¡Muerte a los chavistas!

El 12 de abril de 2002, después de ver las ilícitas y brutales detenciones de Ramón Rodríguez Chacín y Tarek William Saab, oír por la radio y televisión cómo se exhortaba a la “sociedad civil” delatar a los chavistas y esa noche el decreto dictatorial de Pedro Carmona disolviendo la Constitución y los poderes públicos; no tuve otra alternativa que decirle a mi esposa con todo mi dolor que si la situación política empeoraba, procedería a hacer maletas y “enconcharme”. En esos momentos recordaba las torturas y prisión que sufrió mi familia durante los mandatos de Marcos Pérez Jiménez, Rómulo Betancourt y Raúl Leoni, así como el vil asesinato y desaparición de varios amigos por parte de la Digepol adeco-copeyana y el Sifa militar.

Pero veamos que pasó después del golpe de abril de 2002: vinieron los paramilitares colombianos para intentar matar al Presidente Chávez y los ministros, los sucesivos asesinatos de líderes campesinos, indígenas y funcionarios públicos, la arrechera mortal del majunche lechero, las guarimbas asesinas ocasionando numerosos fallecidos y destrucción; hasta hoy en día, cuando siguen acosando nuestros hogares y nos amenazan de muerte, escuchando a ciertos líderes opositores y vecinos escuálidos mientras hacen compras.

El recién artículo del camarada Carlos Lanz, publicado en varios medios con el título “Operaciones encubiertas con fuerzas especiales,vértice d e la nueva estrategia imperial”, indica que ese deseo de asesinarnos está vigente ahora más que nunca con la extensión del decreto de Obama, las instrucciones dadas por los yanquis operando las Black Ops, las declaraciones del gobierno gringo y los recientes editoriales del New York Times y Washington Post.

No nos caigamos a coba, a partir del presente mes de abril será crucial para nuestras vidas y seguridad, por cuando llegamos a la mitad del período de gobierno del camarada Nicolás Maduro y la oposición consignó las supuestas firmas en el CNE solicitando el referendo revocatorio; mientras ciertos empresarios conspiradores, denunciados por los trabajadores, anuncian que abril es “el mes de la estocada final contra el presidente Nicolás Maduro”; la cual en tauromaquia, consiste en matar al toro con la espada. No es casual entonces la merma considerable de la oferta de ciertos rubros de la canasta básica, aunada a la inminente reaparición de las mortales guarimbas y los asesinatos selectivos. Veremos hoy cómo se desenvuelve la concentración de la derecha en el este de Caracas. ¡Mosca pues!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2780 veces.



Sergio García Ponce

Ex-vicerrector de Desarrollo Territorial de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).

 sagarciap@yahoo.es

Visite el perfil de Sergio García Ponce para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio García Ponce

Sergio García Ponce

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a226523.htmlCd0NV CAC = Y co = US