Auditórium

El Tigre, y Lechería, Claudio Schiveci: ¡Desmiente al indio, y alambrito!

"Procaz es un adjetivo cuyo origen etimológico se encuentra en la lengua latina (procax). El término permite calificar a la persona que carece de vergüenza o que no experimenta pudor por su conducta atrevida y desprejuiciada". Fin de la cita. Anónimo.

El lenguaje procaz, y malsonante utilizado en una cadena de WhatSaap en clara alusión a mi persona cuando se utiliza mi nombre de usuario registrado en Twitter, utilizando un conjunto de formas lingüísticas, con expresiones y malas palabras, que la comunidad lingüística anzoatiguense, las considerada inapropiadas, obscenas, indecentes, deshonestas, injuriosas y ofensivas al ser utilizadas en el debate político con una foto mía incluida. Alambrito, y el indio con su ataque, provocaron, una fuerte, y dura respuesta de mi parte a ese lenguaje soez que con frecuencia diaria se le escucha al alcalde malhablado, desbocado, y bruto, diariamente de 6 am a 8 am en una cadena de emisoras de esta ciudad, y el cual ha sido denunciado en CONATEL, en varias oportunidades por estos abusos.

Esto lo traigo a colación, por la aclaratoria que hace el ciudadano Claudio Schiveci columnista del portal informativo por WhatSaap denominado *Candilejas*, hoy 20 de enero de 2023, cuando fue usurpado su nombre indebidamente por este par de individuos arriba señalados, donde el, le acalara a la opinión publica de Anzoátegui, que el nunca hizo esas sucias declaraciones contra mi persona, ya que su nombre fue utilizado presuntamente por Alam Brito, ya que todas las investigaciones de inteligencia apuntan hacia el, y al celular que hizo la primera emisión en forma clandestina, y usurpadora, en una forma cobarde, al utilizar el anonimato, y no su nombre propio, para agredirme, y descalificarme, ante una critica que hice por las redes sociales. Sobre el lanzamiento de un partido político en un hotel 5 estrellas de Lecheria en el Estado Anzoátegui, el pasado 14 de enero.

El revuelo que causó mi dura repuesta en las redes sociales, en el estado Anzoátegui, llevó al señor Claudio Schiveci, aclarar a la opinión pública sobre este asqueroso ataque plagiando su nombre, y del portal donde escribe, y es directivo, lo cual es considerado como "soez" cuando se hacen manifestaciones lingüísticas de mal gusto, groseras, o con el propósito de ofender, y desdibujar la sana critica con descalificaciones adhominem.

Es propio del individuo soez, y de las lacras politiqueras, referirse a lo que socialmente se considera sagrado: religión, raza, origen familiar; cuando se utiliza la escatología, y determinadas partes del cuerpo, el sexo, el humor negro etc. Liberando su psicópata tensión emocional, con expresiones excesivas o hiperbólicas como la: blasfemia, maldición, reniego, juramento, ​ o dirigiéndose a mi persona como destinatario concreto en forma de improperio, insulto, desprecio, ridiculización, estigmatización, utilizando una descripción personal exacerbada.

Hay determinados aspectos dentro del mundo de la comunicación, y la política, que desagradan a la opinión publica.

No puedo negarme a responderle al insulto, y la vulgaridad: "ya que cada acción, provoca una reacción: La Ley Tercera de Newton establece que con toda acción, hay una reacción igual, y opuesta" Existen determinados aspectos dentro del mundo de la comunicación, y la política, que desagradan a la ciudadanía.

Cuando vemos la utilización cada vez más frecuente de un lenguaje soez cargado de expresiones malsonantes, y en ámbitos cada vez más públicos se encienden las alarmas en Conatel. Fui formado en la izquierda cristiana, con la tradición de respeto muy conocida como "buena educación política", donde no se atrevía nadie a decir: "mala leche", y no digamos otras expresiones más duras.

Muchas personas que me llamaron en solidaridad, rechazando esta agresión de baja estofa, y se sienten abrumados por la facilidad con la que se usan palabras ofensivas, y otras peores, aunque tengo que reconocer que después me deslicé también por la pendiente del charco en la contraofensiva. Afortunadamente no suelo utilizar estas palabras escatológicas en los medios de comunicación escritos, pero si las vemos en forma alarmante en la radio, donde su uso es cada vez más frecuente, y *conatel* hasta ahora, se hace de la vista gorda. No estoy muy seguro de cuál sea la causa, y cuál el efecto, de esta agresión en mi contra, pero de lo que sí estoy seguro, es que se trata de un modelo que se retroalimenta: el comentarista usa ese tipo de lenguaje porque es el que usa en la calle el malandraje, y en la calle se usa porque es el que con frecuencia se oye en las redes sociales. Ahora es demasiado frecuente en el ámbito de la politiquería. Y aquí la cosa ya es más grave. El insulto, sea con términos clásicos por ejemplo: "vago, borracho", o con otras expresiones de baja estofa, es hoy más que frecuente.

Insultar al adversario, se ha convertido en una especie de charcutería entre algunos politiqueros, y los que tienen más significación, y peso como el Fiscal General, se libran de recibir tales epítetos. Decirle a un adversario político que es un vago, y un borracho, no es nada raro en esta ciudad. Y tampoco tengo que hacerme el Wili, en mis columnas de este portal. Es evidente que la crítica política, hecha por políticos, periodistas, y columnistas, es no solo aconsejable, sino totalmente necesaria. Pero la crítica, siempre debe tener un contenido razonable, ha de ser asumida en las formas, y en las palabras. Un mal que me tocó no lo niego, sin embargo, esto nos lleva al camino de tener que mejorar el lenguaje. Claro que, en vista de los contenidos, y de los "mensajes escatológicos", es el mayor problema, con el que nos vamos ir encontrando. Pero esta vez, si debemos cambiar las formas…hagamos política, no politiquería. Con este artículo espero ponerle fin a este espinoso asunto.

Postscriptum: A continuación la aclaratoria de Claudio Schiveci en el postal de Candilejas en WhatSaap. Hoy 20/01/2023.

Comienzo de la aclaratoria.

UN ANTICRISTO CONFUNDIDO

Por Claudio Schiveci

En El Tigre existe UN MONSTRUO, que al no tener argumentos, solo trata de confundir con una estrategia cansona de mentiras y .Ofensas

Confunde para enamorar incautos como Cheo, que después de criticarlo tantos años, cae ahora en los brazos del Anticristo.

Hoy lo utiliza para plagiar artículos con mi nombre. En este caso lo hizo contra percasita. Al no poseer nadie con credibilidad, firman con mi nombre.

En ningún momento he escrito una palabra contra Percasita. El cual es un intelectual honesto. Reconocido nacionalmente como un Columnista de excelente capacidad. Ocupando siempre los primeros puestos en APORREA.

El Anticristo está tan confundido que a su edad no. sabe si es Gay o heterosexual

REVOCATORIO PARA PARAQUEIMA. Fin de la aclaratoria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 627 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: