“Así es que se gobierna”

Yaracuy se levanta contra el ecocidio

Pocos meses tengo viviendo en el Estado Yaracuy, estado de contrastes, leyendas e historias de distinta índole. Este es el tercer o cuarto artículo que publico en donde cito problemas específico de este hermoso Estado. El tema de hoy va referido al Ecocidio que se está efectuando en varios sitios del estado motivado por la explotación indiscriminada de minerales no metálicos, (Arena y Piedra Picada). Los productores del campo relatan los “cambios” sufridos por la explotación irracional de los mismos y la amenaza cuan espada de Damocles sobre el ecosistema Yaracuyano.

Este es un problema que según comentario de buena parte de los habitantes de este estado, viene sintiéndose desde hace bastante tiempo; sin embargo, el tema se hace prioritario en la opinión pública a raíz de unas denuncias efectuadas por Carlos “El Negro” Rojas, luchador revolucionario ampliamente reconocido en este estado por sus luchas desde la década de los 60, el “Negro” Rojas, junto al Dip. a la Asamblea Nacional, Tomás Sánchez, hacen pública apenas la semana pasada estas denuncias y exigen que los hechos sean investigados. La misma genera un gran revuelo, hoy distintos sectores del estado manifiestan a través de la prensa regional sus opiniones con respecto a este sensible tema de “la explotación de minerales no metálicos”.

A la denuncia de Rojas y Sánchez se suman la de los diputados al Consejo Legislativo de este Estado, el cual, por iniciativa de su presidente inicia una serie de interpelaciones a funcionarios de la Gobernación y para hoy se anuncia la comparecencia ante esta instancia legislativa de la Directora Regional de Ambiente y representantes de la Guardia Nacional.

Cabe destacar que ya el Gobernador del Estado Carlos Gimenez había producido un decreto en donde se prohíbe la explotación de este mineral, no obstante, los responsables de hacer cumplir este decreto no lo hicieron cumplir y hoy, escudándose en el poder popular, (Consejos Comunales), haciendo una cabriola le “asignan” la responsabilidad de otorgar los permisos para la explotación de arena a los Consejos Comunales. Estos Consejos Comunales o bien por desconocimiento o conchumpancia hoy pretenden hacer ver que se les está haciendo un atropello, cuando se trata de proteger el pulmón vegetal del estado.

El Secretario de Desarrollo Económico de la Gobernación, en su interpelación ante el Consejo Legislativo, trató de reivindicar la importancia del manejo por parte de los Consejos Comunales del asunto de la permisología, sin embargo, no se puede jugar con todo un pueblo porque una empresa que se gana todos los millones del mundo a costa de destruir el sistema ecológico de una región, lance unas migajas para las comunidades, lo más grave es que se trata de justificar esta acción escudándose en el Poder Popular. Esto es inaudito, como es inaudita la respuesta de este Secretario de Desarrollo Económico de la Gobernación quien trata de escurrir el bulto diciendo que “jugamos para el mismo equipo”, refiriéndose a Rojas, quien es Presidente del IADEY (Instituto de Desarrollo Económico de Yaracuy), organismo que también depende de la gobernación del Estado. Valientemente Carlos Rojas se atrevió a denunciar toda esta tramoya en donde se hace evidente el manejo tras-bastidores de poderosos grupos económicos que intentan utilizar al poder comunal para fines inconfesables. Esto que está sucediendo en Yaracuy, además que debe llamar la atención de los organismos nacionales, en lo referente al comportamiento tanto de la Guardia Nacional como de la Dirección Regional de Ambiente, Ing. Aura Albarrán, nos debe servir como campanada de alerta a las intenciones de grupos corruptores por penetrar el Poder Popular. No podemos asegurar que toda “iniciativa” esté llena de malas intenciones, pero ésta se le ve la costura a simple vista. Más de 400 gandolas y camiones diariamente salen al mercado producto de la explotación de piedra y arena en este Estado, aún cuando está prohibido hacerlo, según decreto de la Gobernación del Estado.

Por otra parte todo revolucionario que lucha por la vida, da muchas veces la “vida por la vida”; tiene que ser un conservacionista, no puedo llamarme revolucionario sino soy capaz de luchar por la protección del ambiente, más aún cuando cumplo con funciones de gobierno. Tampoco podemos permanecer indiferentes ante una situación de esta magnitud, sobretodo cuando existe un decreto emanado de la propia gobernación que señala lo siguiente:

Decreto Nº 585 publicado en Gaceta Oficial del Estado

Artículo 1: La suspensión de todas las actividades de exploración, extracción, explotación y aprovechamiento de los minerales no metálicos en minas, vetas, saques y/o yacimientos, así como cualquier otra actividad que implique de manera directa o indirecta el aprovechamiento de minerales no metálicos (…).”

Artículo 2: Paralizar el tránsito de mineral fuera de los límites del estado Yaracuy, hasta tanto se tomen las medidas que ordenen la actividad minera, resguardando la actividad económica del estado y según las necesidades propias de las actividades locales.”

Si existe este decreto por parte de la Gobernación, es inconcebible que funcionarios de la propia institución no asuman su responsabilidad, igualmente la Dirección Regional del Ministerio del Ambiente y la Guardia Nacional. Este asunto no se puede banalizar como intentó hacerlo el Secretario General de Gobierno Francisco Capdevielle, quien según nota de prensa señala según denuncia Rojas lo siguiente:

“Ante las declaraciones emitidas por el secretario de Gobierno, Francisco Capdevielle, en pasado sábado por medio de la prensa escrita, quien sentenció que la ola de denuncias realizadas ‘es un show que terceras personas quieren montar’, el presidente de Iadey expresó que la actitud demostrada por el alto funcionario, fue anti revolucionaria”, dice el comunicado.

“Efectivamente es una actitud cínica. Este señor se pone la corbata y su paltó, se monta en su camioneta de 189 millones de bolívares adquirida recientemente, y sale a defender el capitalismo salvaje que destruye el ecosistema del estado Yaracuy, pero después en la tarde se pone la gorra y la chaqueta roja para hablar del socialismo”. Esta denuncia del “negro” Rojas es más que contundente y en el fondo es un llamado a todos los revolucionarios yaracuyanos a estar muy atentos “ojo pelao” ante la arremetida de la derecha infiltrada que no descansa, como tampoco podemos descansar nosotros en la lucha por la depuración de los espacios de poder popular. Camaradas, ojo con la manipulación por intereses bastardos de los órganos del poder popular y felicitaciones a los luchadores como Carlos “el negro” Rojas y los Diputados Tomas Sánchez y Eduardo Gutiérrez, presidente del Consejo Legislativo de este Estado por su actitud valiente al denunciar estos hechos, el pueblo revolucionario de Yaracuy valorará en su justa dimensión estas muestras de valentía.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5076 veces.



Luís Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor