunto es muy complejo.

También pensé:

Bueno, ya que la Tercera Guerra Mundial está cerca, aun los malvados venezolanos que hoy nos están azotando, quemando, y asesinando, bueno, ellos también tendrán que sobrevivir durante la Tercera Guerra Mundial, pero, en la globalidad, ellos son una minoría.

¿Verdad?

Esto significa que mientras que la mayoría normal y no violenta de la población venezolana aprendería cómo defenderse y sobrevivir la guerra en general, la minoría pervertida, tal vez menos un 10% de la población, esos enfermos de la mente y del alma, los sádicos, violentos, violadores, torturadores, etc., representarían a lo largo del tiempo más y más una minoría debilitada por su cobardía (porque todos los sádicos son unos cobardes) frente a una mayoría más y más consciente y conocedora de las tácticas de guerra, una mayoría más y más fuerte, y naturalmente menos cobarde, con el conocimiento para no solo defenderse, pero también para poder atacar al oponente (a los sádicos) de manera efectiva.

Básicamente se pudiera resumir en lo siguiente:

A lo largo, el conjunto de personas no cobardes con conocimiento es más fuerte que el conjunto de cobardes con armas.

Eso ocurrió precisamente en Vietnam por ejemplo, donde la población aprendió las tácticas de defensa y sobrevivencia, y así vencieron a los gringos sádicos y cobardes con armas.

Bueno, también pensé en otro elemento importante:

Aunque no me gusta mucho la idea de divulgar tal preciosa información a las clases media en general, porque en mi estimación las clases media a nivel mundial (viví/trabajé en 34 países) forman parte importante del problema de la humanidad, incluso las guerras, me doy cuenta que son una minoría también, y que existen substancialmente más pobres y gente de las clases obreras (de las bases).

En base a mi experiencia, en mi estimación, a nivel mundial, las clases media representan solo un 15% de la población mundial (algunas fuente estimas que son alrededor uno 13%, ver link abajo), mientras que las clases pobres y de bases representan probablemente alrededor del 67%, o sea, el 2/3 de la población mundial.

Ver: http://www.independent.co.uk/news/world/global-middle-class-is-more-promise-than-reality-with-13-per-cent-of-population-qualifying-study-10413727.html?amp

Eso fue muy importante para mí decisión.

Como pueden ver, así como en el caso de los sádicos cobardes, quienes representan una minoría versus el resto de la población, igualmente, las clases media representan otra minoría versus las clases más pobres y de bases, quienes son los que más necesitan el conocimiento para protegerse, principalmente porque son los que menos tienen el dinero para comprarse armas para combatir a los sádicos armados.

Entonces, si escribo sobre este tema en detalle, aquí en Aporrea, proveyendo mucha información importante para el futuro de Venezuela y de la humanidad en general, la audiencia se dividiría más o menos de la siguiente manera.

De 100 lectores:

- 10 serían pervertidos, cobardes, sádicos, todos enfermos de la mente y del alma
- 15 serían de las clases media, generalmente adecuadamente sanos de la mente y alma
- 65 serían de las clases pobres y obreras, la mayoría sanas de mente y alma
- 10 serían de las clases altas y la elite, la mayoría sanas de mente, pero no del alma

Esto se resumiría en que, en general, de cada 100 lectores, estaría traspasando la información a alrededor de 2/3 de lectores sanos de mente y alma, y eso es bueno, muy bueno, especialmente ya que la inmensa mayoría de la gente sana no utilizarían la información para causarles daño a otros seres humanos, y eso para mí es muy importante.

Yo no quiero contribuir a la decadencia de la humanidad.

Entonces, mi decisión es de que, sí, voy a escribir sobre cómo sobrevivir la guerra, pero decidí titularlo:

"Cómo sobrevivir la Tercera Guerra Mundial,"

… ya que al cubrir este tema específicamente, y en detalle, también cubriré todos los otros casos de guerra, como la guerra que estamos viviendo hoy en Venezuela, la cual no desaparecerá en ningún momento cercano (creo que todos lo sentimos).

Nota: Al escribir esto escuché a Jorge Rodríguez decir que las tácticas de la violencia opositora han sido derrotadas. Esa actitud, como es la actitud de la mayoría de la gente que rodea a Maduro, de negar la realidad, es muy nociva, es impractica, y es muy engañosa, bueno, a menos que uno quisiera vivir como ellos, en una bola de algodón en los cielos de Marte o Júpiter. Si realmente queremos poder sobrevivir lo que nos viene encima, no debemos confiar en tales tipos de expresiones de falsas esperanzas y realidades distorsionadas, como si al decirlo desaparecerá mágicamente la violencia.

Es mejor prepararnos.

CONCLUSIÓN

Este tema es monumental, particularmente cuando se trata de exponer los elementos en detalle de manera ordenada, sencilla, práctica, y/o con dibujos, como si fuera un tipo de manual de guerra.

Pudiera fácilmente llenar un libro de 1000 o más paginas, entonces lo que trataré de hacer, ya que presentaré esta información a través de artículos en Aporrea --- si me lo permiten --- es de dividir el tema en mini temas, o sea, en elementos que puedan leer separadamente sin necesitar necesariamente un punto de referencia en particular en el cual basarse para poder absorber la información efectivamente.

Es muy difícil hacerlo, pero lo intentaré, espero que resulte.

Así también podrán imprimir y acumular los artículos físicamente para formar un tipo de manual de guerra (en caso que se vaya la luz durante mucho tiempo, lo cual ocurre siempre en guerra), y tenerlo a mano cuando lo necesiten.

Recuerden siempre que aparte de la presente guerra en Venezuela, nos viene encima la Tercera Guerra Mundial.

Bueno, para finalizar, quiero mencionar otra cosa.

Sé que hablar de guerra es desagradable (a menos que uno sea un sádico), y sé que enfrentar la verdad es a menudo desagradable, pero también sé que todos sabemos que es siempre mejor prepararse que tener que enfrentar la realidad cara acara cuando sea demasiado tarde.

¿Verdad?

En mi cabeza me imagino vernos a los venezolanos y venezolanas, a Venezuela, en 20 y 30 años, en plena Tercera Guerra Mundial, viviendo en bastante buena condición en comparación con otros países que serían casi totalmente devastados, colaborando mutualmente entre nosotros, trabajando y viviendo comunalmente porque esa es la única manera de sobrevivir una guerra, sonriendo, y dándole gracias al Universo, y pensando:

"Por suerte nos preparamos para esta terrible guerra."

P.S. Disculpen los errores, no he tenido mucho tiempo últimamente para escribir y hacer las exhaustivas revisiones. Gracias por su paciencia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3679 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a247743.htmlCd0NV CAC = Y co = US