Nuestra lucha contra el estrés de masas (I)

I.

A mediados de 2.018 la Organización Mundial de la Salud (OMS) colgó en su sitio WEB una información aterradora: "Las enfermedades no transmisibles (ENT) matan a 41 millones de personas cada año, lo que equivale al 71% de las muertes que se producen en el mundo. Cada año mueren por ENT 15 millones de personas de entre 30 y 69 años de edad; (...). Las enfermedades cardiovasculares (...) 17,9 millones, seguidas del cáncer (9,0 millones), las enfermedades respiratorias (3,9 millones) y la diabetes (1,6 millones). Estos cuatro grupos de enfermedades son responsables de más del 80% de todas las muertes prematuras por ENT".

El 6 febrero de 2.020, el Banco Mundial (BM), por boca del Dr. Muhammad Pate, director Mundial del Departamento de Prácticas Mundiales de Salud, Nutrición y Población, acaba ratificar las cifras de la OMS y sentenciar: "A pesar del aumento de la esperanza de vida, el incremento de las enfermedades crónicas y no transmisibles se ha convertido en una amenaza mundial".

Ante una verdad tan grande, Pate dijo: "Una de las maneras más eficaces de abordar las enfermedades no transmisibles es aumentar las inversiones en atención primaria de salud asequible y de calidad. Disponer de más recursos para DETECTAR y TRATAR afecciones anticipadamente, antes de que se vuelvan más graves, salva vidas, mejora los resultados de salud, reduce los costos de atención médica y fortalece la preparación frente a brotes".

Quizás el BM solo llegue hasta lo financiero pero nosotros debemos pensar mas allá: en lo socio-económico.

II.

Detrás de las enfermedades crónicas y no transmisibles está un superfactor de riesgo: el estrés.

El estrés es una reacción del organismo ante una situación muy compleja, donde los sistemas inmune, nervioso y endocrino se sincronizan para liberar hormonas y neurotransmisores (adrenalina, cortisol, dopamina, etc) y prepararlo para afrontar la eventualidad con todos los recursos corporales.

Siendo así; con la ansiedad las pupilas se dilatan, aumenta la frecuencia cardiaca, los músculos se ponen tensos, la presión arterial se eleva, aumenta la temperatura corporal, disminuye la capacidad pulmonar y se detiene la digestión; con la angustia se experimenta taquicardia, falta de aire, opresión en el pecho, sudoración, temblores, vértigo, mareos, nausea, sensación de ahogo; con la depresión disminuye el nivel de energía, se alteran los patrones de sueño y apetito, afectando el sistema inmunológico, generando problemas cardiacos y potenciando la osteoporosis.

El estrés afecta todos los sistemas del cuerpo humano. Lo cual significa que un estréspermanente (crónico) puede enfermar órganos y debilitar sistemas. A la larga puede causar y potenciar varias de las ENT que están acabando con la humanidad.

Ahora bien, todas las causas del estrés son de tipo socio-económico (influyentes directamente en la mente), lo cual significa que mientras estén presentes en el entorno del enfermo, la solución definitivadel problema (estrés) no está en los productos farmacéuticos (Bensodiacepinas, Antidepresivos, Estabilizadores del estado de animo y Antipsicoticos atipicos) sino en eliminar la causa que está desequilibrando el sistema socio-económico del enfermo.

De igual manera, la solución definitiva de las ENT no será posible por la vía de cirugías y medicamentos sino se trabaja en la eliminación el estrés crónico.

Entonces, hay que hacer seguimiento al nivel de las hormonas y neurotransmisores del estrés presentes en los fluidos corporales para tomar medidas contra las ENT.

III.

La lucha contra el estrés pasa por:

1) Asumir que el estrés es causa-raíz de las ENT.

2) Incluir las Medicinas Naturales y Terapias Complementarias en el Sistema Público Nacional de Salud, destacando unidades multimodales contra el estrés de masas.

3) Abrir lineas de investigación para el desarrollo y masificación de protocolos e instrumentos para medir las sustancias del estrés.

4) Crear las Unidades de Respuesta Inmediata para el manejo de estrés en los Centros de Naturopatía Comunitaria y Centros de Sanación Integral.

5) Constituir Comunidades de Aprendizaje para abordar la seguridad social y el estrés.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 647 veces.



Alexis Adarfio Marín


Visite el perfil de Alexis Adarfio Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Adarfio Marín

Alexis Adarfio Marín

Más artículos de este autor