Qué se esconde detrás de la escasez de vacunas

En Estados Unidos con el experimento TUSKEGEE se concluyó en la segunda mitad del siglo XX uno de los episodios más abyectos y repugnantes de toda la historia de la humanidad, en el cual un equipo de científicos ofrecieron tratamiento médico a casi medio centenar de personas de origen negro portadores de sífilis si participaban en un estudio sobre la enfermedad.

-

Fue un engaño y no le dieron ningún tipo de medicina ya que el verdadero objetivo era estudiar cómo evolucionaba la enfermedad sin ningún tratamiento médico. Al final, esos verdaderos conejillos de india "humanos", ignorantes de esa situación, murieron a lo largo de los años víctimas de la sífilis y de sus horribles secuelas.

-

Ese macabro "estudio" se ha tratado ocultar, aunque si es materia de estudio en prestigiosas facultades de medicina de ese país.

-

LA ESCASEZ DE VACUNAS NO ES CASUAL

-

La situación que se vive actualmente en el mundo con el tema de la vacuna anti COVID19 hace pertinente recordar esa conducta.

-

En efecto, el mundo contempla con asombro y decepción como, con la llegada de los demócratas al poder en Estados Unidos, se pasó de momentos de esperanza y optimismo al hablarse del desarrollo de vacunas que estarían al alcance de la humanidad, al acaparamiento casi exclusivo de las mismas por los países ricos.

-

Es claro que ello es una estrategia de las élites imperiales de utilizar la disponibilidad de las vacunas como arma eficaz que cimiente aún más su dominación mundial, vacunando a su población para mantener el ritmo de sus economía, en tanto que en los demás países la pandemia continuará afectando gravemente sus actividades productivas, castrando cualquier posibilidad de desarrollo económico futuro, y abriendo más la brecha entre países ricos y pobres. Incluso, obligándolos a hipotecarse con los préstamos que el FMI, el BM, etc., otorgarán para atender esas situaciones desesperadas.

-

Es la recesión que se vive ahora en América Latina, incluso en sus economías más fuertes como las de Brasil, México o Argentina, o en África, en donde 41 países han entrado en recesión, mayor en países ("verdaderos parásitos") que basan sus economía en actividades subalternas como el turismo y la exportación de materias primas y productos agrícolas.

-

Si vemos que las previsiones de Estados Unidos y Europa son, después de unos 8 meses, tener vacunados al 70% de su población (solo unas 700 millones de personas) se concluye que para vacunar los seis mil millones de la población mundial restantes, se tardaría varios años, quizás lustros.

-

Con el agravante que el comportamiento de este virus parece ser semejante al de la gripe común, que constantemente está mutando y que precisa de vacunas diferenciales cada año.

-

HAY QUE DERROTAR EL EGOISMO

-

La humanidad no puede seguir enfrentando su futuro con conductas basadas en el egoísmo animal de Adam Smith quien ideologizó así la conducta imperial británica de su tiempo.

-

El mundo debe darle un vuelco a esta situación rescatando el humanismo, imprescindible para afrontar, no solo por nuevas amenazas médicas, o por las ocasionadas por el previsible agotamiento del agua potable, o del petróleo, etc., sino ante la certeza que esas situaciones desembocaran en cruentas confrontaciones bélicas.

-

Es que no existe la menor duda que cuando eso suceda los países imperiales repetirán las mismas conductas de pillaje vividas con las mascarillas y las vacunas.

-

La vicepresidente de Estados Unidos fue muy clara cuando declaró, con el mayor descaro, que hasta ahora las guerras han sido por el petróleo, (Irak, Siria y probablemente Venezuela) y que en el futuro serán por el agua.

-

Guerra avisada no mata soldado, y si lo hace es por descuidado. La humanidad no puede descuidarse.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 765 veces.



Carlos Enrique Dallmeier


Visite el perfil de Carlos Enrique Dallmeier para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas