La revolución por fin llegó a Maracay

      Eso fue lo que pensamos los habitantes de la “Ciudad Jardín”, cuando desde muy temprano en la mañana del 23-06 comenzamos a notar una inusual presencia de diversas cuadrillas de la alcaldía y de la gobernación podando arboles, pintando brocales, barriendo calles, pintando postes, colocando iluminación en las principales avenidas, recogiendo la basura, haciendo bacheos, y escondiendo a los caminantes urbanos (indigentes)…….y todo lo que un ciudadano espera de esta revolución y de quienes han sido elegidos para trabajar por el bienestar de las comunidades y de los espacios públicos.  Así que la mañana fue una verdadera revolución de “eficacia y trabajo revolucionario”, lo cual nos hacía sentir orgullosos de que por fin comenzáramos a medio sentir que la revolución también llegó a Maracay.

      Pero al entrar la tarde, nos percatamos que no era la revolución lo que había llegado a Maracay, sino una práctica “cuartorepublicana” introyectada en la genética política de no pocos funcionarios públicos. Nos percatamos que la Cumbre del ALBA se realizaría en nuestra ciudad y que esta era la razón de tanta eficacia Municipal y Estadal. Parece que la única forma de que recojan la basura e iluminen nuestras avenidas es que venga el Presidente a realizar una cumbre para que los funcionarios públicos se dignen a cumplir con su único papel: servir al pueblo.

      Además de este cuadro “cuartorepublicano”, la ciudad colapsó por sus cuatro costados, generando angustia, desesperación y unas cuantas úlceras y ACV que se manifestarán en algunas personas dentro de poco tiempo. Llama la atención que a nadie se le ocurrió, además de recoger los perros muertos de la calle para que los presidentes invitados no los vieran, organizar una estrategia vial que minimizará las trancas que genera las medidas de seguridad del  presidente de la república. La Casanova Godoy trancada, la avenida las Delicias impenetrable, la Constitución colapsada, el peaje de Palo negro con una cola kilométrica, la encrucijada más estresante que nunca…en fin …y ni un fiscal ni para remedio.

      Considero conveniente que pidamos al presidente que se mude a Maracay por unos meses, para motivar al alcalde y al gobernador a trabajar por la iluminación de la ciudad, para que por fin resuelvan el problema de la basura, para que de una vez por todas se diseñen los distribuidores que necesita Maracay para resolver el problema del tráfico. Si el presidente se quedará lo invitaría a que pasara con su caravana por la avenida los jabillos de la Coromoto, porque estoy seguro que así nos resolverían el problema de las licorerías que inundan ese sector sin respetar ninguna ordenanza; y que además invitará a sus colegas presidentes a pasear por la Plaza Bicentenaria, para que así podamos recordar que en el centro de nuestra ciudad tenemos una plaza enterrada con ese nombre.

Patria, socialismo o muerte.

(*)Rev.

cesolka@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1891 veces.



César Henríquez


Visite el perfil de César Henríquez Fernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a80674.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO