MUD=Noriega=CIA=USAID

Dos chinazos se ha dado el oposicionismo apátrida en esta semana que finaliza; primero, al quedar al descubierto una comunicación dirigida por  Ramón Guillermo Aveledo (Secretario Ejecutivo) y Ramón José Medina (Director de Enlace Internacional), en representación de la Mesa de la Unidad por los Dólares (MUD), factor aglutinador de los diferentes partidos de oposición a la Patria y al pueblo venezolano. En dicha comunicación, le solicitan al parlamento norteamericano: “…expresar nuestra profunda preocupación por las graves y no deseadas consecuencias de la medida recientemente aprobada por su Comité de cortar todo financiamiento a la Organización de los Estados Americanos (OEA)” Aunque no lo explicaban en su comunicación, se trata de un aporte que realiza la OEA por un monto de $48,160,000, aportado en su totalidad por el Departamento de Estado de los EEUU, para apoyar el “despliegue de equipos especiales de ‘practicantes de democracia’ en estados donde la democracia enfrenta amenazas de la creciente presencia de conceptos alternativos como la ‘democracia participativa’ de Venezuela y Bolivia”. En otras palabras, se preocupan los miembros de la MUD, sobre los dólares que le impulsan a dar el todo por el todo por la defensa de la “Democracy” en la República Bolivariana de Venezuela, que no les falten, no se les corte el suministro.

  Como era de esperarse, esa actitud sumisa a los dictámenes de una potencia extranjera y dependiente de su financiamiento, fue rechazada por la inmensa mayoría de quienes nos decimos llamar venezolanos/venezolanas, y si el camarada Chávez, según diferentes encuestas, rondaba el 60% de apoyo, de seguro las venideras encuestas del mes de agosto, elevarán sustancialmente ese apoyo, sobre el 65-70%, gracias a la ineptitud de una oposición que trabaja para los enemigos de la Patria.

  No habían terminado de tragar ese trago amargo, cuando al diputado Julio Montoya de Un Nuevo Adeco o Tiempo, el partido del prófugo de la justicia por delitos de corrupción, Manuel Rosales, se le ocurre dar una Rueda de Prensa para cuestionar la eventual repatriación del oro enviado en 1989 por el entonces ministro de Hacienda, Pedro Tinoco, a Londres, bajo el supuesto de que lo iban a certificar y validar. "¿Qué está pasando que no sabemos los venezolanos? Hay una preocupación del gobierno venezolano porque nos puedan congelar los dólares de nuestras reservas depositados en bancos internacionales. ¿Qué hemos o qué vamos hacer que signifique que la comunidad internacional tenga que tomar esta medida tan drástica como congelar nuestras reservas?" (Globovisión, 16/08/2011), se preguntaba el diputado Montoya, mientras metía cizaña contra países hermanos: "¿Quién está haciendo esta operación financiera? ¿Hay alguna empresa que está ganando comisión? ¿Cuánto le costará al Gobierno Venezolano transferir (las reservas) de un banco donde tenemos 70 años, para enviarlo a China o Rusia?".

  El Sentido Común, no le funcionaba al diputado apátrida, tendría que explicárselo  el ministro de Planificación y Finanzas, Jorge Giordani, en la sesión de la Asamblea Nacional convocada para analizar esta política: “El ministro del Poder Popular para la Planificación y Finanzas, Jorge Giordani,  recordó que el 21 de febrero de 1989, el Gobierno de ese entonces, junto al Banco Central de Venezuela, sacaron el oro del país. “Nosotros estamos revirtiendo eso, estamos regresando el oro para beneficio de nuestro pueblo” (…) El ministro del Poder Popular para la Planificación y Finanzas, Jorge Giordani,  recordó que el 21 de febrero de 1989, el Gobierno de ese entonces, junto al Banco Central de Venezuela, sacaron el oro del país. “Nosotros estamos revirtiendo eso, estamos regresando el oro para beneficio de nuestro pueblo”. “Andan diciendo por allí que lo que tenemos con China es una deuda, lo que tenemos es un crédito, y ese crédito, en parte, ya está pagado. Por eso tenemos relaciones privilegiadas con el Partido Comunista de China y con sus autoridades” (Correo del Orinoco, 18-08-11). Enfatizando, más adelante las razones: “Esos son los reflejos que aparecieron en 2008 con la crisis inmobiliaria de Estados Unidos, y que tuvo severas consecuencias en otros países (…) Si uno piensa que la crisis solo mostraba la parte superior del iceberg, no pudieron observar lo que subyace en el metabolismo básico que está y genera el sistema capitalista”.

  Es curioso, pareciera que el oposicionismo apátrida, en el único lugar del planeta donde ven una crisis económica es en la República Bolivariana de Venezuela, para ellos/ellas pareciera que la economía capitalista está en ascenso, valga decir, no está en declive. Mientras reciban sus dólares, el mundo poco les importa.

  Este segundo chinazo, es mortal; si el primero ponía en evidencia quién financia a los políticos/as de oposición y, por ende, quién les dictamina sus políticas, éste colocaba en evidencia dónde estaban los intereses que animaban sus intenciones, cómo explicarle a los venezolanos/as que preferían que nuestro oro, enviado al exterior en 1989, como garantía de préstamos dados al FMI, siguiera permaneciendo bajo resguardo en Londres. En otras palabras, confían más en el extranjero que en los connacionales, se habrá visto mayor sentimiento apátrida?

  Además de dejar, esa otra evidencia, en la conciencia del pueblo venezolano; ese segundo chinazo, también dejaba en evidencia, otro hecho de mayor gravedad, que bien lo expresaba el diputado revolucionario Héctor Navarro, en la sesión de la Asamblea Nacional: "Hay una sospechosa coincidencia, porque ellos (la oposición) no han aclarado cómo es que hay coincidencias en tiempo y contenido en sus declaraciones (con Roger Noriega). La conexión entre la CIA y ellos existe" (informe21.com, Agosto 19, 2011). En otras palabras, la conexión CIA y un sector de la oposición que se convertía en vocero nacional de la tenebrosa Agencia de Inteligencia del imperio estadounidense, se hacía más visible a los ojos de todas/todos nosotros, al observar que ciertos diputados repetían a lo interno de nuestra Patria los mensajes que, vía Twitter enviaba Roger Noriega, ex funcionario del criminal de guerra George Bush: “reservas pertenecen a Venezuela, no a Chávez”; el segundo, “solo dictadores y asesinos se preocupan por el congelamiento de fondos. Chávez es igual a Gadafi”; “Chávez planea botín de 29 mil millones de dólares en las reservas de Venezuela. No es demasiado tarde para el pueblo de Venezuela para detener este plan”, y en su cuarto mensaje dice Noriega que “mover las reservas de Venezuela a China y Rusia demuestra el miedo de Chávez, amenaza la economía y lastima al pueblo”.

  ¿Pero, quién  es, ese nefasto personaje de la política imperial?, ex subsecretario del Departamento de Estado en tiempos de Bush, en esa época le tocaría manejar el expediente del terrorista internacional Luis Posada Carriles. Noriega fue, precisamente, quién obstaculizó toda acusación de terrorismo cuando Estados Unidos tenía que presentar, para cumplir con los convenios internacionales ratificados, acusaciones de terrorismo contra el terrorista más famoso del continente.

  Noriega tiene una larga serie de precedentes anti venezolanos: el día 4 junio del 2005, se reunía en privado durante “más de dos horas” con la activista Patricia Andrade, ex empleada de la OEA reclutada por la CIA, para hablar de los “derechos humanos” en Venezuela y reclamar “el desmantelamiento” de los Círculos Bolivarianos en los Estados Unidos, por considerarlos “organizaciones sociales que hacen peligrar la tranquilidad ciudadana de este país.” Ahora funge de consultor, como funcionario retirado que metaliza sus contactos en la industria del lobby y de la corrupción, con su propia firma: Visión Américas LLC, en la cual está asociado con otra “estrella” del “anticastrismo” el ex directivo de la FNCA José R. Cárdenas, alias “Pepe”. Cárdenas fue jefe de la USAID para América Latina y repartía, hasta finales de 2008, el dinero de esa agencia en Honduras a grupos anti-Zelaya.

  Visión Américas LLC, fue luego contratada por el dictador Roberto Micheletti y su pandilla golpista bajo la cobertura de la Asociación  Hondureña de Maquiladores “para apoyar los esfuerzos del sector privado hondureño al fin de consolidar la transición democrática” en el país centroamericano. De 1986 a 1990, Roger Noriega fue Director de la USAID para la región de Centroamérica. Desde ese cargo, Noriega se encargaba del financiamiento y asesoría a la oposición nicaragüense en contra de la Revolución Sandinista. También dirigía fondos hacia el grupo paramilitar contrarrevolucionario, conocido como la Contra. De 1997 a 2001, Noriega fue asistente del Senador ultraconservador del Estado Nueva Carolina, Jesse Helms, en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, donde ayudó redactar la ley Helms-Burton que reforzó e intensificó el bloqueo contra Cuba. En el 2001, el Presidente George W. Bush nombró a Noriega como Embajador de EEUU ante la Organización de Estados Americanos (OEA). Del 2001 al 2003, ayudó con las preparaciones para el Golpe de Estado que derrocó el presidente de Haití, Jean Bertrand Aristide, en 2004. Para lograr su objetivo, Noriega colaboró estrechamente con el Instituto Republicano Internacional (IRI), la NED  y la USAID. En el golpe de abril de 2002, Noriega, como embajador de EEUU en la OEA, maniobró en el seno de esa organización para que la misma se manifestara en apoyo al dictador Pedro Carmona Estanga.

  Los vínculos CIA-USAID, son de larga data, “Si antes la CIA había utilizada a la USAID como fachada, sin que sus trabajadores lo supieran, hoy es de conocimiento pleno que la USAID se incorpora en las iniciativas de contrainsurgencia contra movimientos y estados considerados “adversarios” por Washington. Esta novedad la transforma de su mandato original de aportar ayuda humanitaria al mundo y la convierte oficialmente en una agencia de guerra”, concluyó la investigadora estadounidense-venezolana…” (Eva Golinger denunció que la CIA utiliza a la USAID para agredir a Venezuela, ABN, Diciembre 15, 2009). Se trata, sin duda, de un agente de la subversión imperial, de lo peor, un delincuente internacional.

  Teniendo esto claro, es menester analizar las declaraciones previas dadas por este nefasto personaje en los medios imperiales, para poder entender los objetivos de esta jugada política. Es así que el viernes 8, Noriega en sendo artículo en el Nuevo Herald: “Los doctores que están tratando al líder venezolano […] le informaron hace varias semanas que sólo tiene una probabilidad de 50 por ciento de vivir por otros 18 meses, según fuentes cercanas a su equipo médico en Cuba” (…) “Miembros del círculo interno de Chávez ahora se apresuran para garantizar el traspaso del poder al hermano mayor del líder, Adán. [...] Personas dentro del régimen han empezado a mover silenciosamente a su equipo de campaña, en caso que sea necesario emboscar a la oposición y adelantar las elecciones presidenciales que actualmente están planeadas para diciembre de 2012” (…) “Con el dictador fuera de la arena política por lo menos por dos meses, los líderes cívicos pueden impulsar una transición, trazando un plan que haga frente a la crisis creciente dentro del país”, comentó Noriega en el artículo de opinión. “Esta tarea es urgente”.

  Esa opinión, bien puede explicarnos la política de ensañamiento contra la Fuerza Armada Bolivariana, en función de crear cizañas entre sus miembros, buscando crear discrepancias que pudieran infiltrar agentes pro imperio en su seno, para trabajar en procura de crear condiciones para una posible rebelión interna y, más allá, la posibilidad de una nueva intentona de golpe de Estado que derroque por esa vía al camarada Presidente Hugo Chávez, dada la imposibilidad de poder hacerlo por los votos, según reflejan las encuestas y la realidad que se percibe entre nuestro pueblo.

  Como se aprecia, la jugada política del diputado Montoya, secundada por Primero Justicia está enmarcada en la directriz dada por Noriega, bajo el supuesto de la inminente muerte del camarada Chávez,  lo que generaría posibilidades para crear condiciones propicias a la desestabilización del país y que la “comunidad internacional” pueda intervenir para cambiar el cuadro político en función de soluciones que favorezcan los intereses estadounidenses en nuestro país. Pero, mientras ello sucede; por ahora, la campaña en contra de la repatriación de nuestro oro y el reordenamiento de las reservas en monedas desde Europa y EEUU, hacia países con economías más estables y de menor riesgo, un efecto de la campaña antipatria oposicionista ha sido: “Esta semana, Standard and Poor’s rebajó nota de deuda de Venezuela (…) Según Standard & Poor’s, la nueva calificación “B+” -que significa una escasa seguridad de reembolso de la deuda- responde a factores políticos en el país y su modesta situación fiscal (…) En ese sentido, Standard & Poor’s afirmó que los “recientes informaciones sobre la repatriación de las reservas de oro y de divisas extranjeras ‘agrega incertidumbre’ sobre los niveles actuales de esas reservas”. De todos modos, las grandes reservas de petróleo y gas de Venezuela, claves en el desempeño fiscal del país, “compensan en parte la incertidumbre política”, admitió Standard & Poor’s en su comunicado. Y esto lo hace esta clasificadora de riesgo, a un país que no representa riesgo de default, como lo estuviera hasta no hace mucho, los EEU. Así actúa el imperio. 

Caracas, 20 de agosto de 2011

henryesc@yahoo.es 

 

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1962 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tiburon/a128803.htmlCd0NV CAC = Y co = US