Dilemas de mayo

La marcha de los meses del año sobre los acontecimientos políticos de nuestra República Bolivariana han ido dejando, cada uno, su marca ineludible de sucesos impactantes. Si febrero lo denominamos “rebelde”, lo es porque en dicho mes ocurrieron eventos fundamentales para el ciclo revolucionario que ha decidido transitar nuestro pueblo y su fuerza armada. 27 de febrero y 4 de febrero, señalan fechas heroicas y de revolución que marcan la historia, la nueva historia que comienza a escribir nuestro pueblo. Abril, es fecha de contrarrevolución y revolución, dos momentos en uno, que caracterizan la historia de un pueblo decidido a ser libre y vivir en Democracia plena, Participativa y Protagónica. El 11, 12 y la resurrección popular del día 13, que trajo a su Presidente Hugo Chávez Frías de vuelta a Miraflores, marcan esa nueva historia. Mayo, mes del trabajador y la trabajadora de la Patria, días de celebraciones, en que el trabajador y la trabajadora mantienen sus expectativas en el anunciado ajuste presidencial del Salario Mínimo Nacional. Desde la llegada del Presidente Nicolás Maduro, esas expectativas han sido alteradas un poco, debido en lo fundamental, a la violencia que ha venido procurando hacer rutinaria en nuestras vidas, un sector antinacional que hace actividad política en nuestro territorio que hoy se hace denominar: la MUD.

Dos fechas vamos a considerar para tratar de apreciar, como a través de sus acciones la llamada MUD, u organización partidista de quienes se sienten afectos a la causa imperialista en nuestro país, desarrollan su actividad política en territorio de ultramar. A través de declaraciones del camarada Miguel Pérez Pirela (MPP) en mayo 2013 y 2016, intentaremos apreciar cómo se desenvolvieron eventos que, por la vía de las analogías históricas nos permitirán enunciar un pronóstico de lo que pudiera ocurrir en los meses por venir. Así, en 2013, el camarada MPP caracterizaba la situación en estos términos, en son de preguntas: “No entiendo. Sinceramente no comprendo por qué en el país con mayores reservas de petróleo del mundo hay escasez de algo, lo que sea. No entiendo. De verdad no entiendo por qué desaparecen el papel higiénico, las toallas sanitarias, la harina, la leche, el café, el aceite y hasta el pan. No entiendo, de verdad que no, por qué cada vez que a los vendedores, de lo que sea, les viene en gana incrementan a discreción los precios de los productos”.[…] “Siguen quitándonos votos, escondiéndonos los productos. Nos siguen haciendo comprometer elecciones por el aumento anárquico de precios. Los votos opositores van creciendo a punta de desabastecimiento ficticio e inflación”.[…] “Si queremos que nos den un golpe, vamos por buen camino, pues no hay nada más peligroso que un ciudadano que no tiene plata para comprar un producto que amanece costando tres veces más de lo que vale realmente. Pero, además, no hay nada más peligroso que una ciudadana que, aún teniendo el dinero en el bolsillo, no encuentra lo que necesita. Los golpes, algunas veces son electorales, y se concretan cuando la gente vota en contra de quienes no logran frenar a especuladores y acaparadores. Paradójicamente, en ocasiones, para castigar a los que no logran controlar a los especuladores y acaparadores, votan por los especuladores y acaparadores mismos” (Correo del Orinoco, 13 de mayo 2013). Así fotografiaba MPP, ese momento de hace tres años; recordemos, que ese año, Nicolás Maduro casi que, un mes antes, 14 de abril de 2013, había ganado la Presidencia de la República; Henrique Capriles, desconocía su triunfo y convocaba a “drenar las arrecheras”, procurando con ello, el asesinato de 11 compatriotas, hecho del cual quedó impune. La Revolución, contaba con una mayoría soberana en la Asamblea Nacional y, en nuestro continente suramericano, los gobiernos progresistas superaban con creces a la derecha imperialista. Por cierto, fue en ese mes de mayo 2013, que la OEA recibió la solicitud de manos de la entonces diputada, María Corina Machado, quien en nombre de la bancada de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), solicitaba la aplicación a la República Bolivariana de Venezuela de la llamada “Carta Democrática” de la OEA, para entonces era Secretario General de ese organismo multilateral, un enemigo jurado de nuestro país: el chileno José Miguel Insulza. Esa pretendida intervención de países y gobiernos foráneos en los asuntos internos de nuestro país, fracasó. A finales de ese año, se realizaron las elecciones municipales con una derrota electoral contundente a las fuerzas imperialistas en nuestro territorio; después de lo cual, el Presidente Maduro convocó a un gran diálogo nacional con las fuerzas de la antipatria. Dicho diálogo fue saboteado, y meses después, vendría la violencia generalizada expresada en la llamada entonces: “La Salida”, así comenzaría el año 2014.

Tres años después, el mismo MPP ha cambiado sustancialmente su visión y apreciación de los problemas nacionales, ya no lo expresa desde su programa “cayendo y corriendo”, que lo mantiene, sino desde Globovisión: “Es innegable que una parte de la crisis económica la tiene el Gobierno, pero debemos entender que estamos en un barco donde todos debemos remar. Hubo un momento que el Gobierno estaba ciego, sordo y mudo. Pero en los últimos días han estado tomando medidas, quizás un poco tardías como el aumento de la gasolina”. […] “El problema fundamental del conocimiento en Venezuela es que creen que tendrán la hegemonía. La oposición y el chavismo tienen que entender que el país es otro”. […] “Hoy los venezolanos lo que demandan son soluciones efectivas a los problemas y por ello se debe comprender que hay un barco donde todos debemos remar”. No siendo nuestro propósito analizar y juzgar las opiniones del camarada MPP, sino a través de su visión en esas dos épocas de nuestro tiempo histórico, apreciar y extraer conclusiones para el momento presente. Tan igual que en 2013, hoy tenemos una oposición que luego de su triunfo electoral del pasado 6D, se dirige a la OEA para solicitarle desde la Asamblea Nacional, en la cual hoy es mayoría, la activación de la “Carta Democrática” sobre nuestro país, confabulado con su Secretario General, esta vez el uruguayo Luis Almagro. Una diferencia sustancial tenemos con 2013, y esa tiene que ver, con la conformación de un cuadro de contrarrevolución en buena parte de nuestro continente. El imperialismo, se ha anotado dos importantes victorias en Argentina y Brasil, una electoral y la otra, mediante la técnica del golpe parlamentario. Tan igual que en 2013, el Presidente Maduro ha reactivado, vía UNASUR, la convocatoria a un diálogo nacional con los factores de la reacción imperialista que hacen actividad política en nuestro territorio. En diciembre próximo, están convocadas a realizarse elecciones para elegir gobernadores. La variante del momento sería, que la MUD aspira activar una evaluación de la gestión del Presidente Maduro, un referendo, este mismo año. Mientras, se viene derritiendo el inmenso apoyo popular que recibieron sus propuestas de soluciones al tema económico, habida cuenta su falta de respuestas desde la Asamblea Nacional.

Como podemos apreciar, hay diferencias sustanciales que no podemos menospreciar a la hora de evaluar el momento histórico que transita nuestra Patria. Si en 2013, la inercia era la característica de un gobierno que actuaba a la defensiva ante la violencia frenética de las fuerzas contrarrevolucionarias del “termidor” imperialista; por fin, este 2014, el Gobierno del Presidente Maduro ha asumido el abordaje de la problemática económica y ha puesto en marcha la Agenda Económica Bolivariana (AEB). Se trata de un conjunto de acciones económicas que procuran la reactivación del aparato económico nacional, la productividad. En alianza con sectores de la burguesía nacional, en lo fundamental su sector industrial; procura el Gobierno, generar las divisas y las importaciones necesarias para garantizar la estabilidad económica de la República, esto como respuesta a la caída de los precios petroleros, principal fuente de ingresos en divisas de la nación. A su vez, con la AEB, pretende el Gobierno dar al traste con el modelo de economía rentística que caracterizó nuestra economía, en este último siglo de nuestra historia. No poca cosa pretende cambiar y transformar el camarada Presidente Maduro, en materia económica. Bien pudiera ser lo equivalente a lo intentado por los revolucionarios bolcheviques, en aquellos turbulentos años de comienzos de la década de los 20, en que la Revolución Rusa, exhausta por la guerra civil, asediada por las fuerzas imperialistas, y creciendo el descontento popular con el llamado “comunismo de guerra”, decide dar un paso atrás y restaurar el llamado “mercado”. Concebido como un “repliegue táctico” hacia lo que hoy denominarían algunos, una “economía socialista de mercado”. La NEP, se desarrolló entre 1921 y 1929, convirtiéndose en un gran experimento económico, político y cultural. En octubre de 1921, Lenin en un Informe presentado a la VII Conferencia del Partido señalaba: “Decíamos esta primavera que no temeríamos el retorno al capitalismo de Estado, y afirmábamos que nuestra tarea era precisamente estructurar el intercambio de mercancías (…) proyectábamos realizar en todo el país un intercambio, más o menos socialista, de artículos industriales por productos del agro, y gracias a este intercambio restablecer la gran industria, como único fundamento de la organización socialista. Pero ¿qué ocurrió? (…) que el intercambio de mercancías fracasó y tomó la forma de compraventa. Debemos admitir que el retroceso no fue suficiente, que es indispensable retroceder un poco más, dar otro paso atrás en la transición del capitalismo de Estado al control estatal de compra-venta y la circulación monetaria”. Lenin, como gran timonel, no dudaba en reconocer errores y rectificar a tiempo. Durante la NEP, se iniciaron políticas públicas socialistas masivas para mejorar los servicios en salud y educación. Fue un período de construcción institucional, nació la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, la URSS, y se conformó un ejército profesional moderno, entre otros.

En contraposición, los líderes de la antipatria han reaccionado intensificando sus acciones de guerra económica: el bachaqueo corporativo y a menudeo, desabastecimiento e intensificando la especulación y la usura con el precio de sus productos. En oposición a la Nueva Política Económica expresada en la AEB, los llamados “especialistas” de la MUD, han venido hablando abiertamente, por primera vez en estos 17 años de Revolución Bolivariana, de sus propuestas en materia económica, tal es el caso del hoy diputado José Guerra, quien ha venido expresando lo que plantean como “soluciones” a los problemas económicos que hoy aquejan con mayor angustia a nuestro pueblo. Señala Guerra las recetas propuestas por la MUD: “Si no tenemos financiamiento externo este país es inviable. Es necesario una unificación cambiaría, pero en este momento no se puede porque no hay reservas internacionales, y la ausencia de una política económica coherente”. Y, cuando habla de “financiamiento externo”, habla de la vuelta del Fondo Monetario Internacional a regir nuestros destinos económicos, como ya lo está haciendo en Argentina, y se presta hacerlo en Brasil. Volver a ser dependientes de los EEUU, de ello se trata cuando hablan de solicitar financiamiento externo. Otra medida que ha anunciado el gurú de la economía de la MUD, José Guerra, tiene que ver con la emisión de mayor masa monetaria, lo cual, en el fondo, implica darle mayor impulso a la inflación, para lo cual propone: “la emisión de billetes de Bs 200, 500 y 1000, para facilitar las operaciones económicas en la población para el menudeo”; propuesta que hace pública José Guerra, mientras han activado otra parte del plan de saboteo general de nuestra economía, anunciada en febrero de este año desde Miami: “En Venezuela el papel moneda también escasea” (http:/www.miamidiario.com, 20-02-2016), como pudimos constatar este viernes 20, en que muchísimos cajeros de bancos privados se quedaron sin efectivo e incluso, algunas agencias cerraron antes de la hora, por falta de efectivo.

Dos modelos económicos se disputan, en este momento, la hegemonía del liderazgo económico nacional: uno, que procura el sostenimiento del modelo rentístico parasitario en su vertiente neoliberal, altamente dependiente de los recursos aportados por el FMI, del endeudamiento externo; otro, devenido por la urgencia de respuestas a la crisis económica nacional y petrolera, también capitalista, expresado en la Agenda Económica Bolivariana, que procura en el mediano plazo: dar al traste con el modelo rentístico parasitario. Mientras, el tercer modelo de Socialismo Bolivariano, expresado en el Plan de la Patria, pasa a la espera de mejores tiempos y nuevos liderazgos, más consustanciados con los ideales de nuestro Comandante Hugo Chávez Frías, solo esperemos, que dicha espera no sea tan larga e indefinida.

Y mientras el tiempo histórico trabaje en la construcción de lo nuevo, necesario es, tener la certeza que será a través del camarada Nicolás Maduro, su Gobierno, con quien pudiéramos tener incluso diferencias irreconciliables, pero superables, que podamos avanzar en la construcción de lo nuevo. No hay un tercer camino, por ahora. En el fascismo, no hay posibilidad alguna de construcción positiva de sociedad de nuevo tipo, solo muerte, represión y neocolonización es lo que nos espera, veamos Argentina y Brasil, dos espejos de lo que nos esperaría si el imperialismo de los EEUU volviera a colocar sus garras de acero sobre nuestra Patria. Lo que busca el imperialismo, es sembrar en nuestra Patria lo que ha expresado libérrimamente en un programa de radio, en España, el alcalde del Municipio El Hatillo, David Smolansky de Voluntad Popular: “Lo que está pasando en Venezuela se asemeja, se me asemeja más a lo que está pasando en Siria, un gobierno de alto rechazo, un gobierno donde la mayoría quiere vivir en una situación distinta, pero está Bashar al-Assad utilizando a todos los cuerpos de seguridad del estado, inclusive fuerzas paralelas que el mismo ha creado para reprimir al pueblo y ya son 250 mil sirios que han matado en los últimos 5 ó 6 años, no quisiéramos en Venezuela llegar a esos extremos”.

Olvida el ultraderechista alcalde, mencionar en su pésima interpretación de los hechos que aquejan al pueblo Sirio, que en las elecciones del año 2000 (aún no se desataba la guerra), el Partido Baath Árabe Socialista de Bashar, obtenía el 99 por ciento de los votos de un total de 8.931.623 ciudadanos y ciudadanas, que fueron partícipes de esa elección. Que en las elecciones de 2007, el partido de Bashar obtuvo el 98 por ciento de los votos sobre un total de 11.190.000 electores y electoras. En las elecciones de 2012, el partido de Bashar obtuvo el 89 por ciento de los votos a favor sobre un total de 8.376.447, ya la guerra imperialista era una realidad sobre ese noble pueblo. Este año 2016, en medio de la guerra, nuevamente el pueblo sirio fue a elecciones parlamentarias, recuérdese que corresponde al parlamento elegir el o la presidente de esa República hermana, 250 escaños estaban en disputa, de los cuales el partido de Bashar obtuvo 200 escaños, una mayoría sustancial y determinante; asistieron a votar, un total de 5.085.444 con un nivel de participación del 57,5 por ciento sobre el total de electores y electoras. El liderazgo de Bashar al-Assad, una tras otra elección, ha sido ratificado por el pueblo sirio, y tal cual como ocurre en nuestra República Bolivariana de Venezuela, por su política independiente y autónoma de los dictámenes imperialistas, se ataca a Bashar con bandas terroristas como el Estado Islámico. Prototipo de combatientes que aspiran ser, la banda de la MUD, convertidos en enemigos acérrimos en nuestra República Bolivariana del Gobierno del Presidente Maduro, según se desprende de las declaraciones dadas a un medio español, por el ultraderechista alcalde del Municipio El Hatillo. Dios nos libre del islamismo occidentalizado hecho oposición, hecho la MUD. Que la paz triunfe, por siempre, en nuestra República Bolivariana de Venezuela!!

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1532 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a228202.htmlCd0NV CAC = Y co = US