Carta desde las catatumbas al gobernador del Edo. Bolívar, Gral. Justo Noguera Pietri

Me dirijo a ud. con el mayor respeto y estima que merece desde las catatumbas.

Fui una de las primeras personas del estado Bolívar en dar apoyo a su candidatura para la gobernación a través de mis columnas en el Diario "Primicia" y por este medio reconocido como es Aporrea, artículos de los que no me arrepiento, ya que lo vi capaz de derrotar al candidato opositor Andrés Velásquez, a quien las encuestas daban como ganador con más de dos años en campaña electoral y ud. con menos de dos meses lo derroto.

Recuerdo que el día de su juramentación como gobernador, sus primeras palabras me impactaron cuando dijo: "No vine a ofrecer, vine a trabajar", en ese momento lo vi como el gobernador de la esperanza para el estado Bolívar.

Ya han transcurrido tres años de su gobierno y sin embargo, Ciudad Guayana la que veíamos como la ciudad floreciente del Caroní y seductora de turistas, hoy se halla en la decadencia por el abandono de sus avenidas y calles convertidas en vertederos de basura.

Es una ciudad por donde corren por su periferia los dos ríos más grande de Venezuela como son los majestuosos rio Orinoco y el rio Caroní, no se justifica que debamos padecer de la falta continúa del vital líquido que nos llega por una o dos horas y nos vemos obligados a comprar agua por cisterna o botellones, por los que muchos se aprovechan para venderla a precios tan alto que a veces no nos alcanza para comprarla, siendo esto una tragedia del día a día del pueblo.

También padecemos de la energía eléctrica porque los apagones son frecuentes como también son frecuentes los daños causados en los hogares cuando se dañan los equipos eléctricos y no hay para repararlos. Es necesario que tomen las medidas adecuadas para que cesen estos apagones.

Con todos los esfuerzo que hace el gobierno bolivariano para poder soportar esta guerra económica, pues muchas familias no creen en esta voluntad, ya que no es posible que se haga una campaña del gas comunal con precios solidarios y cuando vemos los camiones de gas del estado despachando a los establecimientos permitidos o bachaqueros y vamos a comprar, resulta que debemos pagar entre 10 y 20 dólares por la bombona pequeña.

Estas denuncias las hago por insistencia de mi comunidad, para que ud. como hombre leal a esta revolución, esté al conocimiento de lo que están padeciendo los habitantes de los sectores populares, ya que el Alcalde no escucha nuestras necesidades.

Estoy seguro que va a tomar las medidas pertinentes para que se nos resuelva estos problemas que afectan a las comunidades populares, como también la entrega del Clap que en mi comunidad no llega desde septiembre, es decir, en diciembre ni siquiera le vimos el rabo al pernil.

 

Patria Socialista, Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 976 veces.



Juan Rafael Rangel Ortiz


Visite el perfil de Juan Rafael Rangel Ortiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: