Mérida celebra 450 años de resistencia frente al dominio del camino Politico Convencional

En Mérida es necesario decir basta de ineficiencia, de superficialidades y de estar celebrando la invasión y el dominio de la monarquia española. Una monarquia, que en nombre del rey de España, negó, maltrato y quitó la vida a una gran cantidad de los seres humanos originarios y dueños de la tierra de américa.
Celebrar la fundación de la ciudad de Mérida por un español es negar el pensamiento libertario de nuestro padre Simón Bolivar que asumió la revolución para independizarnos de la monarquia española. Es una lamentable contradición manifiesta dentro del proceso revolucionario. Cada acción de todo ser ente humano dice la intención de lo que se intenta no mostrar. Intención que, inevitablemente, se descubre, se hace presente para todos aquellos seres entes humanos que se niegan a ser deserebrados, carentes de razón o reflexión alguna.
Tan lamentable contradicción orienta a pensar que se debe a la falta de una verdadera formación en el pensamiento y acción filosófica y ética propia del Camino Político tradicional alternativo. Un camino que lucha por derrumbar la cadena de la opresión de los pueblos, de falsedades y de confusiones que se prestan a la ignorancia y la manipulación. No se puede aceptar y callar tales contradicciones.
Basta de silencios que contribuyen a aumentar los complices de la negación histórica del camino político tradicional alternativo CPTA. Silencios donde se ocultan los golpistas que atentan contra el proceso de transformación política en Venezuela y en consecuencia contra el presidente Hugo Chavez para defender sus cuotas de poder, obtenidas gracias al proceso. La invitación es para confrontar, luchar y desocultar lo que impide el avance y la realización de la revolucilón de Mérida. El compromiso es a transformar y a luchar contra el pensamiento, la acción y la corrupción, que atenta contra el proceso histórico, para que acontezca un nuevo horizonte donde se consolide la felicidad social, para todos sin discriminacion.

Es un realidad innegable y lamentable, en cuanto atenta con el compromiso político histórico que vive la República Bolivariana de Venezuela, que el Alcalde Carlos León del Municipio Libertador del Estado Mérida no cumplió su compromiso con el proyecto politico revolucionario. Carlos León fue elegido por el proceso de la Revolución Bolivariana, no cubrió las expectativas esperadas en un pueblo identificado con el sueño de Bolívar, con pensamiento y comportamiento ético que cree en su revolución socialista. Ahora es premiado como candidato de nuevo a la alcaldia por el PSUV a pesar de que fue inhabilitado por el doctor Rusian y tal situación no fue aclarada. Situación que contribuye a la falta de credibilidad y el deterio institucional de la revolución
Necesario es comprender e intervenir los actos, el pensar, el pasado para solucionar en el presente y avanzar firmemente en el horizonte del devenir propio del camino político tradicional alternativo CPTA.. Asumir la critica y los errores es la mejor autoformación revolucionaria para no fortalecer el camino político convencional CPC.
Es un hecho la necesidad de una formación adecuada de un alcalde para superar la falta de profesionalidad, de ausencia de una visión integral del Municipio, de una concepción de construcción colectiva, social, y la carencia de un proyecto de ciudad, que responda al fundamento político de transformación, a corto, mediano y largo plazo, con su respectiva apreciación o evaluación. Son carencias que se reflejan, como viejos comportamientos antipolìticos, en la improvisación y las obras superficiales que se ejecutan a última hora, intentando dar una imagen de gestión, pintando fachadas de las casas. El pintar o decorar la ciudad es un obra que por supuesto se debe hacer, pero dentro de una adecuada concepción estética urbana y que gire en torno a una planificación integral.
El tiempo pasó muy rápido en la alcaldía del Municipio Libertador del Estado Mèrida y ahora es necesario mirar las obras para evaluar y no repetir lo negativo. Se debe aprender de los errores y se pide disculpas por ellos, pero es necesario señalarlos para no copiarlos y si para superarlos.
Puntualmente se señala la violación de la constitución en varias actuaciones por parte del alcalde del Municipio Libertador. Son comportamientos que le dan el calificativo de anticonstitucional. Una violación, contemplada en la Constitución, articulo 126 referido al estudio de impacto ambiental y sociocultural, fue la de no exigir los respectivos estudios de impacto ambiental en la construcción de los centros comerciales que se consolidaron en su gestión.

Un caso notable de violación constitucional y negación del sentido comunitario, de los intereses del pueblo es el de los chinos, Yuan Lim, Se construyó el centro comercial chino en el lugar de la plaza de la parroquia Spinetti Dini. Las que fueron áreas verdes del Municipio, están ocupadas por ellos, que negociaron el terreno propiedad del municipio con el que fue alcalde por copei Simón Valdez. El Alcalde Carlos León ratificó el negocio al aplicar una multa por construcción ilegal y fue incapaz de devolver el espacio de la plaza, con sus áreas verdes, a los ciudadanas y ciudadanas de la parroquia Spinetti Dini.
En el comportamiento mencionado, el alcalde del Municipio Libertador del Estado Mèrida se identificó con los viejos esquemas de gobierno de la IV república propio del CPC. Es el esquema donde el centro más importante es lo mercantil-material, lo económico y no el ser humano y su felicidad colectiva. Una felicidad que implica tener una plaza y áreas verdes para que la infancia disponga de lugares de recreación. Hoy lo concreto es la presencia del Centro Comercial de los Chinos, que se apropio de los espacios públicos y una parte de las áreas verdes pasaron a ser el jardín del frente del centro comercial, gracias a la alcaldía, la historia hará justicia.

Pensamos, reflexionamos y decimos: Será que en lo oculto de las gestiones de la alcaldía, manifiesto y detectado a partir de su comportamiento en el caso de los chinos, impera aun la defensa de la sociedad mercantil-consumista y el deseo de ser uno más de ellos, junto con sus aliados, una gran mayoría presentes en la alcaldía.
Otro caso es el centro comercial Plaza Mayor al final del viaducto Campo Elías, frente a la avenida Las Américas. Es un espacio por donde pasa la quebrada de Santa Anita rumbo al río Albarregas y que supuestamente está socavando el barrio Santo Domingo. Se hizo el centro comercial y no conocemos el estudio de impacto ambiental y sociocultural que exige la constitución. La quebrada no se rescató canalizando las aguas, colocando los jardines a su alrededor con caminerías. Las aguas quedaron embauladas y ocultas por debajo del estacionamiento del centro comercial.
En la construcción del comedor de la ULA tampoco se pidió el estudio de impacto ambiental y sociocultural. El comedor está ubicado en la avenida Las Américas, calle 2 con calle Aquiles Nazoa del Complejo La Liria de la Universidad de Los Andes. Frente al comedor, muy cerca pasa la quebrada de Santa Anita y la idea es que tenga su canal con caminarías. Con la Junta de Vecinos San Juan Bautista (1999) se laboró y gestionó la limpieza de la quebrada, logrando la construcción de las cloacas que fueron retiradas de la quebrada. Ahora, del comedor sale diariamente una agua que deteriora la calle y esto afecta los seres humanos que habitan en la comunidad.
El problema ambiental en Mérida es serio por la falta de espacio disponible. Cada día se pierden mas áreas verdes, los parques y plazas se deterioran bajo el visto bueno e indiferente de la institución de la alcaldía. Es lo que sucede en el conjunto residencial de las Marías, donde a menos de 5 metros de separación entre una y otra construcción están levantando edificios, gracias a la supuesta complicidad de desarrollo urbano de la Alcaldia, donde los funcionarios públicos juegan al desconocimiento, y de los concejales del municipio que no cumplan con su trabajo, pagado por la nación. Particularmente la concejala representante de la parroquia Spinetti Dini Zenaida Hernandez, hoy premiada por su ineficiente gestión como candidata a legisladora por el PSUV.

El urbanismo de las Marías se inició desde 1978, en él están 18 .000 metros de áreas verdes incluyendo las áreas educativas y los espacios de retiro de la quebrada. Parte de las áreas educativas se rescataron de los intereses del poder económico como terrenos municipales y se enfrentó al alcalde de turno, de la oposición, del CPC,se ganó entregando los terrenos en comodato al Ministerio de Educación y hoy existe la Escuela Técnica Simón Rodríguez.
Actualmente la alcaldía del Municipio Libertador no procede a intervenir esas áreas verdes, entregándolas en comodato al trolebús para reforestarlas o a una escuela cercana para realizar un proyecto educativo comunitario PEIC, donde los jóvenes y niños tengan su bosque. La alcaldía no defienden las aéreas verdes que deben otorgar las respectivas urbanizaciones de acuerdo con la ley
Al contrario la alcaldía del Municipio Libertador, con su silencio, acepta la inoperancia de los funcionarios del ambiente, urbanismo, catastro y obras públicas y se permite la construcción sin permisología de una pared. Construcción que es otra irregularidad cometida en las áreas de protección de la quebrada. Se cierra el espacio y se instala una venta de materiales pesados de construcción que no está permitido en el Uso conforme de Zona Residencial Comercio uno del sector de Las Marías y San Juan Bautista.

En el espacio de Pueblo Nuevo, a sólo dos cuadras de la plaza Bolívar de Mérida, la gobernación y la Cámara Municipal, un sector sumamente necesitado, cruzado por el rio Albarregas con aguas sucias, que requiere atención urgente, está en el abandono y tomado por los roedores. Supuestamente se hacen proyectos para intervenir el sector y mejorar las condiciones urbanas y económicas de la población. Son proyectos que quedan en la abstracción y sirven para justificar el gasto económico del estado, por cuanto no se llevan a la concreto, a ponerlos en obras. Los ciudadanos y ciudadanas del barrio Pueblo Nuevo continúan viviendo en situaciones lamentables, que no tiene razón de ser.
No se hace manifiesta una política ambiental y urbana integrada de las Instituciones del Estado, tanto nacional, de la gobernación y la alcaldía. No se rescatan las quebradas y ríos, con su canalización, caminerías, jardines, colocando las plantas de tratamiento. No se asumen políticas urbanas, de viviendas y ambientales, conjuntamente con el gobierno nacional, donde se vinculen la Misiones, que respondan a una planificación responsable y adecuada a corto mediano y largo plazo. Políticas tan necesarias y urgentes para una ciudad y un estado como es Mérida donde sus potencialidades de crecimiento integral es el turismo.
Existe otro caso de violación de la constitución, que son pruebas que califican al Alcalde como anticonstitucional correspondiente con el artículo 51. El joven alcalde Carlos León no responde las comunicaciones que se le hacen llegar con los proyectos. Ignora el derecho ciudadano, las comunicaciones y los proyectos que se proponen, que son producto de horas de trabajo. Se denuncian actos de supuesta corrupción de los funcionarios de la alcaldía y él los ignora. Se votan los documentos y no dan respuestas. Es una violación que lo muestra como anticonstitucional y antidemocrático, no defensor de la nueva democracia participativa.

El problema del urbanismo es notable. La ciudad de Mérida está prácticamente colapsada por el desorden que genera la falta de planificación del espacio. Otra muestra de la destrucción de las instituciones es que no se respetan los usos conformes en los sectores y estos se encuentran, en la mayoría de los casos, en un desorden total que desconoce el ordenamiento urbano. En los espacios residenciales conviven talleres de herrería, venta de materiales pesados de construcción, depósitos, carpinterías y talleres de reparación de vehículos, venta de licores por todas partes que convierten a la ciudad en un gran bar público e impide la circulación vehicular generando embotellamiento del tránsito.
En la entrada de la hechicera por los chorros de milla, en plena vía pública se lavan carros y en otros sitios crecen las ventas ambulantes y quioscos. Las necesidades económicas de los desempleados y los intereses económicos no transparentes de otros ocultos, se van apoderando de los espacios sociales que son de propiedad pública. Es una apropiación indebida de la propiedad pública, que nos pertenece a todos, por parte de la propiedad privada, que juega con las necesidades humanas y las utiliza para favorecer la sociedad consumista y capitalista. El desorden demuestra la carencia de una economía social debidamente tratada y la falta de planificación urbana.

La propia alcaldìa atenta contra la propiedad pública. En las aceras por donde deben transitar los ciudadanos y ciudadanas y hacer valer sus derechos públicos el alcalde construye pequeños sitios de venta o quioscos. Se apodera de los espacios para todos para hacer populismo y entregarlos al comercio informal. Despropia ilegalmente la propiedad pública y la pasa a propiedad privada atentando contra los habitantes y sus derechos públicos. Son espacios que pertenecen al sentido comunitario y estos deben ser respetados. Los trabajadores informales, que también tiene derechos laborales, deben ubicarse en los grandes centros comerciales numerosos de la ciudad, que la alcaldía debería gestionar para ellos o construir uno para reubicarlos sin discriminación.
No existen zonas de uso comerciales y zonas industriales que respeten la Zonas Residenciales, culturales, de salud, educativas, de recreación, deportivas y ambientales en el Municipio Libertador y prácticamente en todos los Municipios del Estado Mérida. Es una carencia que posiblemente se debe a la falta de un Sistema de información geográfica, a un previo conocimiento del espacio y ello se traduce en la falta de planificación integral del Municipio y se sigue laborando superficialmente, con populismos que favorecen a los corruptos y poderosos, sin políticas de estado. Es una falta de planificación que va generando deterioro en la condiciones de vida de los habitantes, niños, niñas y jóvenes. Deterioro que se traduce en daños a la salud, alcoholismo, drogadicción, prostitución, en violencia, delincuencia y agresividad de la población, promovidas por la ausencia de una estética social que debe estar presente en la planificación urbana para un crecimiento integral comunitario.

En las comunidades de el Arenal, La Joya y San Jacinto se presenta un desarrollo urbano en un completo desorden. Es un urbanismo que debe ser declarado en emergencia por la crítica situación del lugar y asumir un proyecto de “Aldea Agroecológica, turística, ambiental, artesanal y cultural” para el Desarrollo Comunitario Integral. No dispone la alcaldía de un plan para intervenir y responder a la esperanzas de la comunidad en el proceso de cambio, de transformación. No se atiende la necesidad con una planificación urbana armónica, con micro aldeas turísticas, pórticos de entrada y fachadas estéticas de las casas, con la instalación de una planta de tratamiento para las aguas servidas.
La comunidad de el Arenal, La Joya y San Jacinto, carecen de cloacas, tiene cantidad de pozos sépticos y eso genera enfermedades a los más necesitados. Los problemas crecen y con ellos la angustia, por la procreación de los roedores que atentan contra la salud de los más desamparados, que precisamente apoyan, continúan apoyando y tiene fe en la lucha por la transformación institucional y el cambio de gestión de esos funcionarios que actuan similar a la vieja politiquería de la IV República del pacto de Punto Fijo identificada con el CPC que tanto daño le hizo a Venezuela.
La muestra más impresionante de la cuestionada gestión de la Alcaldía es lo que ocurre en el sector San Juan Bautista, Aquiles Nazoa, la Liria y las Marías de la Parroquia Spinetti Dini. Entre las Marías y el San Juan Bautista existen 18 mil metros de áreas verdes que deben ser rescatadas para reforestarlas y generar el área ambiental recreativa de la zona. Se tramitó con el ambiente, catastro, ingeniería municipal de la alcaldía y ellos se negaron. Entre las Marías y el San Juan Bautista pasa una quebrada que debe ser canalizada y no embaulada. Sobre la quebrada existe la construcción de un edificio donde viven alquiladas las familias necesitadas que tiene en riesgo sus vidas.

La violación del Uso Conforme en el sector es alarmante, presencia de 9 transformadores en menos de 60 metros en el medio de las casas donde habitan las familias y están las instituciones sociales como el comedor universitario de la Liria y ventas de comida, los centros escolares, culturales, de salud y las tres facultades de la Universidad de Los Andes ULA, a donde acuden numerosos usuarios, entre ellos una cantidad de estudiantes. El riesgo por la existencia de todo tipo de establecimiento sin control es preocupante. Existe una fábrica de hielo sin pemisología de salud y ambiental que genera contaminación sónica, pero si cuenta con RIF y NIT. Preocupa la presencia de venta de licores, de talleres de herrería, carpinterías, ferreterías con venta de materiales pesados de construcción, por lo que transitan gandolas y vehículos de carga por pequeñas vías sin capacidad para ese tipo de transporte que ponen en riesgo la vida de los usuarios y de los habitante que son la mayoría población infantil, juvenil y estudiantil.
Se destaca, en el sector Aquiles Nazoa y San Juan Bautista, la presencia de galpones de alto riesgo, donde se opera con materiales peligrosos como papel, cartón, plástico o sustancias tóxicas, al lado de un taller de herreria. Ninguna institución da respuesta y acude a la solución de problema como: bomberos, seguridad, ambiente, Ministerio de Infraestructura Ministerio del Trabajo, INDECU, Seguro Social, CADAFE, SENIAT, Aguas de Mérida o salud pública, debido a que cada uno tiene una cuota de complicidad por no trabajar integralmente a favor del ser ente humano, que es el centro y lo más importante que conforma la comunidad. Se elaboró un proyecto alternativo de “Paseo Integral” de rescate de memoria histórica para el sector, que se presentó a la alcaldía y a la gobernación. Lamentablemente no fue considerado ni obtuvo respuesta. Supuestamente el antiguo CONAVI hoy Ministerio de la Vivienda lo rechazó
Lamentablemente la alcaldía esta en manos de un personal muy joven y en la mayoria, se manifiesta una falta de experiencia y formación profesional para asumir la responsabilidad de servidor público. La deteriorada gestión se debe, posiblemente, a la debilidad manifiesta en el funcionario publico Carlos León, en cuanto al pensamiento y ética de la auténtica política de transformación socialista con una construcción colectiva para el bien comunitario. Debilidad que se manifiesta en el poco conocimiento de su condición y comportamiento como servidor público y por ello se quedó operando en el concepto de control y relaciones de poder, propio de la IV república. Identificada con el CPC.

Resulta extraño pensar que los jóvenes que tienen la propiedad de espíritu innovador, creativos, que por naturaleza luchan por la humanidad y no aceptan injusticias humanas ni contra el ambiente, contra la madre tierra que nos protege, tengan comportamientos identificados con otros intereses superficiales, elementales que niegan una labor política y la historia de Venezuela y el mundo. Lo importante es reconocer y asumir el compromiso de formación para cumplir con el auténtico camino político tradicional alternativo, CPTA que nos exigen estos tiempos históricos indetenibles. No es posible continuar errando y mantener el silencio que contribuye a negar el proceso bolivariano que lleva al frente el presidente Chávez. Necesario es confrontar, discutir, entrar en la lucha, en acción y movimiento. Una confrontación critica para promover la formación política en función de que acontezca la verdad que contribuya al avance y encuentro con la revolución, derrotando los circulos viciosos que esconden sus intensiones y abusan del poder generando la inconformidad social y favoreciendo el camino politico convencional

bettyoso@Hotmail.com.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4447 veces.



Betty Osorio

Profesora de la Universidad de Los Andes, Mérida y titiritera

 bettyoso@hotmail.com

Visite el perfil de Betty Osorio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: