Guayana, empresas básicas, soberanía, transformación, inconformidad y reafirmación de nuestra posición socialista e imperialista

"La crítica es el ejercicio del criterio: destruye los ídolos falsos, pero conserva en todo su fulgor a los dioses verdaderos" José Martí

En Venezuela estamos en un proceso revolucionario, un proceso declarado antiimperialista y socialista con una meta plantada DERRUMBAR EL SISTEMA CAPITALISTA Y ESTABLECER EL SISTEMA SOCIALISTA, imperialismo en etapa de desmoronamiento en la cual en su afán por mantener su poder económico/ideológico/militar realiza políticas agresoras en contra de los pueblos, irrespetando líneas fronterizas, gobiernos patrios, al menos que se dobleguen ante los postulados del sistema capitalista, principios que contiene acciones destinadas a perseguir y condenar a Mov. Sociales y dirigentes políticos, subyugar a los pueblos, eliminar soberanías, manchar a procesos revolucionarios con epítetos de terroristas y de narcos para lograr condiciones de “intervenciones salvadoras de la libertad y derechos humanos” lo que solo evidencia su fase fascista, que usa el terrorismo para asegurarse su supervivencia. También contiene esta etapa final capitalista, infiltrar los espacios de la revolución para su aislamiento y rechazo solo con el fin, de una vez confrontados los chavistas, beneficiar a la MUD.

El pueblo en general desaprueba la gestión de los gobernadores por la pésima organización y funcionamiento de los servicios públicos, por el carente mantenimiento de las vías públicas, llenas de huecos en su gran mayoría. Acompañada este rechazo por existir funcionarios públicos descaradamente opositores, que abortan las políticas a favor del pueblo, ofenden y vejan a la vocería comunal. Es innegable, que no es nada fácil que dentro de un proceso de aprendizaje colectivo, tengamos que dar respuestas políticas, en la cual debemos alejarnos de lo individual, de lo local y visualizar lo internacional como la contradicción que nos indica el camino a tomar, la política a diseñar; nuestra liberación nacional va a la par de la liberación continental, y es por esta razón que el imperio ladinamente con el fin de confundir al pueblo y alejarnos de la política correctamente trazada y liderizada por el comandante Chávez cuestiona las relaciones soberanas de Venezuela con otros países del continente, acción revolucionaria con el fin de construir relaciones no capitalistas y orientadas a liquidar al capitalismo en el continente, precisamente en el momento, en el cual, este sistema esta boqueando. Esta política continental ha ido logrando importantes espacios ALBA, UNASUR, PETROCARIBE, CELAC, TELESUR, reto que asume el proceso revolucionario para poder enfrentar las políticas neoliberales y por esto se asume como contradicción principal en esta etapa de este proceso, la de imperio /nación, y ello significa ahondar en la pelea contra el imperio.

Como revolucionario ratificamos, nuestra concepción marxista-materialista, mediante la cual nos ubicamos en el momento que estamos viviendo, entendemos que las relaciones de producción y las fuerzas productivas que se desarrollan en la actualidad son capitalistas, que no hemos pasado a las relaciones socialistas, y que todavía no existen los brotes de un modo de producción superior, situación que acarrea contradicciones secundarias entre la práctica y lo que nos planteamos como meta, que solo son propósitos; ni tenemos una modo de producción socialista, ni poseemos una ideología socialista; solo estamos creando las bases para pasar a la etapa de transición hacia el socialismo.

Dentro de este marco el comandante lanza, la política del “Plan Guayana Socialista,” colocando a Guayana como el escenario que impulse la transformación política generando cambios en las estructuras de producción dentro de las empresas básicas, colocando a unos trabajadores para desarrollar tan inmensa responsabilidad, compromiso no acompañado en la rectificación de la norma de la coaptación, la cual genera posiciones burocráticas y reformistas acciones que no permiten desarrollar un amplio movimiento social y autónomo que lo diferencie de la burocracia estadal y de los vicios que esta relación/dependencia reproduce: los vicios que queremos eliminar. A la vez en las empresas básicas se encuentra un sindicalismo pragmático que obvió la formación ideológica, causando practicas dentro de los trabajadores dominadas por la ideología el tener ser, expresada está en la exigencia de mas y mas beneficios personales y la oposición a el contenido del control obrero en su concepción socialista, pero si aceptando un control obrero de más recursos para mi bolsillo, siendo beneficiados en esta política, los grupos económicos y alianzas que se han formado y fortalecido a través de la historia, convirtiendo a nuestro país como la base del desarrollo industrial de toda Europa, por serle vendido el hierro y el aluminio a un precio menor que el valor de su producción; esta acción de tratar de establecer soberanía y participación popular en un centro de ganancia capitalista, genero la lógica confrontación de clase, confrontación no comprendida por la mayoría de los trabajadores, manipulada por los representantes del capital y los cuales participan de las ganancias que esto les produce. Estos trabajadores presidentes fueron cayendo uno a uno ante la acción indudablemente capitalista y aliada a intereses imperialistas, quedando solo Elio Sayago, quien realizo esfuerzos extraordinarios por cumplir los objetivos trazados por el comandante, fue gracias a su acción que se logro el financiamiento de 403 mil $ para ALCASA, pero como lo hemos comentado por este medio en anteriores artículos este es un proceso CO-LEC-TI-VO, y solo, sin la necesaria cooperación, orientación y participación de todos los trabajadores y militantes del proceso, se debilito ante el acoso del capital transnacional; esta es solo una batalla, viene una nueva LOT que generara cambios importantes en las relaciones de producción, y lo importante para el avance de un proceso no es cargo, sea cual fuere este, pero si es fundamental mantener al líder HUGO CHAVEZ, como presidente de Venezuela y como el conductor de este proceso; como lo hemos dicho varias veces ante otras situaciones en la que hemos ejercido nuestro derecho a expresar nuestra opinión, estamos inconformes, pero seguimos siendo SOCIALISTAS Y ANTIIMPERIALISTAS, por ahora el capital nos gana una batalla pero no va a confrontarnos entre chavistas, y menos aun por un cargo, nuestros intereses son más sublimes es un proceso a favor de todas y todos los ciudadanos de este país y del continente, nuestra patria grande, el 7 de octubre necesita de nuestra unidad y disposición revolucionaria. El proceso es largo, en esta ocasión un simple cargo, otras veces ha costado vidas de revolucionarios, perdidas que fueron como contribución por el bien de una sociedad, jamás por el interés de acumulación de capital.

martaortega4@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2849 veces.



Marta Ortega

Docente jubilada, militante por la transformación social desde el voto nulo hasta hoy. Pionera en la formación de la Liga Socialista y defensora de los Derechos Humanos

 martaortega4@gmail.com

Visite el perfil de Marta Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: