Naturismo y la guerra del Valsartan (II)

I.
Continúa la persecución mundial del Valsartán Chino, producido por el mayor fabricante del mundo, laboratorio Zhejing Huahai Pharmaceutical Co Ltd. Sigue la contradictoria recomendación "mantener su consumo hasta que su médico lo sustituya por otro medicamento".

En Venezuela, no se conoce ningún pronunciamiento oficial del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel (INHRR), pero la empresa privada Laboratorios VIVAX Pharmaceuticals C.A retiró voluntariamente sus productos con valsartán (Presincal, Valsartán y Varteral), según un remitido público del 11 de Julio del 2018, firmado por su regente, la Dra. Carla Jimenez.

En Perú, la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) del Ministerio de Salud (Minsa), impuso a 5 empresas farmacéuticas el retiro de 33 productos que contienen valsartán.

En Argentina, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), sacó un remitido: "La ANMAT comunica que, luego de haber analizado la evidencia científica disponible bajo los principios de precaución e incertidumbre del ingrediente farmacéutico activo valsartán elaborado por el fabricante Zhejiang Huahai Pharmaceutical Co. Ltd., ChannanSite, RC-317016, China, se ha procedido al retiro preventivo del mercado únicamente de los lotes de productos que contienen la materia prima elaborada en dicho establecimiento". La medida afecta a 7 laboratorios: Richmond, Dr. Lazar y Cia, Temis Lostaló, Baliarda, Elea Phoenix, Internacional Argentino y Monte Verde.

De igual manera, otros países de América y resto del mundo han emitido la alerta.

Solo Ecuador, a través de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), difundió un comunicado ratificando que los pacientes de ese país NO SON afectados debido a que Zhejing Huahai Pharmaceutical Co Ltd no es proveedor de sus empresas farmacéuticas.

Todas las acciones generadas por la alarma sanitaria indican que la Guerra del Valsartán es esencialmente por razones mercantiles y no humanitarias.


II.

Estamos en un momento histórico para conocer la verdad sobre la hipertensión arterial: causas, síntomas y tratamientos para prevenirla, controlarla y erradicarla.

La primera verdad es que los medicamentos antihipertensivos alivian pero no curan.

Otra verdad es que los pacientes no conocen las causa-raíz de este mal no contagioso que está acabando con media humanidad.

Es verdad es que nos han amaestrado para consumir desesperadamente productos farmacéuticos para controlar los síntomas sin pensar en controlar las causas.

La otra verdad es que las causas estructurales de hipertensión arterial son: endurecimiento normal o prematuro del corazón y los conductos (arterias y vasos sanguíneos); reducción permanente del diámetro de los conductos por acumulación de sustancias; reducción temporal de los conductos por efectos de sustancias químicas naturales o artificiales; aceleración del corazón por recalentamiento de las entrañas o acción de sustancias químicas naturales o artificiales; y finalmente por sangre muy espesa.

La gran verdad es que todas las causas estructurales de hipertensión arterial tienen causas-raíz en el binomio Alimentación-Estres, factores controlables solo por el paciente, si este asume el control de su vida.

Valiosa la recomendación de mi gran maestro, José Claudio Laya: "Creo que los médicos han hecho a un gentío, dependientes de antihipertensivo, sin que fuera realmente necesario. Y la salida anda por la vía de una educación masiva sobre salud y sus correctivos naturales."

III.

Hay que vivir de manera natural para que todo funcione de manera natural.

Digamos abajo cadenas y lancemos el yugo de los medicamentos que matan.

Basta de tanto elemento antinatural: a) Inhibidores de la angiotensina (ECA) para relajar, ensanchar los vasos sanguíneos, reducir el volumen de la sangre, b) Bloqueadores de los canales de calcio (antagonistas del calcio) para relajar y ensanchar las arterias, c) Diuréticos tiazídicos actúan sobre los riñones que aumentan la secreción de orina expulsando el agua y sal del organismo afectando la sangre (mayor densidad y azúcar), d) Betabloqueantes para desacelerar el corazón, e) Alfa-bloquedores para bloquear la hormona adrenalina y f) otras sustancias que desequilibran el funcionamiento del organismo.

Hay que dar un salto cualitativo por nuestra salud: a) Ajustar el estilo de vida al punto de anular el sedentarismo, combatir la obesidad y eliminar los vicios; b) Asumir la sana alimentación, acatar el sueño reparador de 8 horas, consumo terapéutico del agua, la desintoxicación profunda del organismo y fortalecer la relación con la naturaleza y c) Confiar en las plantas medicinales en sus diferentes preparaciones y d) Abordar el mantenimiento preventivo y correctivo del aparato circulatorio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1735 veces.



Alexis Adarfio Marín


Visite el perfil de Alexis Adarfio Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Adarfio Marín

Alexis Adarfio Marín

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /tecno/a266704.htmlCd0NV CAC = Y co = US