Chávez: quien no hace le hacen...

A veces pienso (con el debido respeto que el Jefe de la revolución bolivariana me merece), que está entrampado en el estilo de hacer política y negociación con los adversarios y enemigos del actual proceso político, cuyo aprendizaje, no me cabe la menor duda, se lo legaron como una maldición, los viejos dirigentes que enquistados en la V república, llegaron de la mano del zamarro Miquilena al entorno del “Hombre Fuerte”. Don Luis, no obstante haberse ido del lado de su hijo político putativo, más sin embargo, dejó sembrado su semilla, en cuanto espacio existe en cada uno de los Poderes constituidos.

A “realazo limpio” se ha pretendido contener las ignominia y apetencias de algunos dirigentes de la IV república que ahora por las torpezas en todos los órdenes, del gobierno y el partido -no obstante sus propios desatinos-, irrumpen en espacios hasta hace poco ocupados por quienes no supieron entender la responsabilidad histórica que se les había endosado, traicionando al pueblo y a su Líder. Judas se quedó pendejo.

No han terminado de llegar a la Asamblea Nacional y ya comienzan a pulsar sus capacidades de movilización y desestabilización. Tío Sam es paciente y sus lacayos obedientes.

Lo ocurrido en el Metro en una de las estaciones de la populosa Parroquia de Catia, en la ciudad capital, vaticinado por una periodista adeca “uña en el rabo” y carlosandrecista, nos dice aguas adentro, de lo que son capaces y si a ello se le suma, el apoyo que estos sectores tienen desde la “quinta columna”, infiltrada en el aparato burocrático del Estado, los pronósticos son reservados.

Aun recuerdo cuando a su regreso luego del artero golpe de 2002, al verse develados los facinerosos, corriendo hicieron sus maletas para tomar la “villa de Diego” -no hubo embajada o aeropuerto que no pisaran, ni país donde no llegaran-, y cuando el camarada Presidente, crucifijo en mano, ese mismo día los perdonó, todos ellos se miraron a las caras y tirándose en el piso se cuajaros de la risa, por el desatino político, que ellos sabían, ni en sus peores tiempos, jamás hubieran cometido.

Actualmente, esos que ayer estaban dispuestos a huir, hoy nuevamente conspiran -nunca lo dejaron de hacer-, a fin de sacar de Miraflores al “muchacho de Sabaneta”; entre tanto, el pueblo y el socialismo, se diluyen en un discurso que en solitario él plantea, mientras los otros -los irresponsables, por decir lo menos-, hacen lo contrario y si finalmente impulsan alguna de las propuestas que inspiran a Hugo Rafael, es porque o les deja beneficios o las usan para adormecerlo, mientras hacen su agosto.

Lo ocurrido en días pasados, es un alerta. Un adelanto de lo que podría ser la agenda para el 2011 de cara al 2012. Están envalentonados calentando motores y como dice el proverbio popular, si no te pones las pilas, “a la tercera va la vencida”.

(*) Politólogo e Internacionalista Venezolano

Magister en Seguridad y Defensa


monlan2001@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2110 veces.



Manuel José Montañez Lanza *


Visite el perfil de Manuel José Montañez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: