Tierras sanadoras y salud natural

I.
La historia de la humanidad registra muchos promotores y procedimientos del uso interno y externo de tierras con poderes para prevenir, aliviar o curar ciertos trastornos en la salud humana. Saberes que hoy convergen como Geoterapia.

La reina Cleopatra usaba arcilla del fondo del Mar Negro.
Hipócrates empleaba diversos tipos de tierras con fines curativos.
Galeno elaboró una Cartilla de Tierras Medicinales.
El naturalista Humboldt relató en sus escritos que los indígenas americanos empleaban la arcilla con fines medicinales.
Las universidades alemanas de Berlín y Friburgo, a finales del siglo XIX, abrieron lineas de investigación sobre las arcillas medicinales, que aun se mantienen haciendo grandes aportes para la humanidad.
Los reconocidos naturopatas Kneipp y Felke fueron grandes defensores y usuarios de la arcilla.
Durante las pandemias de inicios del siglo XX se utilizó la arcilla blanca (caolín) en la disentería y el cólera asiático.
Mahatma Gandhi fue un gran defensor del barro y la arcilla.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 2000 publicó, a través de OPS-Lima, un Manual de Geoterapia con las "modalidades de uso en la geoterapia; Indicaciones terapéuticas de la arcilla en el aparato digestivo, en dermatología, en el aparato locomotor, respiratorio, cardiovascular, hematopoyético, genito-urinario, en pediatría, en la otitis, en oftalmología, en el sistema psico-neuro-inmuno-endocrinológico, en cáncer, en cirugía; Indicaciones de la arcilla en emergencias e inclusión en el botiquín natural; Peloideterapia; Talasoterapia y baños de arena; Algunas direcciones de productos medicinales y nutricionales en Perú".
Hoy día hemos llegado al uso de las tierras para descargar los electrones libres, tan dañinos en nuestro organismo.

II.
Las tierras sanadoras tienen efectos muy positivos, ya que están compuestas en su mayoría por sílice, fosfato, hierro, calcio, magnesio, sodio y potasio, los mismos elementos de nuestro cuerpo.

Las tierras sanadoras mas abundantes y reconocidas son las arcillas, en todos sus colores, las cuales se usan en forma oral y tópica (baños, fricciones, gargarismos y enterramientos), bajo la orientación de chamanes, sabios, naturópatas y terapeutas.

Las arcillas tienen varias propiedades a lo externo: Retención hídrica, esencial en la absorción de secreciones de heridas; Retención de calor, se emplea en forma de cataplasma como antiinflamatorio y Regulación de la radioactividad, poder regenerador y protector del expuesto a la energía de computadoras, teléfonos y televisores.

Para el uso interno se usan por las siguientes propiedades: Absorción de bacterias, toxinas, gases; Disolución de elementos en el jugo gástrico y Absorción de minerales en exceso: calcio, magnesio, hierro, cobre, manganeso, aluminio
III.

Es un reto popularizar el uso de las tierras sanadoras, siguiendo los saberes organizados como Geoterapia, a fin de apuntalar la soberanía de salud en la post-pandemia.

En próximas entregas compartiremos indicaciones y contraindicaciones del uso de tierras sanadoras.

Inscribete en el 2do Congreso 2.0 Salud 100% Natural de Venezuela !!!
Hogares Saludables para la Vida !!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 686 veces.



Alexis Adarfio Marín


Visite el perfil de Alexis Adarfio Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Adarfio Marín

Alexis Adarfio Marín

Más artículos de este autor