¡¿Reviven a un muerto?!

Seguimos cayendo en errores y lo digo sin ninguna modestia, porque saca de las casillas como ahora pareciera que la revolución marabina le hace la publicidad al ex alcalde y prófugo de la justicia, Manuel Rosales.

Así como lo leen, hay revolucionarios que no son capaces de dar una declaración a la prensa, sino mencionan a Rosales. ¿De cuántas cosas que interesan al pueblo, por ejemplo, pudiera hablar la dirigencia del Psuv en Maracaibo?, pero lamentablemente sólo ven como noticia al ex burgomaestre. Y es que cualquier periodista los puede llamar para hablar de la “inmoralidad del cangrejo”, que ellos la entrevista no la terminan sin antes nombrarlo. Son víctimas de una fijación absurda e inexplicable.

Un problema grave, gravísimo y no se dan cuenta que caen en el juego de la oposición, que les coloca anzuelos, para que piquen y comiencen con las declaraciones de prensa publicitando a Rosales.

Creo, mis amigos lectores, que es el momento de que los chavistas marabinos se saquen al ex alcalde de la boca, lo contrario sería mantenerlo vivo ¿o es que acaso quieren revivir a un muerto?, porque no hay mayor castigo para un prófugo que el olvido, y esto no lo digo yo, lo dijo recientemente Juan Fernández, otro fugitivo responsable del sabotaje petrolero que luego de sumir al país en un caos, huyó sin dar la cara.

Sé que corro el riesgo de que me refuten. Menciono a Rosales. Podrían decirme que incurro en el mismo error, pero créanme que lo hago porque me preocupa la manera como políticos revolucionarios son incapaces de pensar otro argumento mediático, que no sea el dirigente de Un Nuevo Tiempo. Tuvieron diez años con este discurso y lo que hicieron fue fortalecerlo. No deben continuar entonces por el beneficio del proceso bolivariano. Además, me resisto a creer que para esos chavistas no haya otro tema más relevante que este caso, cuyo personaje sino es por ellos se estuviera olvidando. Sabemos cómo es la amnesia en Maracaibo que, por cierto, produce miedo en ese sector opositor que aprovechando la coyuntura del caso quiere aspirar a la Alcaldía y puja a fin de que las elecciones se realicen cuanto antes.

Por lo tanto pienso que no podemos repetir los errores del pasado. Centrar la campaña en un nuevo adeco fugitivo, sobre el que también existe otra parte oponente interesada en sepultar, no vale la pena. Y si tienen dudas, vean las acciones de Antonio Ledezma: apenas Rosales desapareció comenzó a fungir como el líder nacional de la oposición, de modo, que no veo porque los chavistas tengan que empecinarse en mantenerlo en el tapete.

albemor60@hotmail.com
(*) Periodista


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2177 veces.



Alberto Morán (*)


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /regionales/a78987.htmlCd0NV CAC = Y co = US