Una carrera fulgurante en la política merideña

Lester: De terrorista a gobernador

El actual Alcalde de Mérida, y no Gobernador, por culpa de William Dávila, es el político más habilidoso que he conocido en mi vida. Más hábil que Manuel Rosales, que ya es mucho decir. (Habilidoso, quiere decir: Capaz de todo).

Siendo Rector de la “Ilustre Universidad de los Andes” aupó, financió y protegió a Sicarios y Paramilitares para constituir la primera Escuela Superior de Terrorismo en Venezuela. Sus muchachos quemaban a Mérida cada vez que este les ordenaba enfilar sus baterías contra el proceso revolucionario bolivariano.. Los autobuses de la ULA eran usados como arietes para combatir contra la policía y son decenas de estos funcionarios que hoy muestran en sus cuerpos heridas de bala y amputaciones. La Escuela fue un éxito pues, apoyados en el Movimiento 13, crearon una matriz de opinión en contra de los cuerpos de seguridad achacándole a ellos los dos últimos estudiantes bolivarianos muertos. Esto es admirable: Los estudiantes muertos no son de la oposición y según ellos, son los policías del gobierno quienes los mataron. En la actualidad hay un poco de policías presos por estos hechos. Como es de suponer Lester y sus muchachos terroristas no son tocados ni con el pétalo de una rosa.

El hábil Lester agarra la Alcaldía del Municipio mas importante de Mérida, donde también tiene asiento la sede del gobierno regional, y decide colocar al Gobernador a su servicio. O sea, decidió que alguien le tendiera la cama para llegar el sin mucho trabajo, a la Gobernación dentro de 4 años. Esa ha sido su estrategia.

El habilidoso Lester saca a relucir la calidad de Universitario del Gobernador y le dice: “Somos universitarios, somos inteligentes, por lo tanto no debemos enfrentarnos. Vamos a trabajar juntos por la Ciudad, es tal me pongo a tus ordenes y coloco a toda la sapiencia y experiencia que tiene la universidad, donde tu te graduaste, para hacer de esta ciudad un ejemplo de convivencia”. El Gobernador queda convencido de que la Universidad le va apoyar en su gestión y comienza a formar su equipo de gobierno con puros universitarios egresados de la ULA. Yo soy universitario grita El Fanta, yo también dice Orellana y se lanzan a tratar de conquistar a la vieja y zamarra universidad que como el lobo feroz se lame los colmillos ante el avance inocente de la caperucita bolivariana.

El habilidoso Lester sabe que hay muchos chavistas descontentos con la pasada gestión del gobernador Porras y el Alcalde Carlos León y comienza a buscarlos para ofrecerles ayuda. Se acerca a los Consejos Comunales, visita los barrios, reúne a los vecinos. Hace su trabajo, se acerca al pueblo donde están los votos chavistas. Ante las denuncias, carencias y problemas responde: “pueden contar conmigo, yo hablare con el gobernador. La Alcaldía no tiene recursos, Carlos León dejó todo pelado, pero yo haré lo que este a mi alcance para solucionarlos con Uds.”.

El Gobernador mientras tanto angustiado por la carencia de recursos y el recorte presupuestario se va a Caracas a buscarlo. Logra algo y regresa. Comienza a meterle recursos a la ciudad para ponerla bonita y Lester se frota las manos. No dice nada, el sabe que están trabajando para el. El Gobernador esta trabajando para impresionar a los Turistas, Lester sabe que los turistas no votan en el Estado. Lester trabaja en las bases chavistas con el descontento, con la ineficiencia del gobierno anterior y con los problemas sociales que heredamos de la IV República y que en Mérida no han podido ser solucionados. Pobre Mérida tan cerca de Lester y tan lejos de Chávez.

Juanveroes64@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1739 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a84471.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO