Debemos rendir cuentas de nuestras actividades

El día del cumpleaños de Chávez 28 de julio, el Pre-Candidato Ramón Lobo, en su conversatorio desde Nueva Bolivia, zona fronteriza entre El Estado Mérida y el Estado Zulia (fronteradigital.com.ve) hizo mención a dos aspectos que he venido tratando por considerarlos ejes imprescindibles en todo accionar político que defina la intención de ejercer alguna función pública. Éste periodo de cambios en el PSUV ha iniciado y se ha enmarcado con las elecciones primarias.

Me satisfizo gratamente, que el Economista Ramón Lobo destacara entre otros temas importantes, éstos dos porque a pesar de que son tomados como banderas ante una venidera jornada electoral, luego que pasa, pareciera que se desvanece la intención de rendir cuentas y la de cerrar filas entre quienes no fueron electos con quién obtuvo la elección y trabajar juntos, de manera muy fraternal.

No hemos creado la cultura del seguimiento, del cumplimiento de la norma, ni de las acciones que se cumplen y no se cumplen. Un país siempre preocupado por crear leyes, pero se olvidan; no se ejercita la Ley como necesitamos para que el ejercicio de cualquier funcionario público, sobretodo quienes son responsables de la administración, manejo y custodia de los recursos públicos, sea serio, responsable, digno de contar con la creencia y la confianza del elector.

La Ley Orgánica de la Contraloría General de la República y del Sistema Nacional de Control Fiscal, en su artículo 51, prevé la obligación de rendir cuentas a cargo del Responsable de la Administración, manejo y custodia de los recursos públicos de los órganos y entes mediante los cuales se ejerce el Poder Público a nivel Nacional, Estadal, Distrital y Municipal...(Dr. Manuel Galindo. Correo del Orinoco. 26-12-2017)

Es plausible el acento que le está poniendo Ramón Lobo a estos dos aspectos; considero que a quienes corresponde , las contralorias a diferentes niveles y todas las instancias competentes deben realmente centrar está obligación como una de sus funciones básicas a cumplir, que le dé mayor legitimidad y consistencia a la tarea de gobernar.

El compañerismo en la tarea de gobernar es algo que se remarca como de obligatorio cumplimiento, ya lo he dicho en otros artículos, la exigencia es a cerrar filas, habrá un ganador, será quien cumpla la función de ser Vanguardia, quienes no ganaron conformarán la retaguardia (son el mayor soporte) lo que plantea una dinámica intensa de seguimiento y control en un entorno de relación fraternal, de solidaridad, respeto y logros.

Soy Simpatizante del PSUV y votaré el 8 de agosto!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 397 veces.



Ruth Cueto


Visite el perfil de Ruth Cueto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: