¡Soldado Tuyo, Pueblo Mío!

Fospuca, el beso de Judas

Ni Judas se atrevió a tanto...

I

El Retorno necesario, ¡De Vuelta Chávez! ¡No Nos Hemos Ido! ¡La Victoria Nos Pertenece! Hasta hace poco en Venezuela podíamos afirmar que la traición de Judas al Maestro, al que de paso había manifestado públicamente y en reiteradas oportunidades lealtad absoluta, era conocida como la traición más grande de la historia, no solo por las implicaciones personales, sino porque motivado por el interés egoísta de enriquecerse, Judas en un solo acto, además de la traición al Maestro, traicionaba, al mismo tiempo y alevosamente, a todo un pueblo que cifraba sus esperanzas en la propuesta de cambio liberador de la opresión, no solo del hegemón imperante sino de toda maldad, que les impedía desarrollarse como seres humanos y como pueblo.

Se aprecia de lo expresado anteriormente que la inmensidad de la traición está, en que no solo se traiciona a un hombre (en el caso de Judas traiciona a Dios hecho hombre), sino que esta traición se extiende a todo un Pueblo y al proyecto que lucha por desarrollar para su emancipación definitiva; tristemente en la Patria y entre otras específicamente en nuestro Edo. Bolívar, se ha dado el caso de una traición que nada tiene que envidiarle a la traición que Judas materializó con su artero beso, así las cosas; para avanzar en la idea, recordamos la canción "José Leonardo, que nos dice que el español se volvió gringo y hasta al español jodió" pues bien los sacerdotes que compraron a Judas hoy se volvieron estructura del Estado Liberal Burgués que utilizando la cooptación logró imponer a Judas quién habiendo jurado ser leal siempre y traidor nunca llegó a un puesto donde, igual que Judas maneja la "bolsa" que debería utilizar para garantizar el vivir viviendo del Pueblo, pero, que por treinta monedas se la entregó a la más rancia burguesía para que acabara con la Revolución Bolivariana y restaurara el proyecto de Estado que alimenta a las empresas privadas con la sangre del pueblo.

Entonces desoyendo la voz del Pueblo, que en palabras de nuestro Comandante eterno es la voz de Dios y lejos de fortalecer la vía hacia el Estado Comunal, Judas ha desarrollado toda una campaña para convencernos de que solo con el fortalecimiento de la burguesía podremos salvar la Revolución Socialista, aparece entonces el grupo de sacerdotes del que recibe las treinta monedas, ayer les decían sanedrín hoy se conocen como FOSPUCA, evidenciando de esta manera la traición al hombre, al amigo, al Comandante Eterno que sostiene "no se puede construir el socialismo con las armas melladas del capitalismo, no se puede", por si esto no fuera ya meridianamente grave, con un artificio tramposo presenta un mal llamado sistema mixto que no hace otra cosa que entregar la soberanía popular en manos de los más conspicuos enemigos del Comandante Eterno, y para cerrar la traición con su beso ponzoñoso después de torpedear el avance de las Comunas Judas se hace llamar "Comunero".

Pero ni ayer ni hoy la traición logra ninguno de sus objetivos, ayer Judas no logró capitalizar su botín y el hegemón no logró impedir que el plan del Maestro triunfara; hoy es el mismo hegemón contra el que luchamos, es en definitiva el enemigo del Pueblo, el Judas de hoy, copia barata del primigenio traidor, no ha podido engañar al pueblo que levanta su voz altiva para decir parafraseando al Padre Libertador: el velo se ha rasgado, hemos visto la luz y no dejaremos que nos regresen a las tinieblas, "nosotros venceremos" es pregón del primer vicepresidente del PSUV y en eso convoca al pueblo, no a la burguesía, y es verdad, nosotros venceremos porque en defensa del legado de nuestro Comandante Eterno, acompañaremos en la tarea que le asignara al presidente obrero Nicolás Maduro cuando en el discurso del golpe de timón le ordena "Nicolás te encomiendo esto como te encomendaría mi vida: las comunas".

Para mañana es tarde, ya lo decía el camarada Diosdado Cabello, "en estos momentos de batalla, las dudas, las posiciones intermedias, el guabineo es la antesala a la traición" entonces o estás con la burguesía y con Judas o estás con el Comandante hecho millones en su pueblo construyendo el socialismo, tenemos todos los instrumentos y las herramientas que la revolución ha construido para su Pueblo, tenemos además el poder constituyente que siempre estará por encima del poder constituido, lo decimos siempre "somos muchos y tenemos el poder" tenemos que organizarnos para quitar a todos los Judas de los puestos donde deberían estar los patriotas defendiendo el legado de nuestro Comandante Eterno que es lo mismo decir defender la Patria, hay que organizarse para cosechar el triunfo de lo que se ha sembrado y que ya se asoma en el horizonte, si el pueblo lo hizo una vez - 2021 - lo volverá hacer.

Ni Judas se atrevió a tanto, ya los conocemos, su falsedad no nos es extraña, entonces la orden es triunfar y defender el triunfo, hay que expulsar a todos los Judas y traer De Vuelta Chávez para ello parafraseando al Padre Libertador con el Comandante Eterno decimos "No daremos descanso a nuestros brazos ni reposo a nuestra alma hasta convertir la tragedia en victoria popular"

¡EL ESEQUIBO ES NUESTRO!

¡DE VUELTA CHÁVEZ AL ESEQUIBO!

¡LOS POBRES SOMOS MÁS Y TENEMOS EL PODER!

¡COMUNA O NADA! ¡DEMOCRACIA ASAMBLEARIA, PARTICIPATIVA Y PROTAGÓNICA!

¡DE VUELTA CHÁVEZ! ¡VICTORIA POPULAR!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 896 veces.



Christian Medina Macero

Ayudante del Comandante Supremo Hugo Rafael Chávez Frías (2000 ? 2004). Combatiente de la Gesta del 11 de Abril 2002. Teniente de Fragata. Militante Activo del PSUV. Patriota y Analista Político.

 medinamacerograt@gmail.com

Visite el perfil de Christian Medina Macero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: