INAC y los derechos ciudadanos

La medida ejecutada por el INAC sobre los vuelos de aerolíneas norteamericanas, es una de las pocas medidas tomadas por los entes nacionales para llevar la justicia a las relaciones económicas entre Venezuela y otras naciones. Hasta ahora en muchos de los compromisos de comercio o servicios con otras latitudes, la parte del león siempre le tocaba a los foráneos. Esa injusticia se puede deducir al ver como el 90% del mercado de vuelos hacia el exterior esta en manos de aerolíneas no nacionales, y aunque ese espectro ha sido así desde hace mucho, el León no estando conforme con ese abultado monopolio, cercenó desde 1995 el poco mercado de las empresas aéreas nacionales. Así como esta discriminación se ha ejercido por más de 10 años con empresas de bandera nacional, en igual medida se ejerce por parte de las transnacionales del tráfico aéreo, una marcada discriminación con los pasajeros dependiendo la procedencia de los mismos.

Esta discriminación es fácilmente observable para cualquier viajero latinoamericano, que por causa de estudio o entrenamiento en otras latitudes, requiera los servicios de aerolíneas norteamericanas o europeas. Mientras que cualquier europeo o estadounidense puede llevar a cualquier destino en clase turística la cantidad de 2 maletas con un peso de 32 kilos por maleta, nosotros los indios del tercer mundo solo se nos permite, en iguales condiciones, una maleta de 20 kilos. Un ejemplo describirá mejor la situación, figúrese usted amigo lector ser un estudiante que por razones de estudio debe volar a China por un período mayor de un año, usted solo podrá llevar 20 kilos de equipaje, incluyendo en esos 20 kilos lo que pesa la maleta, con lo que generalmente usted solo podrá llevar entre 14 y 16 kilos efectivos.

Mas allá de ese peso las tarifas por sobrepeso son tan onerosas que difícilmente, sea que se autofinancie o sea sustentado por una beca, pueda sufragar ese gasto extra. Imagínese lo que podrá llevar entre efectos personales y ropas para una estadía que supera el año, y descubrirá los malabares y sinsabores que deben sufrir nuestros conciudadanos que viajan al exterior por razones que no tienen que ver nada con el ocio. Lo descrito lo traigo a colación dado que uno de los argumentos que se utilizaron para justificar la medida tomada por el INAC fue “se adoptó sobre la base de los principios de igualdad, reciprocidad y justas oportunidades”. Creo que es obvio que lo que se justifica entre empresas, puede con mayor razón inferirse sobre pasajeros. El INAC actúa para proteger los derechos de un grupo de empresas nacionales, aunque estas empresas privadas nada aportan a la nación, por el contrario la mayoría de ellas tienen un largo historial de maltrato y mal servicio a los nacionales, con tarifas, aun en vuelos nacionales, infladas que equiparan en dólares un vuelo hacia el oriente del país con un vuelo a Miami.

Si el INAC vela por la igualdad y la justicia entre empresas, con mayor razón debería actuar para proteger el derecho de los pasajeros venezolanos ha ser tratados en condiciones igualitarias a la de los viajeros de otras regiones. ¿O es que somos viajeros de 3era categoría?¿O es que los dólares que pagan los venezolanos son de menor valor que los pagados por los extranjeros?¿O es que somos, todos los venezolanos, narcotraficantes, terroristas o mongólicos, con los derechos limitados?. El Artículo 117 de nuestra Carta Magna señala que todas las personas tendrán derecho a disponer de servicios de calidad y a un trato equitativo y digno en estos servicios. Esto ha sido violado por las aerolíneas extranjeras durante décadas. ¿Por qué el INAC no se ha expresado respecto a este asunto, a pesar de las innumerables denuncias sobre estas practicas discriminatorias con nuestros connacionales?. Supongo que es más rentable el apoyar a las empresas privadas de escrupulosidad dudosa que a los ciudadanos comunes.

Esta medida que pareciera en principio ser una especie de respuesta a la prepotencia del o de los Imperios, si medimos la altura moral de quienes defendemos con la misma, dado su trato depredador y abusivo para con los viajeros en los vuelos nacionales, nos hace pensar ¿Para quién se trabaja?. Si las aerolíneas nacionales quieren el apoyo del Estado, para defender sus derechos, como el Estado es la representación del pueblo participativo, deberían lavar su cara y su imagen de toda practica especulativa, con la cual pretenden esquilmar y exprimir hasta el último centavo del bolsillo de sus desventurados clientes, mientras como contraparte lo que ofrecen son retrasos desconsiderados, pésima atención, y pobre y hasta denigrante repuesta a los problemas. El INAC puede velar por los derechos de las aerolíneas nacionales, no las puedo llamar nuestras porque no son del pueblo, ni tampoco venezolanas porque sus manejos no merecen ese gentilicio, pero sobre todo debe velar por su razón de ser de toda institución del Estado, por el derecho de todo venezolano a poder volar en cualquier aerolínea nacional o extranjera con todas las prerrogativas y derechos que pudiesen tener un ingles, un francés o un norteamericano, ya que en nada es inferior a ninguno de esas nacionalidades, y que por el contrario siempre paga más por los mismos servicios teniendo cada vez menos derechos.

La lucha contra los Imperios es por los derechos ciudadanos, y no por los derechos de los saltimbanquis mercantilistas que ante el menor grito revisionista se sitúan en la barricada contraria. Quedará esta nueva denuncia sobre prácticas discriminatorias en el olvido, probablemente si, ya que mucho se habla de justicia e igualdad pero poco se hace para alcanzar ese puerto. Que la Revolución Bolivariana dignifique nuestro gentilicio, nuestra etnicidad, nuestro patrimonio cultural. Sintámonos orgullosos de ser venezolanos con todos nuestros derechos y deberes íntegros en todo el mundo.

QUE EL ESPIRITU DEL LIBERTADOR SIEMPRE GUIE NUESTROS PASOS HACIA LA LIBERTAD PLENA Y HACIA LA SOCIEDAD JUSTA


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7768 veces.



Antonio Bermúdez


Visite el perfil de Antonio Bermúdez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Bermúdez

Antonio Bermúdez

Más artículos de este autor