El Comandante dejó una esperanza y no la vamos a perder

No vamos a meter las manos en la candela por nada ni por nadie, obras hacen amores, la lucha contra la corrupción y contra la conspiración que desde adentro invadió a la Revolución, debe ser continua sin dar tiempo ni cuartel para que los enemigos se agrupen de nuevo, los ladrones y oportunistas, los traidores, deben ser sometidos a la vindicta popular.

A diferencia de algunos camaradas y compatriotas, nosotros si creemos que las nuevas medidas pronto comenzaran a dar su fruto debido, el Presidente Maduro, tardo bastante en abrir los ojos y los oídos, en comprender que sin el pueblo una revolución ni nada da resultado y mucho menos sobrevive a tal hondonada de ataques despiadados e inmisericordes que desde todos los frentes le dedican a La Revolución Bolivariana. El modelo creado por el Comandante Chávez fue penetrado por los enemigos de la patria para destruir desde adentro todo el esfuerzo titánico del líder y creador de la Revolución Bolivariana.

Para que la memoria extraviada de algunos, por las razones que sean y debido a la propaganda de la ultraderecha internacional que ha penetrado como un gusano para hacer perder la objetividad acerca del verdadero enemigo, enconchados en la Asamblea Nacional, jugosamente pagados por los EEUU y sus aliados europeos, “hacemos este ejercicio de memoria” para ubicarnos en la realidad de a quien y que estamos enfrentando en verdad verdad:

“Pocas veces en la historia de este planeta, ha estado un pueblo en tan grave peligro como Venezuela en el actual período de su historia. No falta ningún ingrediente para llevar a cabo tan criminal tarea: Conspiraciones económica, política y militar, conjuras interna y externa, ofertas tentadoras y jugosas a los conspiradores, sabotaje interno y externo, campañas de descrédito, rumores incesantes, calumnias, ofensas, agresiones a mansalva y directa, intento de debilitamiento del poder del estado, manipulación descarada e ininterrumpida de información, mentiras acerca de todo, negación de todo, propósito de invasión militar directa y masiva, intento de destrucción del aparato del estado; es un convite a la felonía al crear la imagen de que el gobierno esta exhausto y no tiene capacidad de defensa, etc., pudiéndose agregar muchos más aspectos apuntando a lo mismo: la aniquilación de este estado social imperante en Venezuela.

El móvil principal es la inmensa riqueza natural, la conciencia popular adquirida y el estado político del país que es conceptuado como un ejemplo malo y desastroso para los planes imperialistas.

Esto es a grandes rasgos las razones de los preparativos siniestros y criminales para cortarlo de raíz. El propósito, además de tomar el poder, es una inmensa matanza fríamente calculada por su carácter masivo, racista, clasista, con el tono enfermizo y sádico de sentar precedente interno y externo para que los otros gobiernos progresistas claudiquen y se entreguen, de no ser así, les repetirán la receta igual con añadidos según los países.

Hasta aquí, el plan suscito y genocida, ahora bien. ¿Con cuales elementos reales y logísticos cuentan?:

  1. Paramilitares de varios países entrenados para matar,

  2. La base de operaciones es Colombia, impuesta por los Estados Unidos

  3. Creación de un gobierno paralelo, primero en el “exilio” y luego en un territorio tomado e invadido previamente

  4. Una quinta columna entrenada para actuar en lo interior como ablandamiento

  5. Asesinato selectivo de individualidades, grupos sociales y políticos y colectividades

  6. Campaña nacional e internacional para justificar tales atrocidades;

  7. Sobornos indiscriminados

  8. Chantaje político, social y económico

  9. Sabotaje en gran escala y simultaneo para dar ilusión de unidad y fuerza

  10. Uso masivo de todos los medios sociales de comunicación.

Estos son los principales, luego están los menudos o los que impongan las circunstancias.

¿Puede vencer el pueblo toda esta conjura en todos los frentes? Esta obligado a vencer y aplastar definitivamente. Debe aplicar resueltamente mano dura y sin vacilación ni duda. Si no es así, habría que esperar la peor de las suertes. El pueblo llevaría las de perder por el peso de los invasores a quienes habrá que aplicarles la pena capital porque son maquinas asesinas, bestias, que solo tienen de humano su forma, totalmente anestesiados y perturbados; ante el dilema de de morir o matar en defensa propia, no hay escogencia para el pueblo, porque aquí se trata de defender la vida”

Esto lo volvemos a escribir porque tenemos que prepararnos para la arremetida del enemigo, desesperado y presionado por su jefe los EEUU y sus acompañantes Europeos, ante las nuevas posibilidades de La Revolución Bolivariana que se vislumbran, por lo que alertamos al presidente Maduro y al Gobernador del estado Táchira acerca de los peligros a que expone a la población si abre de nuevo la frontera con Colombia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1901 veces.



Ana Bordas


Visite el perfil de Ana Bordas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ana Bordas

Ana Bordas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI