El verdadero Virus

Este covid-19 llegó para mostrarle al mundo, que la delincuencia es controlable (al menos en Caracas) y que eran las causantes de la mayor cantidad de muertes; el virus la controlo.

En el momento de escribir está nota; primera quincena del mes de julio, llevamos en Venezuela setenta decesos: haciendo un cálculo, para finales de mes estaremos alrededor de cien; según el reporte diarios que hacen del covid 19.

Si hacemos comparación con la cantidad de decesos hasta hoy y la que había los fines de semana por casos delincuenciales: esta estadística en cuatro meses de pandemia (aunque todos los muertos merecen respeto) es una nimiedad.

Lo que quiero plantear con esta exposición; es que si con ese esfuerzo loable para enfrentar al virus con tanta vehemencia y disciplina; también lo hiciéramos con la delincuencia; en poco tiempo podríamos tener resultados; sino iguales, similares a los alcanzados en esta emergencia.

¿Dónde está la falla para que el flagelo delincuencial nos haya sobrepasado en tan pocos años? ¿Qué estudio tenemos que hacer para determinarlo?

¿Será que la falta de voluntad política desbordó el liderazgo o el liderazgo se sumó al flagelo?

Cuesta ver que en tan poco tiempo, hayamos sido penetrado por la delincuencia de forma tan manifiesta; cuando hace años atrás éramos referencia humanista ante países vecinos; recibimos millones, que aterrorizados buscaban nuestras PATRIA para protegerse del mal, que ahora nos desbordó.

En revolucion estas interrogantes, tienen que ser aclaradas y tener repuesta, iguales o similares como las obtenidas con la emergencia del COVID-19.

Para no perdernos del principio de la nota: no es que el virus sea un mal del cual no hay que protegerse; pero tenemos que evaluar hasta donde llegaremos, de dejar que la ignorapncia siga penetrando las bases de nuestra joven PATRIA.

¡Será esta la mejor solución para evitar que volvamos a tener la cantidad de muertos que nos azotaba los fines de semana! y el virus es el freno para evitar que la delincuencia siga devastando la juventud; imponiendo falsos valores que por conveniencia aceptamos sin evaluar resultados.

Son interrogantes que surgen al sentir que el virus está ayudando que se proteja el futuro; porque no se ha encontrado una forma para detener el otro virus, que tiene efecto colaterales incomparables entre virus.

¡Cómo vamos a llegar a la formación colectiva! si cada familia está educando en la individualidad y lo hace con principios que conoce y si en ellos no hay valores, imaginamos que lo que tendremos post pandemia será la disgregación más grande que haya tenido el mundo.

No quiero ni imaginar; que de ahora en adelante para controlar los desbarajustes que vienen surgiendo en el mundo; tengamos que ser una PATRIA castigada con la represión y el encierro obligado; porque no hemos adquirido la formación suficiente para diferenciar una obligación de una necesidad, que en medio de la pandemia nos permita seguir diciendo, que PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 532 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor


Notas relacionadas