Trincheras de mentiras, rosas de odio

La búsqueda permanente de la verdad y llevarla hacia su pueblo, fue una de las tareas que, quizás, agotó mucho del tiempo de nuestro Comandante Chávez, en sus años de gobernante; al Presidente Maduro, le ha tocado cumplir el mismo periplo recorrido por nuestro Comandante Chávez, pues, el enemigo histórico sigue siendo el mismo: el imperialismo de los EEUU. Ya Fidel, en su tiempo, nos lo señalaba también: "…la gran aliada del imperialismo y del colonialismo es la mentira. Colonialismo e imperialismo, es explotación más mentira, precisamente para confundir, precisamente para engañar. Por eso los imperialistas y los colonialistas tienen agencias cablegráficas. Por eso los imperialistas y los colonialistas tienen cadenas de periódicos, cadenas de estaciones de radio, cadenas de televisión" (Discurso de Fidel Castro en la clausura del Congreso de la Unión Internacional de Estudiantes, 08 de junio de 1961). Por supuesto, en nuestros tiempos, los métodos de inocular a nuestros pueblos con el flagelo de la mentira, son más sofisticados y complejos. El imperialismo, ha desarrollado técnicas avanzadas, producto de sus innumerables experiencias que, a lo largo de siglos de existencia, el desarrollo de la lucha de clases a nivel planetario le ha permitido poner en práctica. Entre los años 1956-1971, desplegaba por intermedio de uno de sus programas de contrainteligencia, el COINTELPRO (Counter Intelligence Program), programa dirigido en lo fundamental, a los grupos de izquierda que renacieron con mucha fuerza en aquellos turbulentos años en el propio seno del imperio, en los EEUU. Si bien, dicho programa se diseña y pone en práctica en 1956, para "incrementar el fraccionalismo, causar confusión y conseguir desórdenes" dentro del Partido Comunista de los EEUU de América (CPUSA); dado sus logros, se le da continuidad e incluye en el "desbarajuste", al Partido de los Trabajadores Socialistas en 1961, y a partidos nacionalistas afroamericanos como las Panteras Negras y la Nación del Islam y, a toda aquella organización que los mecanismos de seguridad imperialista, consideraran un peligro a la seguridad nacional, por ende, un peligro a los intereses de las transnacionales y el llamado complejo industrial-militar, organismo que es, en definitiva, quien realmente gobierna y manda en los EEUU, como lo expresara Bob Woodward, el periodista que desató el Watergate en compañía de Carl Bernstein, en su libro: Obama’s War: "ni el Poder Ejecutivo, ni el Poder Legislativo y menos del Judicial. Quien gobierna realmente, dice Woodward, es el complejo militar-industrial, es decir, el Pentágono y las grandes productoras de armamento, a cuyo directorio suelen ingresar no pocos jefes militares estadounidenses cuando se retiran".

Operaciones tipo COINTELPRO, presumimos, parecieran estar, puesta en marcha contra la Revolución Bolivariana y sus organizaciones de masas. Peter Camejo, quien se presentó como candidato a presidente por el SWP en 1976, demandó en su oportunidad al FBI, después que su oficina de campaña fuera asaltada, así se reportó en un artículo de Truthdig en 2012: "El juez le preguntó al agente especial del FBI cuántos agentes habían trabajado en la campaña presidencial de Camejo. La respuesta fue: 66. Camejo estimó que tenía un equipo de campaña de 400 en todo el país […] Esto es una tasa de infiltración de aproximadamente de cada seis. Camejo descubrió que entre los agentes estaba uno de los jefes de su campaña. También descubrió micrófonos en una oficina de campaña y documentos que muestran que el FBI le había seguido desde que era un joven activista estudiantil de 18 años de edad…" La realidad de las organizaciones de izquierda y revolucionarias en los EEUU, nos dice cuán efectivas suelen ser, las operaciones tipo COINTELPRO.

Ese tipo de operaciones no solo se circunscriben a los EEUU, sino que se expandieron a todo el área de influencia del imperio, su "patio trasero" como le gusta llamarnos. En el caso específico de Venezuela, el caso de Bandera Roja, es un buen ejemplo de cómo organizaciones supuestamente revolucionarias, terminan su periplo de vida, rendidos a los pies de sus torturadores. Alejandro Olivares, sobreviviente de la llamada "Masacre de Cantaura", narra su experiencia tiempo después de ocurridos tan fatídicos hechos: "El enemigo lo teníamos adentro —afirma sin lugar a dudas—. No fue casualidad que llegaran. Estábamos alerta. De hecho a las 8:00 de la noche del día anterior ya le había informado a mi comando que partiríamos a primeras horas del día"; sin embargo, el ataque llegó primero.[…] El avezado guerrillero sabía que algo terrible estaba por ocurrir. Desde hace un año tenían la certeza de que el frente guerrillero estaba infiltrado por la Dirección General Sectorial de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip) y que sus operaciones estaban al descubierto para el Gobierno central, que mantenía una fuerte ofensiva en contra de las actividades ejecutadas por el brazo armado de Bandera Roja" (http://www.aporrea.org/ddhh/n239528.html). Pero, no solo la infiltración se produce por los organismos de seguridad del Estado, el imperialismo emplea sus agentes para que factores o líderes de sectores de izquierda, asuman sus posturas de críticas al gobierno que no le es afecto, mucho dinero rueda a granel en compra de conciencias y falsos liderazgos. Petkoff, Márquez, Miquilena, García, Falcón, Baduel, Franceschi, Güarulla, Puerta Aponte, y otros más, dan muestra de cuán eficientes son los programas tipo COINTELPRO, en la patria de Bolívar y Chávez. Infiltrar, dividir, eliminar, he allí la esencia del programa.

Estas reflexiones nos vienen al pensamiento, después de escuchar en Aporrea (http://www.aporrea.org/poderpopular/n261654.html), el programa Trinchera de Rosas, moderado por la compatriota Rosa Natalia, quien tuvo como invitados a Rodolfo, Toby y Cano. En solo 23 minutos con 39 segundos, se desparraman toda una catarraja de mentiras y calumnias contra nuestra Revolución y su actual liderazgo. De los muchos programas que pudimos ver en Globovisión, Televen, RCTV o Venevisión, tantas infamias juntas no pudieron ser expresadas como las que, en el mencionado programa, se expresaron en tan corto tiempo. La mentira, fue la protagonista principal del programa. Traición a la Patria, traición al legado del Comandante Chávez, China igual al FMI, paquetazo chino, acusación al gobierno del Presidente Maduro de ser neoliberales, de estar rendido al capital transnacional, son parte del libreto asociado con dicho programa de radio. Mucho odio concentrado, en tan solo 4 personas.

El programa se inicia con una gran mentira, la supuesta aprobación en Ley Habilitante por el Presidente Maduro de una supuesta Ley de Zonas Económicas Especiales. Ley inexistente entre las aprobadas por el Presidente Maduro, de allí arranca toda la trama oposicionista a la Ley de Regionalización Integral para el Desarrollo Socio Productivo de la Patria, oficializada en la Gaceta Oficial N° 6.151 Extraordinario de fecha 18 de noviembre de 2014, mediante el Decreto N° 1.425. Es una Ley que, como lo explica su Exposición de Motivos, tiene "el objeto de regular la creación, funcionamiento, desarrollo y administración de las distintas unidades espaciales de planificación en el marco del sistema de regionalización nacional…" No es una Ley, como señalan Rosa y sus invitados, para convalidar los acuerdos con la República Popular China, el cual, y eso es importante que lo conozcan nuestros camaradas, está regulada, esa relación, por la Ley Aprobatoria del Acuerdo de Cooperación entre el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y el Gobierno de la República Popular China, aprobada por la Asamblea Nacional, en fecha 02-07-2013, de allí que, esa matriz que se pretende promocionar en dicho programa, de que esta Ley es para legalizar los negocios con China, malos negocios según los participantes en el programa, sea una falsa matriz.

"Decir la verdad, es el primer deber de todo revolucionario", sentenciaba Fidel en un discurso a su llegada a La Habana, el 08 de Enero de 1959. En oposición, el ministro de propaganda de Hitler, Joseph Goebbels, en sus principios sobre propaganda, proclamaba en su Principio de Orquestación: "Si una mentira se repite lo suficiente, acaba por convertirse en verdad". Principio que, pareciera ser la guía de Rosa y sus acompañantes en dicho programa. Gramsci señalaba que: "la verdad es muy importante en política", cuyo fundamento último, señalaba, residía en la aspiración a la veracidad y a la conformidad de lo que se hace con lo que se piensa. Un Revolucionario, cuando es verdadero, nunca miente, pues, como sentenciaba Lenin: "la verdad es siempre revolucionaria". Así, continua Rosa mintiendo a sus oyentes y señala: "es un tema que hemos seguido de cerca desde que comenzaron las relaciones con China económicas en su fase más aguda a partir del año 2013 con el viaje de, comenzó con el viaje de Arreaza a China, fue un primer acercamiento, después viajó el Presidente Maduro junto con el ex ministro de energía y petróleo, hoy día canciller, luego viajó con nuestro Presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello" (Escuchar audio en: http://www.aporrea.org/poderpopular/n261654.html). Nuevamente, Rosa miente. Las relaciones con la China Popular, no datan de 2013. Ambos países establecieron relaciones el 28 de junio de 1974, solo que, fue el Presidente Hugo Chávez, quien les dio un carácter estratégico, convirtiendo a China en, quizás, nuestro primer socio comercial. "En verdad, esta alianza estratégica, que lleva ya más de una década, se ha venido conformando en ejemplo de cómo debe ser la cooperación entre países soberanos. Un nuevo modelo de cooperación, un nuevo paradigma", señalaba el Presidente Chávez al presentar el balance de la asociación estratégica entre ambos países, que este jueves clausuraron la X Reunión de la Comisión Mixta de Alto Nivel, creada en 2001 como un mecanismo coordinador y ordenador de la agenda bilateral. A quienes criticaban dicha asociación, les respondía duramente el Comandante de la Revolución Bolivariana: "Yo no sé de dónde, pero algunos venezolanos critican esta relación con China: los apátridas. Yo pienso que están siguiendo instrucciones del Pentágono y de la Casa Blanca. Son los lacayos del imperialismo que andan echándole piedras y basura a esta relación de China y Venezuela" (http://argentina.embajada.gob.ve/index.php?option=com_content&id=597%3Achavez-venezuela-y-china-son-un-nuevo-ejemplo-de-cooperacion-basado-en-la-solidaridad&Itemid=39&lang=en).

Rosa y sus invitados, orientan el programa hacia la pretensión de hacer creer al oyente que, el Gobierno del Presidente Maduro, con esa supuesta Ley de Zonas Económicas Especiales, entrega la Patria, su territorio, a los chinos, quienes serán los dueños de esas supuestas zonas económicas especiales, en las que la Constitución y las leyes de la República serán letra muerta. Según la interpretación realizada por Rosa: "está definido en la Ley como especial, una administración especial, puede tener un patrón monetario y cambiario diferente al del resto del país, por qué, porque si ud quiere incentivar el comercio exterior en esas zonas no puede tener control cambiario, porque, como esa transnacional repatría su dinero y sus ganancias, tienes que levantar el control de cambio, eliminar la moneda, prácticamente, dolarizarlo o yuanizarlo y, bueno para que eso sea rentable, sino no tendría sentido que estén aquí. La otra cosa es que está contemplado dentro de esta zona el levantamiento de la nueva ley del trabajo". No señala artículo alguno de la Ley, en qué confirmar sus afirmaciones y no podía ser de otra manera, porque la Ley de Regionalización Integral para el Desarrollo Socio Productivo de la Patria, oficializada en la Gaceta Oficial N° 6.151 Extraordinario de fecha 18 de noviembre de 2014, aprobada por el Presidente Maduro en el marco de la Habilitante, no estipula en ningún artículo, lo afirmado por Rosa y sus invitados al programa. Todo lo contrario, al analizar el Decreto 1.495 de fecha 02-12-2014, hecho público en la Gaceta Oficial N° 40.554 de fecha 03-12-2014, en que se crea la primera Zona Económica Especial, designada en el marco de la Ley de Regionalización Integral para el Desarrollo Socio Productivo de la Patria, la Zona Económica Especial de Paraguaná, en su artículo 6° se deja sentado que: 1ro. Las empresas e instituciones establecidas en la Zona Económica Especial de Paraguaná deben mantener sus cuentas bancarias en el Sistema de Banca Pública Nacional, tanto en moneda extranjera y nacional […] 7mo. Las empresas establecidas en la Zona Económica especial de Paraguaná deben cumplir con las respectivas Leyes, Decretos y Reglamentos de Protección al Trabajo de la República Bolivariana de Venezuela, garantizando a sus trabajadores a realizar su labor en condiciones dignas, seguras y saludables". Paraguaná toda, desmiente a Rosa y sus invitados del odio.

Otra de las críticas, fuertes críticas, de Rosa y sus invitados, se refiere a la creación de los Distritos Motores, señalan: "Otras de las categorías que está dentro de la Ley, algo que han llamado distritos motores de desarrollo, esos distritos cuando se lee la Ley no son más que las ciudades que van a ser construidas alrededor de las zonas económicas especiales" […]"…incluso dentro de la Ley está contemplado un cerco de pobreza, marginal que va existir y a eso le van a llamar corredores urbanos". Los Distritos Motores, son desarrollados en la Ley decretada por el Presidente Maduro en el Capítulo III, artículos 34 al 37, importante señalar que esa categoría territorial la estableció nuestro Comandante Chávez en la Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno, incluso, creó en su tiempo, el Distrito Motor de Desarrollo del Sur del Lago, conformado por 17 municipios de los estados Zulia, Mérida, Trujillo y Táchira, hablamos del año 2011.

Para Chávez: "El escalón más allá de la comuna debe ser el Distrito Motor de Desarrollo, que quede eso bien claro" y, así lo planteó en su discurso de proclamación como Presidente de la República para el período 2013-2019, en que anunció la creación de seis distritos motores de desarrollo. Entonces, Toby, ¿quién traiciona el legado de nuestro Comandante Chávez?, Maduro que ratifica en una Ley su idea de los Distritos Motores de Desarrollo o tú, que te vas a un programa de radio a criticar su idea. Tan convencido estaba nuestro Comandante Chávez de la vigencia de los Distritos Motores de Desarrollo que, en la Ley Orgánica de las Dependencias Federales, promulgada por él en Octubre 2011, reservó el artículo 12 de dicha Ley para prever la creación de Distritos Motores en dichas entidades territoriales: "El Presidente de la República, en Consejo de Ministros, podrá crear los Distritos Motores de Desarrollo que estime necesarios, atendiendo a criterios de funcionalidad, extensión geográfica, variables ecológicas, potencialidades económicas y sociales, y seguridad para la Nación, en los términos establecidos en la Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno y su Reglamento". El colmo de los colmos es que, quienes se asumen como defensores del legado de nuestro Comandante Chávez, acusan al Presidente Maduro de traicionar su legado simplemente por ser fiel al mismo y consagrar su idea, darle vida, a los Distrito Motores de Desarrollo en una Ley.

Sobre el cúmulo de mentiras montadas por Rosa y su séquito de invitados, cual libreto de la mala calidad de un "mata cura" o un Napoleón Bravo, se levantan calumnias contra la Revolución Bolivariana, su Gobierno y sus líderes y lideresas, hila fino la Embajada imperialista que, pareciera estar tras las sombras de esas trincheras, falsa trincheras llenas de odio. Reivindicamos el debate de las ideas como las reivindicó Martí: "Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedras", pero, al igual que nuestro Comandante Chávez, debemos exigir "ética en el discurso", pues, detrás de la mentira solo puede estar el imperialismo y la burguesía. Quienes bajo el ropaje del chavismo se auto adjudican la verdad absoluta del camino a seguir por la Revolución y, se dan el tupé de tachar de traidores a quienes no compartimos sus sesudas recomendaciones, solo nos resta invitarlos a la lectura de la historia de la Chile revolucionaria, la Chile de Allende: "Quiero insistir que a través de todas las historias siempre hubo grupos minoritarios que no comprendieron las exigencias de los procesos revolucionarios, y con su irracionalidad, su falta de claridad, llegaron a hacer fracasar coyunturas revolucionarias"… Agrega Allende: "Lenin en pleno combate, se expresaba así, refiriéndose a los verbalistas de la revolución: "La frase revolucionaria es la repetición de consignas revolucionarias que no guardan relación con las circunstancias objetivas de un momento. Consignas excelentes, estimulantes, embriagadoras, pero sin base, esa es su esencia"…Y, agregaba: "Guerra a la frase revolucionaria, para que no pueda decirse algún día esta amarga verdad: "la frase revolucionaria, sobre la lucha revolucionaria, perdió la revolución". Eso decía el padre de la Revolución de Octubre. Que no lo olviden algunos jóvenes teóricos chilenos". ("Allende: Su pensamiento político", Quimantú. Santiago, 1973, pp 268 y 269).

Caracas, 06-12-2014



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1588 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a199396.htmlCd0NV CAC = Y co = US