Ubicada en la calle Cantaura

La joyería-taller de orfebrería El Cochano o la Casa de habitación Figuera Yibirín

En Cumaná existe un repertorio de casas construidas entre los años 1830 y 1880, en el último cuarto del siglo XIX, en el marco de la celebración del centenario de los héroes de la independencia (1775-1875), durante el septenio de la década de los setenta del gobierno del General Antonio Guzmán Blanco (1870-1877).

La casa de habitación Figuera Yibirín o la joyería-taller de orfebrería El Cochano, reúne muy sobriamente los rasgos italianizantes con los antiguos rasgos coloniales españoles e ingleses, por lo que se le considera perteneciente a la arquitectura victoriana caribeña tropical de corte vernáculo por sus valores estéticos propios de una ciudad-puerto como Cumaná, al incorporar el sector portuario al núcleo urbano: primero, como una agenda de ordenamiento territorial y segundo, el diseño urbano-arquitectónico.

En la medida en que mantuvo el sistema constructivo local del bahareque cumanés, el empleo de materiales naturales combinados con productos industriales y semi-industriales adaptados, cuyo resultado volumétrico y sus relaciones espaciales internas y externas servían para identificarla como tal, en sentido amplio, como lo señaló Agudo Torrico, "debe ser entendida como una manifestación sociocultural, que tiene lugar, por tanto, en un contexto que se define a partir de unas estructuras económicas, sociales y de mentalidades".

Se trata de un repertorio formal de varios estilos combinados que coexistieron con el sistema de bahareque, caracterizado, entre otros aspectos, por su volumen contundente y tosco, las ventanas de caja de conformación cuadrada, muy rudimentaria y portada sencilla.

Y, en tanto fue resuelta en planta rectangular con patio central, alcanzó su adecuación estética con unos espacios proyectados mediante techumbre empinada y discontinua, la expresa negación del remate en alero-típico de la colonia- y el contundente cuerpo ático central sostenido por soportales de madera.

Como tipología morfológica, es la llamada "casa de eneas", considerada como el modelo de transición, cuyo sistema hubo de ser imitado toda vez que los materiales disponibles eran los locales.

Posdata

Es una lástima que la Casa de la joyería-taller de orfebrería El Cochano desaparezca como acervo cultural. Aún así, su belleza busca la forma de colarse entre la falta de conciencia y su propia destrucción: cada edificio que cae es un poco de identidad que desaparece.

De allí que sea necesario pensarnos como sociedad, pero también para definirnos en torno de políticas de las identidades.

Como sociedad, grupos sociales y sujetos, precisamos saber de dónde venimos, pero sobre todo hacia dónde vamos, con qué deseos, aspiraciones y expectativas nos proyectamos.

Desde esta perspectiva entonces el patrimonio no sólo sirve para preservar bienes, objetos o para solidificar huellas, rastros y restos de sociedades del pasado, sino sobre todo para pensarnos como sociedad: una sociedad que en general ha sido esquiva al legado patrimonial y que ha comenzado a relacionarse con los usos del patrimonio cumanés.

¡Que se abran cien flores y florezcan cien escuelas de pensamiento¡

 

Casa de habitación Figuera Yibirín


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2123 veces.



Servando Marín Lista

Arquitecto - Autor de los libros: 1.- La Geometría de los Afectos (2007). 2.- Desde la Comunidad (2010). 3.- La Ciudad Comunal (2013). 4.- El Caserío de Altagracia de Cumaná (2016). 5.- El Caserío de Santa Inés de Cumaná (2017). 6.- Cumaná: La Otra Ciudad (2019). 7.- Más allá de Tierra Firme (2022). 8.- Más allá de La Mar (2023).

 tetralectica77@gmail.com      @chevan2

Visite el perfil de Servando Marín Lista para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: