Héctor, Alcalde del Municipio de las Maravillas

"No puedo ser alcalde de toda Venezuela" : Hugo Rafael Chávez Frías.

"... Alcalde significa aquella persona a quien aquel que tiene autoridad para nombrarle constituye en la dignidad de juez de aquel pueblo o pueblos para que le confiere la jurisdicción. Esta voz es árabe, deducida de la voz CADI, que en nuestra lengua equivale a la de juez, o Gobernador de algunas gentes, que tiene muchas acepciones, y cada una distingue su ejercicio y jurisdicción...".[1]

La palabra alcalde viene de maire que en francés antiguo significa "cabeza de una ciudad o gobierno del pueblo", pero seguramente a la mayoría de los alcaldes les gustará el sentido original que es "mayor, superior".

Un alcalde es un cargo público que se encuentra al frente de la administración pública de una ciudad, municipio o pueblo.

En Venezuela, el alcalde es la máxima autoridad del municipio que tiene carácter autónomo, jefe del ejecutivo municipal y administrador de los recursos propios de la municipalidad.

Siendo yo alcalde, lo primero que hice fue fijar avisos por todas partes y en todos los vehículos de la Alcaldía, alusivos a la gestión: "Héctor, el Alcalde del Municipio de las Maravillas trabaja para usted"; para que la gente creyera.

"El alcalde tiene dos obligaciones que están por encima de cualquier otra: mantener la ciudad segura y gobernar de una manera claramente liberal y progresista. Perdido eso, la magia desaparecería". — Francisco Goldman 1954 El circuito interior. Una crónica de la ciudad de México [2].

Siendo yo alcalde, pretendí que las funciones propias de la Alcaldía -y que no podía o no quería ejecutar-, fuesen trasladadas a la comunidad con el disfraz del trabajo comunitario y participativo; para así eludir toda mi responsabilidad.

Siendo yo alcalde, no defendíamos el patrimonio ecológico, ambiental, paisajístico, histórico y cultural del Municipio de las Maravillas. Ahora queremos convertir las principales avenidas y todos los espacios públicos en un mercado Persa. Coloqué el vagón de un tren, que es patrimonio del estado, y lo convertí en un vehículo de venta de perros fríos; con bombonas de gas en plena vía pública. Autoricé el apoderamiento de aceras, que es un derecho de todo ciudadano para su tránsito peatonal, para convertirlas en ventas de bebidas y comida rápida.

Siendo yo alcalde, propietarios de terrenos colindantes a un parque de una urbanización de este municipio, introdujeron una demanda ante el TSJ contra su vecino inmediato que es el Concejo Municipal donde solicitaban una servidumbre de paso vehicular por la parcela de terrenos comprendido por este parque. Demanda improcedente que nunca debió ser aceptada por el respectivo tribunal, ya que los terrenos de los demandantes tienen salidas naturales por otros sectores distintos al parque y tienen acceso a la vía pública y no proclives al desmantelamiento de áreas verdes.

Algo curioso, ocurrió que el Síndico Procurador manifestó que no tenía documentos probatorios que un parque sea propiedad del municipio, en desconocimiento del artículo 68 de la Ley Orgánica de Ordenación Urbanística.

Siendo yo alcalde, un vehículo, cuyo conductor estaba borracho, se estrelló contra la cerca de protección de un parque, la deterioró por completo y también algunas áreas verdes. La comunidad estuvo atenta al caso y el seguro del vehículo se comprometió a cancelar todos los daños ocasionados por el siniestro. Sin embargo, mi Sindicatura no se ocupó de tramitar la recepción del cheque y mi alcaldía tampoco se avocaba a defender y reparar los daños ocasionados por terceros a ciertas áreas verdes y cercas de protección, ignorando la Ordenanza sobre áreas verdes públicas municipales. En otras palabras, ni lavamos ni prestamos la batea.

Siendo yo alcalde, comunidades organizadas lograron que le construyeran un arco a la entrada de su urbanización para delimitar su ámbito geográfico, restringir el paso de vehículos de carga pesada y darle mayor seguridad al sector. Eso fue hace más de 25 años y mi alcaldía no le hace mantenimiento. Además, presentaron proyectos para la construcción de una planta física donde funcionan la Casa Comunal y el Dispensario -plenamente dotado de equipos médicos-; Baños Públicos, Cancha deportiva y utensilios infantiles para la recreación de los niños dentro de un Parque, el Alumbrado Público de su avenida Principal y la remodelación de tres parques más.

Siendo yo alcalde, realicé un día sábado un Cabildo Abierto a regañadientes con una de mis comunidades favoritas, para disertar sobre un permiso para la instalación de una Estación de Servicio BP en su urbanización. Ese fin de semana les prometí negar el permiso; pero el lunes siguiente comenzaron los trabajos de construcción de la bomba de gasolina; les mentí, por eso me llaman ÑAME PELAO. Pero a pesar de los desafíos me encanta ser su Alcalde y me voy a reelegir.

Siendo yo alcalde, convoqué a todas las UBCH en un lugar céntrico de la ciudad y les manifesté que tenía un proyecto para tener una ciudad limpia y libre de buhoneros. Y que a partir de la fecha, el camión de venta de pescado, - que ustedes solicitaron y que estaba afectando al sector - fuese reubicado en otro lugar; les dije que saldrá de la Av. Principal de la urbanización. Dejé que se olvidaran del tema, y semanas más tarde, me burlé de mis seguidores y de todas esas comunidades sanas y progresistas. Agarré la Ordenanza Municipal, la arrugué, la rompí y se la restregué por la cara a la comunidad. Decidí no tomar en cuenta lo manifestado y la violé, luego permití nuevamente que autorizaran la presencia del vendedor de pescado en el mismo lugar. No le hice caso a Montesquieu cuando decía: "No hay peor tiranía de la que se ejerce a la sombra de las leyes y bajo el calor de la justicia". Me acordé de la burguesía criolla, representada en José Luis Betancourt, ex presidente de FENAGAS, cuando rompió la Gaceta Oficial sobre la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario en plena Asamblea Nacional.

Manifestaba Willie Brown que los Alcaldes son juzgados por sus resultados.

Se dice muchas veces que el pueblo es sabio.

Siendo yo alcalde, me sentía sifrino e hice una convocatoria a todas las comunidades para discutir, analizar, distribuir, planificar y aprobar el presupuesto participativo del municipio, obviando al Consejo Local de Planificación Pública. Incliné todos los recursos para hacer grandes obras y ningún aporte a las comunidades necesitadas, llámese Comunas, Consejos Comunales, Colectivos, etc.

Siendo yo alcalde, andaba a veces, con una Biblia debajo del sobaco y prometí a las comunidades resolver el problema de los terrenos de un cementerio, -porque hay muertos que salen-; que por cierto algunos son privados y otros municipales. Terminé la gestión, no resolví nada y dejé el pelero; luego me premiaron dándome un cargo diplomático en una embajada.

¿Cuándo Jesús expulsó los demonios, estos le dijeron aun no es nuestro tiempo aviéntanos a los puercos y eso hizo Jesús, pero a qué se referían con "aún no es nuestro tiempo?

Siendo yo alcalde, las comunidades me pedían compartir un sancocho y yo las rechazaba porque a mí lo que me gustaba era la soupe parmentier, le filet mignon en salsa de champiñones y el Armagnac.

Siendo yo alcalde, existían equipos políticos que me atacaban por todos los flancos, formaban frentes de batalla contra mi gestión; se auto declaraban revolucionarios y más chavistas que Chávez; cuestionaban a muchas Direcciones, criticaban a la Marea Socialista y actuaban similarmente a ella. Sin conciencia, ni formación política, con odio y con ambiciones de poder; creyendo que existía un gobierno débil y que ésta era su verdadera oportunidad. No seguían el legado de nuestro Comandante eterno Chávez: Unidad, Batalla, Lucha y Victoria. En fin, Dios los crea y ellos se unen.

Siendo yo alcalde, Voceros de un Consejo Comunal enviaron carta de presentación a la Dirección de Hacienda de esta Alcaldía del Municipio de las Maravillas; donde los receptores exigían anexarles Timbres Fiscales para poderla recibir. Algo extraño, ya que este Consejo Comunal, en su trayectoria había emitido decenas de cartas al despacho del alcalde y nunca le habían exigido los Timbres Fiscales; misterios de la ciencia. Ante este abobinable hecho, los voceros reclamaron ante la Defensoría del Pueblo este impase. Y la respuesta fue terrible: "Diríjase al alcalde y haga el reclamo". El remedio fue peor que la enfermedad. Este municipio es de maravilla.

Siendo yo alcalde, evaluaban siempre mi gestión, pero no la evaluaban aguas abajo, que es donde están los grandes problemas, entre otros: Dirección de Hacienda, Dirección de Servicios Públicos, Dirección de Ambiente, Atención al Ciudadano, etc. e insistí en la necesidad de hacer cambios en el gabinete tras considerar que "hay funcionarios y funcionarias que no funcionan".

Decía Fernando González Ochoa que: "El diablo, el cura, el alcalde, el bachiller, el míster, el arriero y el mendigo: Ahí está nuestro país" [3].

Tengo mucho susto de no cumplirle a nuestro pueblo y de quedar en deuda con nuestra comunidad. Pero el susto se quita si trabajamos juntos y unimos esfuerzos colectivos. Vamos a trabajar juntos y a estar siempre en las calles: Jorge Iván Ospina –Alcalde de Cali

Siendo yo alcalde, los líderes sociales de la mejor urbanización del Municipio de las Maravillas, realizaban campañas de alfabetización con liceístas de la U.E. Liceo Ilustre Americano, la U.E.P. Instituto Boyacá y la U.E. Atanasio Giraldot, contando con el apoyo de la Iglesia de Jesucristo y de todos los Santos de los últimos días y bajo los lineamientos de la Gobernación de Miranda antes de la llegada de nuestro Comandante eterno. Y después de su llegada tomaron la responsabilidad como Coordinadores de la Misión Sucre, y se extendieron por todas las Parroquias foráneas, - como se les llamaba en aquel entonces-, como una contribución al desarrollo de la educación en este municipio.

Siendo yo alcalde, el Consejo Presidencial de la Salud y el Buen Vivir pidió la intervención del Hospital de mi ciudad; la finalidad de esta acción era aplicar los correctivos necesarios para garantizar el buen funcionamiento de este centro asistencial. Tenía más cuento que Jaimito en el tema de la corrupción. En mi hoja de vida reposa un escándalo por contrabando de insumos médicos y acusado por el contrabando de medicamentos.

La Ministra de Salud, que había tomado mi hospital como modelo para su recuperación, había manifestado que al mismo no le hacían falta médicos especialistas. "Los médicos integrales comunitarios son la ruta por la cual lograremos garantizar la ayuda que necesita el pueblo venezolano y los pacientes del Hospital. No nos van a descarrilar, la formación es en Medicina Integral Comunitaria y será para la satisfacción de la atención de la gente".

Sin embargo, a la ministra se le imposibilitó arreglar los ascensores del Hospital. Mucha resistencia a la solución de los problemas.

Yo siendo alcalde, debí ser un funcionario amigo y estar presente en sus corazones, que me pudieran tocar y con el que pudieran contar porque conocía y entendía el problema de los vecinos.

Aquí estamos enviando un mensaje al país, a todos los alcaldes, en el sentido de recuperar el poder público para el beneficio de la comunidad no para atropellarla.

Lo que hemos tenido como resultado fue el trabajo de mis períodos como alcalde. Llegué como Pedro por su casa, cuando primero hay que ganarse el espacio. Acá solo me conocieron cuando me presenté como candidato; antes nunca me vieron. Le falté respeto a mi pueblo.

El 21 de Noviembre son las megas elecciones y hay alianzas. Cuidado con las alianzas.

"Estas alianzas con el diablo han permitido que Gobernadores, alcaldes, congresistas y hasta presidentes facinerosos lleguen al poder, mientras que la gente honesta, la gente de bien, aquellos que siempre se han mantenido rectos, se ahogan en medio de las balas, la sangre e inundaciones de billetes." — Piedad Córdoba política colombiana 1955 , 19 de febrero de 2007 De gente [4].

El secreto del cambio es enfocar toda tu energía, no en luchar contra lo viejo, si no en construir lo nuevo: Sócrates

REFERENCIAS:

1.- es.m.wikipedia.org

2.- https://citas.in/temas/alcalde/?page=

3.- Fernando González Ochoa escritor colombiano 1895 - 1964 Fuente Merino Botero, Bernardo. Pecados capitales en la política y otras vainas afines. Editorial Uniediciones, 2006. ISBN 9789588255415. p. 209. País

4.- https://citas.in/temas/alcalde/



Esta nota ha sido leída aproximadamente 550 veces.



Héctor Yi Durán

Ing. Luchador Social

 hectoryi@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Yi Durán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Héctor Yi Durán

Héctor Yi Durán

Más artículos de este autor