¿Dónde irán las mujeres maltratadas?

¡ Alo, INMFA(Mérida)!

Ustedes, amigas Merideñas, me disculpan el atrevimiento pero es que no logro entender o buscar una justificación para lo que está ocurriendo en el Instituto Merideño de La Mujer y la Familia en estos últimos días. No es posible que una Institución social creada por la inimaginable imaginación de nuestro comandante Chávez, que durante cuatro (04) años (el INMFA fue creado en el año 2006) brindó el mas heroíco servicio a las mujeres de nuestro Estado, esté sumido en esta última semana en una especie de "letargo institucional" o un descuido descuidado y borrando, por un mal servicio, todo lo creado hasta estos momentos, y destrozando la imagen que las mujeres que trabajan allí habían dibujado con esfuerzo, con trabajo, y con horas y horas, y días y días, de dedicación y entrega.

No estoy sugiriendo que las oficinas del INMFA hayan sido cerradas o algo por el estilo, solo que ahora cualquier mujer agredida que quiera denunciar el hecho ante ese instituto se encuentra con la desagradable e inexplicable respuesta de que las personas receptoras de las denuncias NO ESTÁN o YA NO TRABAJAN ALLÍ. Es necesario aclarar que, por LEY, solo los funcionarios o funcionarias POLICIALES `pueden ser RECEPTORES de denuncias; entonces me pregunto: ¿Cómo es que ya no están allí o ya no trabajan allí? ? ¿Es que vamos a DEJAR A LA SUERTE (hasta que el agresor las mate) a un importante grupo de mujeres agredidas por su pareja, su jefe, su hombre, su ... Agresor?

Los funcionarios que allí estaban , deben estar allí, porque ellos son los encargados de RECIBIR LAS DENUNCIAS!! Por amor a Dios!! ¿Dónde, entonces, va a acudir una mujer quien haya sufrido violencia de género? Ellos (los funcionarios) son los encargados de tomar las declaraciones a la víctima, al victimario, a los testigos, sustanciar y organizar los expedientes, contactar a los fiscales del ministerio público, enviar los respectivos expedientes a la fiscalía dentro del plazo que explicita la Ley y, los más importante y vital (que puede salvar una vida): ellos TOMAN LAs MEDIDAS INMEDIATAS DE PROTECCIÓN A LA VICTIMA, y esto es lo que puede separar UNA MUERTE de UNA VIDA. Ellos deben estar bien preparados y deben ser conocedores de la LEY y de los procedimientos ajustados a la LEY, que son diferentes a los demás procedimientos. No es cualquier funcionario o funcionaria.

Es uno o una que puede hacer la diferencia entre una vida femenina que "renace" (por las medidas tomadas a tiempo) o una vida femenina que irá a una muerte más pronto que tarde. Discúlpenme que sea tan drástico, pero las estadísticas sobre los abusos masculinos en contra de la mujer son escalofriantes, y las muertes por violencia masculina son de verdadera preocupación. Cuando una mujer se decide a denunciar a su agresor es porque ya no resiste el abuso y debe contar con unas instituciones que la protejan, que le ayuden, que le den esperanzas de un mejor vivir.

Cabeza fria, para decidir lo mejor para el INMFA.
Pedimos que se restablezca el normal funcionamiento del INMFA.
Por favor, démosle VIDA a la MUJER.
Salvemos a una mujer de ser "callada" para siempre.

(*) Profesor
Mérida.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1598 veces.



Oswaldo A. Abarca (*)

Profesor de la Universidad Politécnica Territorial de Mérida

 oswaldoabarcam@gmail.com

Visite el perfil de Oswaldo Abarca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oswaldo Abarca

Oswaldo Abarca

Más artículos de este autor