Auditórium

La Autopista Francisco Fajardo, su madre la Cacica Isabel, y el Ferry

El presidente Maduro ordenó cambiarle el nombre a la principal autopista de Caracas: de Francisco Fajardo a Gran Cacique Guaicaipuro: "En la Gran Caracas existe una autopista, de cuatro canales grandes, que recorre la ciudad de Este a Oeste. De Petare hasta Caricuao. La bautizaron con el nombre del colonizador genocida, Francisco Fajardo", dijo Maduro: "De verdad tengo que decirlo hoy 12 de octubre del 2020, es una ignominia, una ofensa para nuestro pueblo que ‘permanezca’ el nombre de un genocida. Como si en algún país de Europa le pusieran a una autopista el nombre de Hitler, en algún lugar de Francia, en algún lugar de la antigua Unión Soviética. No estoy exagerando, violaban a las mujeres, quemaban las chozas, empalaban, les metían un palo por el ano hasta la cabeza a los niños, a los jóvenes, y a los hombres supervivientes. Esclavizaban, y les robaban sus riquezas, y sus tierras. Lo que hicieron fue aborrecible", aseguró el presidente en una alocución en cadena nacional ese día. Fin de la cita.

La Cacica Isabel, Además de llevar su nombre un Ferry de la empresa Comferry, fue una indígena de la raza Guaiquerí, conocida como la Primera mujer Conquistadora del Valle de Caracas. Fue jefa de los indios guaiqueríes en la isla de Margarita, y madre de Francisco Fajardo cuyo nombre llevaba la importante autopista caraqueña, nacido en Palguarime, Isla de Margarita; uno de los primeros mestizos que figura en la Historia de Venezuela, fundador de la Villa del Rosario, en el territorio ocupado por la Ciudad de Caracas. Perteneció a una familia de Caciques, era nieta del Cacique Charaima, y pariente del Cacique Naiguatá. Tal era su importancia y sus cualidades físicas, y humanas que se unió matrimonio con el jefe español Teniente Gobernador de la isla, Francisco Fajardo, a quién ayudó en el proceso colonizador de los indígenas de la región. Vivió durante la primera mitad del siglo XVI, y cuenta la historia que murió envenenada por el Cacique Paisana, en la población de Chuspa, en el Estado venezolano de Vargas en el 1558, cuando trataba de ayudar a su hijo Francisco Fajardo, en el intento de conquistar, y colonizar la Región Centro-Norte Costera de Venezuela, valiéndose de su condición de mestizo, y con la influencia de su madre.

La Historia de Venezuela destaca, el hecho que ocurrió en la tribu Chaima, circundante al macizo de Caripe, conocido como la Cueva del Guácharo, donde se le permitía a la mujer, más que todo a las ancianas, ejercer el rol de piache, persona sumamente importante en la organización tribal prehispánica. Otro hecho a destacar en este período es que no solo Francisco Fajardo contrajo matrimonio con una indígena, sino también Alonso de Ojeda, considerado el explorador más importante después de Cristóbal Colón, él recorrió toda la costa caribeña de Tierra Firme, y se casó con otra Isabel, una guajira natural de Coquivacoa, quién le salvó la vida en varias oportunidades.

Doña Isabel fue una de las mujeres más valientes que figuran en la historia de la conquista de Venezuela. En julio de 1528 Isabel, y su marido el Hidalgo Francisco Fajardo enviaron cincuenta flecheros Guaiquerí, a la isla de Cubagua que se encontraba sitiada por el pirata Diego Ingenios, quienes decidieron victoriosamente con sus flechas envenenadas la primera batalla naval librada en América. Entre 1527 o 1528 tuvo su primer hijo, del entonces teniente gobernador de la isla de Margarita, Francisco Fajardo, quien la ayudó a rescatar aborígenes de su propia etnia. A su hijo concebido de esa unión, le dio el mismo nombre de su padre Francisco Fajardo. Isabel fue una gran protectora de sus coterráneos los aborígenes margariteños, quienes habían sido declarados por los españoles como Caribes, por eso la Isla de Margarita es conocida como la Perla del Caribe Mar, merecedores de la esclavitud, por ello, fue la gran intercesora ante su Marido Francisco Fajardo, quien por amor a ella los amparó.

Después de la separación de su marido Francisco Fajardo, se casó con el cubagüense Alonso Carreño con quien procreo dos hijos más; Alonso, y Juan Carreño, quienes acompañaron a su hermano Francisco Fajardo en las empresas conquistadoras. La Cacica Isabel acompañó a su hijo Francisco Fajardo en su viaje a Tierra Firme, allí fue recibida espléndidamente por sus parientes aborígenes. Mientras su hijo Francisco Fajardo viajó a Borburata, y El Tocuyo con el fin de obtener autorización para conquistar la región centro-norte costera de Venezuela, mientras ella lo esperaba en El Panecillo cerca de la actual población de Chuspa.

Isabel le facilitó a su hijo Francisco Fajardo el trato con los originarios de tierra firme, actuando como embajadora, logró su receptividad, quienes en un primer momento vieron en ellos a unos más de sus pueblos, por hablar en su propia lengua aborigen y estar emparentados con algunos caciques de la región, tales como Naiguatá, el más poderoso señor de la costa, tío de Doña Isabel por ser hijo de un hermano de Charaima, su padre. Según José de Oviedo, y Baños. Una vez de vuelta Fajardo a Cumaná fue asesinado por el gobernador Alonso Cobos, Isabel acudió ante la Real Audiencia de Santo Domingo, para pedir justicia por su hijo, lo cual logró, y Alonso Cobos fue condenado a muerte.

Isabel murió de una enfermedad adquirida tras el envenenamiento de los pozos de agua perpetuado en Chuspa, por los aborígenes liderizados por su cacique Paisana en 1558; hecho perpetrado por esos nativos que se alzaron contra el abuso de los soldados españoles.

Fajardo, Francisco. Nació en la Isla de Margaría, en el Estado venezolano de Nueva Esparta, en 1524 y murió en Cumaná, Estado Sucre, en 1564. Conquistador de la zona Norte-Central de Venezuela Fundador de poblaciones en la misma.

Moralejas: El primer tramo de la Autopista conocida originalmente como "Autopista de Caracas" fue inaugurada durante el gobierno del general Marcos Pérez Jiménez. Diversos proyectos para su modificación, y mejora fueron presentados ya en la década de 1970 del siglo XX.

La autopista cruza la ciudad de oeste a este con sus respectivas ramificaciones; en Petare se empalma con la autopista Gran Mariscal de Ayacucho (Petare-Guarenas), y al sudoeste de Caracas se bifurca a través de la urbanización Mamera, y finaliza en Las Adjuntas, y Macarao, en donde se divide en una carretera hacia Caricuao y en otra vía hacia Los Teques (Carretera vieja Caracas-Los Teques). Los principales ramales son la Autopista Prados del Este, que parte desde el distribuidor "El Ciempiés" (en El municipio Chacao) y finaliza en el sector de La Trinidad, donde comienza la avenida intercomunal de El Hatillo, que termina en la urbanización de La Lagunita. La segunda ramificación va hacia el sur de la ciudad, llamada Autopista Valle-Coche; comienza en el distribuidor "El Pulpo" en Plaza Venezuela, y termina cuando se conecta a la Autopista Regional del Centro, otra rama que representa la sección (nace en el Distribuidor "La Araña") que se dirige hacia Catia y termina al comienzo de la Autopista Caracas - La Guaira. Este último ramal conecta así mismo con la Autopista Sur Caracas comenzando en el Distribuidor "La Araña" (atravesando los túneles El Paraíso y El Valle) para finalmente culminar en la Autopista Valle-Coche.

Se hundió el Ferry Cacica Isabel en el muelle 10 de Puerto Cabello en diciembre, del 2019. Fue uno de los ferrys de la antigua Conferry -hoy Bolivariana de Ferrys- se hundió en el mar del muelle 10 de Bolipuertos en Puerto Cabello. Se trata de la nave "Cacica Isabel" que fue traída para reparaciones pero tal acción nunca fue ejecutada, y el barco se fue sumergiendo al punto que solo se visualiza una parte de él. Personal que labora en esa estatal, informaron en aquellos momentos que sobre este hecho, donde se tejen varias hipótesis, una de ellas es que el hundimiento del ferry pudo haberse hecho "para cobrar el seguro", pero otros lo atribuyen a la dejadez del Gobierno Nacional que se traduce en la desidia en cuanto a la preservación de los bienes públicos.

Se trata de bienes patrimoniales echados al abandono, esos ferrys usualmente recibían mantenimiento en Dianca, pero últimamente tales operaciones han disminuido, al punto que en el astillero hay en estos momentos por lo menos dos embarcaciones de la referida flota varadas, también a la espera de reparaciones».

El Cacica Isabel fue literalmente dejado en el muelle a su suerte, nunca se observó movimiento de reparación alguna hasta que se hundió. La nave formó parte de la flota de barcos de la empresa privada Conferry, que cubría la ruta Puerto La Cruz-Punta de Piedras en Margarita. Luego el Gobierno tomó el control del transporte de pasajeros entre la isla oriental, y tierra firme con la creación de Bolivariana de Ferrys.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1185 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: