El comportamiento colectivo de l@s venezolan@s: Telón de Fondo de la Salud Mental Decolonial (II)

La semana pasada iniciamos un conjunto de cuatro artículos, que darán sustento el Comportamiento Colectivo de lo venezolano, como telón de fondo de la Salud Mental Decolonial, se develaron aspectos controversiales, disociativos en la configuración del comportamiento colectivo de lo venezolano, finalizámos diciendo: "Estas características serán contrastadas con otras que también configuran el comportamiento colectivo de lo venezolano, Lo afirmativo venezolano, de Augusto Mijares" el hilo al que nos aproximaremos en el artículo de hoy.

Lo Afirmativo venezolano para Mijares es una "reverencia al pasado, un ideario venezolano", porque nuestra tradición pesimista de valorarnos, persiste en "…afirmar que siempre hemos ido a la deriva, sin propósitos fijos, a merced del capricho de los poderosos y la improvisación de sus favoritos. Esta verdad parcial, no es suficiente para conocer totalmente, las verdades de nuestra historia" y nuestro comportamiento colectivo.

Mijares cifra su esperanza que en Venezuela, se han conservado muchas virtudes humanas como fuerzas espirituales impalpables y también se han perdido algunas virtudes políticas. La mirada envilecedora nos ha llevado a sufrir amarguras, frustraciones; sentimientos que se integraron en un verdadero complejo de autoacusación, pero, también tenemos una tradición histórica de generosidad, solidaridad y desinterés, que forma parte también del comportamiento colectivo de lo venezolano.

En Gazmonerías (1998), Mijares escribe sobre el tema de la moral: "…la moral individual y colectiva es de urgente deliberación, porque después de largos años de miseria, nuestro desarrollo material es arrollador y reclama que cuidemos con el mismo empeño nuestra reconstrucción espiritual, si queremos evitar a tiempo un desequilibrio vergonzoso"

Desde nuestra perspectiva, lo anterior es una dura crítica al comportamiento de nosotros como pueblo, en todas las épocas de nuestra historia republicana, incluída la actual, Mijares sostenía que: "Hemos sido nación civilizada en la medida en que los principios proclamados por los libertadores se convirtieron en moral colectiva…" ejemplo que debieron y deberían continuar quienes ocupan cargos de servicio público, elegidos por el voto popular o designados para cumplir funciones en la gerencia pública del Estado, como lo consagra el artículo 6 de la Ley Orgánica del Poder Ciudadano (2000), al definir la ética pública: "Sometimiento de la actividad que desarrollan servidores públicos, a los principios de honestidad, equidad, decoro, lealtad, vocación de servicio, eficiencia, responsabilidad, transparencia y pulcritud…" la moral administrativa: "Obligación que tienen los servidores públicos de actuar dando preeminencia a los intereses del Estado por encima de los intereses particulares o de grupos, dirigidos a las necesidades colectivas"

Mijares se atreve a considerar de héroes a quienes ejercen la función pública y manifiesta que requieren: "Una condición ética, que es lo que coloca al servicio público y los servidores públicos, por encima de sus semejantes; héroe es el que resiste cuando otros ceden; el que cree cuando los otros dudan; el que se rebela contra la rutina y el conformismo; el que se conserva puro cuando los otros se prostituyen".

Mijares en el ensayo Un corazón todo venezolano (1998) nos manifiesta que el máximo elogio del Congreso Nacional para el Dr. José María Vargas, en el momento de aceptar su renuncia a la Presidencia de la República fue "un corazón todo venezolano, por el patriotísmo, la laboriosidad y el valor moral de Vargas, que debía quedar como simbolo de lo venezolano"; ¿Cuáles fueron las razones para cambiarle el nombre al Estado Vargas?

El tema más reiterado en Lo Afirmativo venezolano, es a la personalidad de Nuestro Libertador, en el ensayo Carácter cesáreo y Carácter bolivariano (1998), señala: "lo Afirmativo venezolano…en lo real, lo tergiversado y caricaturesco, por lo general, lo que prevalece es lo último, en los intereses mediocres y aduladores, se tergiversa el caráter cesáreo de griegos y romanos, sustentados en la templanza, la prudencia y la serenidad, trasmutada en autoritarismo, atropello, humillación y superioridad.

Así, de esta tergiversación surge una mirada interesada y caricaturesca del caudillismo y despotismo de nuestra historia, la transmutación del caráter cesáreo, en el caricaturesco caráter bolivariano, atribuyendo mágica e ilógicamente unas cualidades del Libertador, que los hechos confirman que nunca las tuvo.

La revisión histórica, devela que a nuestros caudillos y déspotas, les gustaba más compararse con Bolivar que con el César, de allí dice Mijares que surge el mito caricaturesco del carácter bolivariano, si el caudillo del momento o el déspota de turno era autoritario, se invocaba la "dictadura de Bolívar", si era una bestia cruel, "la energía del Libertador", si era intransigente y testarudo "el autoritarismo del héroe", es decir, la mirada maniquea, tergiversada e interesada de Bolívar, como colonialidad del poder, según nuestra interpretación.

Sobre la durísima aseveración de Bolívar: "los venezolanos aman a la Patria, pero no aman sus leyes…", Mijares nos dice: "Nada favorable podríamos agregar hoy a ese cuadro de sombría desolación. Cada crísis de la República nos ha sorprendido en el mismo desamparo; es un deber preguntarnos si aquel amor a la Patria, que ha vivido en el vacío, al fin no morirá también", cualquier parecido con el comportamiento de algun@s polític@s venezolan@s, parecen confirmar las preocupaciones de Augusto Mijares.

Señala Mijares que en los peores momentos de crisis política, no se han perdido la honradez, abnegación, decoro ciudadano y sincero anhelo de trabajar por la patria, ni virtudes como: laboriosidad, desinterés, valor y perseverancia, que fueron rasgos esenciales de nuestro Libertador.

En Lo Afirmativo venezolano, hay un repertorio de cualidades humanas referidas a la vida pública y vida ciudadana, que parecen haberse postergado en nuestra época, enumeremos unas cuantas a manera de ilustración: "Afecto, cariño, respeto, calor humano, lealtad, franqueza, generosidad, fortaleza. Actividad reflexiva, aplicación, curiosidad intelectual, perseverancia, prudencia, talento, temperancia. Tenacidad, constancia, paciencia, trabajo por la patria. Buen gusto, lo hermoso, espiritualidad, recato, rectitud, seriedad, serenidad, imperturbabilidad. Civismo, idea de patria, patriotismo, deliberar, ideales de paz, perspicacia política, espíritu público, libertad para todos, aspiraciones colectivas de seguridad legal, igualdad de derechos, humanismo". Queda el lector en la libertad de seleccionar cuales de las cualidades humanas enumeradas por Mijares, persisten y cuáles se han perdido.

Para finalizar, estos aportes de Augusto Mijares al comportamiento colectivo del pueblo venezolano, como telón de fondo de la Salud Mental Decolonial, Mijares señala tres caracteristicas fundamentales de nuestra Independencia, como conjunto de principios a potenciar y desarrollar: a) Una larga preparación ideológica que es nuestra emancipación de fondo, muy anterior a la separación material de la Metrópoli, b) Una amplia raigambre colectiva, que es un mentís al concepto simplista de que la Independencia nuestramericana fue una improvisación personalista, una hazaña caudillesca, una nueva aventura afortunada; c) Que dentro de aquel cuerpo de doctrina, existe una estrecha correlación entre la finalidad que perseguía, la organización de una nueva sociedad, no la simple secesión de España.

En esta contrastación desde lo Afirmativo venezolano de Mijares, devela lo contradictorio, dilemático, pluridiverso e hipercomplejo de la condición y el compotamiento colectivo de lo venezolano, como telón de fondo de la Salud Mental Decolonial. La próxima semana continuaremos tejiendo este el telón de fondo, con los hilos de Luis Britto García y, El verdadero venezolano. Mapa de identidad nacional, el Pensar y Repensar América Latina.

 

alcalaafanadorp@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1440 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter