¡Libia vencerá!

“…No, no basta rezar / hacen falta muchas cosas para conseguir la paz / Y rezan de buena fe y rezan de corazón / pero también reza el piloto cuando monta en el avión / para ir a bombardear a los niños del Vietnam…” “…Usted es inteligente don Samuel / hasta una bomba atómica inventó / pero es muy debilucho en el amor / y como a usted la muerte le da placer / sobre el hombre indefenso la lanzó / y le gusta la guerra don Samuel / porque le sobran balas y soldados no le faltan / además son valientes / a fuerza de lavados de heroína y marihuana…”

Alí Primera

“No basta rezar” / “Panfletico a don Samuel”



Al empezar a escribir este artículo una profunda rabia recorre toda mi humanidad, la canalla mediática transnacional volvió a lograr sus objetivos. Los amos del mundo reunidos en el Consejo de ese parapeto inservible (a los pueblos) llamado ONU, han decidido invadir a Libia, perdón, la resolución 1973 ha establecido una zona de exclusión aérea para proteger a los angelitos civiles inocentes y desarmados, cuya única defensa son unos cuantos avioncitos Mirage, tanques y blindados diversos, unas bateriítas antiaéreas, ¡ah!, y varias decenas de miles de fusiles de los más modernos.

Estos inocentes civiles desarmados que las transnacionales de la comunicación se encargaron de convertir en mártires (los de febrero ¿se acuerdan del estadio?), fueron tomando ciudades libias con la muy clara intención de derribar al gobierno del coronel Gaddafi, “estimulados” por las revoluciones rosadas que se están dando en varios países del Medio Oriente. Cada incursión de estos “civiles inocentes”, preñados de buenas intenciones y con las manitas pintadas de blanco, que sólo le faltaban las palmaditas y el gritico ridículo de: Estudiaaanteeeesss, estaban acompañadas de una muy buena cobertura mediática, donde pasaban imágenes de cadáveres en las calles y acusaban al gobierno libio de las mismas.

Recuerdan cuando unas de las ONG financiadas por los gringos lanzó una cifra que fue publicada en las primeras planas de los diarios principales del mundo: van diez mil muertos. Cuando la Cruz Roja denunciaba que no la dejaban entrar a Libia a recoger y contabilizar cadáveres. ¿De dónde salieron esos diez mil muertos? Que casualidad que muchos de los miembros del gobierno de Libia renunciaron en medio de un intenso show mediático que me hizo recordar la plaza Francia de Altamira.

El avance de los “rebeldes” como se hacen llamar “los angelitos desarmados”, que no lograron llegar a Trípoli, fue organizado y financiado por el gran capital internacional, apoyado por los gobiernos que manejan y controlan en el mundo. Los EEUU, Francia, Inglaterra, España e Italia, por sólo citar algunos, que sirven al interés del gran capital. Gobiernos títeres dirigidos por las grandes corporaciones y presidentes corruptos y desprestigiados, inmersos en escándalos de diversa índole, pero sobre todo cómplices de la gran crisis mundial que, una vez más, pagamos los pobres.

Estaban generando las condiciones y sensibilizando a la opinión pública de sus países para acusar a Gaddafi de masacrar poblaciones enteras desarmadas, y entrar ellos en plan victorioso a defender a los pobrecitos e indefensos desarmados. Benghasi será la capital del nuevo Estado que surgirá de este conflicto mediáticamente justificado. ¡Oh, pero sorpresa! Ésta es la zona donde está gran parte del petróleo que no había podido expoliar por su cuenta el capital que controla el mundo. Si toda esa gran algarabía, inventando situaciones que sólo existen en CNN y en los sesudos análisis del “embajador” en Globovisión.

¡Qué buena broma! Le dieron todo el apoyo logístico, económico y mediático a los civiles “indefensos y desarmados” y no lograron tumbar al Gobierno legítimo de Libia, a pesar del caradurismo y la desfachatez mediática. La respuesta del pueblo libio, cuya expresión de democracia directa representada por el Estado de las masas (Yamahiriya), no se hizo esperar y en una ofensiva popular-militar fue retomando una a una las ciudades conquistadas por las brigadas gringas entreguistas. Cuando está a punto de ser derrotada la revuelta de “civiles armados indefensos”, aparece en escena el fantasma de la ONU, para luego de toda una perorata barata, asesina y bastarda aprueban la desde ya, “maldita” resolución 1973 que autoriza el uso de la fuerza para proteger a los civiles, aunque sea matándolos. Estamos en presencia nuevamente del uso y abuso de los medios y de las armas para sacar del medio a quien ose desafiar a los amos del mundo.

Pero esos que hoy bombardean sin misericordia al verdadero pueblo libio no mostrarán en sus medios de comunicación lo que sí es una verdadera masacre de civiles desarmados. No veremos en CNN, ni en el Nazional, ni en el Universal, ni en el Impulso, ni en Globovisión, mostrando lo que verdaderamente pasa en Libia. En cambio los veremos sí, magnificando las declaraciones de los vendepatrias que hoy dividen su país y se lo entregan a los gringos, a los franceses, a los ingleses, a los mercenarios. Sí, la canalla mediática ha hecho nuevamente su labor.

Me imagino ver a los soldados occidentales rezando antes de montarse en su avión para ir a bombardear a los niños libios con sus miles de bombas y misiles inteligentes, acabando con un pueblo que presentaba los mayores índices de desarrollo humano en toda la región del norte de África. También imagino a los pilotos de esos países héroes y salvadores destruyendo museos, escuelas, hospitales “por error”. Me imagino las películas de Hollywood poniendo en plan de héroes a los asesinos invasores, siendo aplaudidos y con lágrimas en los ojos viendo a sus soldados protegerlos de la amenaza verde. Me imagino también cuando a la vuelta de unos años regresen a sus pueblos los pilotos que hoy cometen este genocidio, porque esta guerra apenas comienza y el pueblo libio hoy invadido sabrá responder, y expulsar de su territorio a quienes hoy se lo apropian por la fuerza apoyados por los vendepatrias nacidos en ese suelo.

Esos que hoy tienen una profunda emoción al ver los bombardeos, deben esperar la reacción del Pueblo Libio, porque, tal vez los derroten militarmente desde el punto de vista convencional, pero la dignidad de ese pueblo es más poderosa que las armas que hoy utilizan en su contra. Espero ver regresar a los gringos y sus compinches con más tristeza que alegría, a ver si de una vez por todas dejan de seguir apropiándose de lo ajeno. Espero verlos regresar derrotados con sus soldados locos, mutilados y más adictos. Espero finalmente que el Pueblo Libio les propine una derrota sin precedentes en la historia de los pueblos del mundo. Finalmente dos inocentes preguntas para el debate:

¿Cómo será una revuelta en Estados Unidos?

¿Qué pasaría si California o Texas intentaran independizarse otra vez?

Busquemos los antecedentes para que vean quién es el verdadero asesino…


javierstalin@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2041 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Revolución en Países Árabes e Intervención Imperialista en Libia

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Revolución en Países Árabes e Intervención Imperialista en Libia