El respeto que pide el PSUV y el Manual de Carreño

Los cálculos le siguen fallando a la cúpula corrupta del gobierno y del PSUV. Conspiraron por todos los medios para violentar las mínimas normas de cortesía con sus aliados o parte de ellos. Pretendieron imponer unos candidatos a trocha y mocha, a lo arrecho, a los aliados en tómalo o déjalo. Cuando los aliados se cansaron ya de este chantaje y le dijeron no, entonces apelaron a quitarles las tarjetas.

Estamos claros la elecciones son un instrumento de distracción puesto que las castañas se están cociendo en otros lares. Pero como el poder no es unívoco ni unidireccional, entonces a las elecciones no se les puede dejar solas. Hay que acompañarlas en las reglas que se impusieron para perpetuarse. Pero como dice aquella vieja propaganda de la mayonesa "LAS COSAS CAMBIAN". La "maquinaria" sin el motor (Chávez) se tira tres peos.

No se conformaron con quitarle las tarjetas a sus aliados electorales: eso no fue suficiente. Escalaron su Manuel de Carreño no el CARAQUEÑO sino este de BARINAS, para desgracia de nosotros los barineses, esa eminencia que dijo que MONTESINO estaba muerto y luego salió desmintiéndolo porque resulta que andaba de parranda. Les decía entonces como no les dio el resultado que esperaban el quitarles las tarjetas, escalaron a un nivel superior y comenzaron a montar los falsos positivos de la mano de nuestro MONTESINO barinés.

Ahora se le pide a los partidos que le han hecho todo este verguero que por favor que sean prudentes en las críticas, que sean ponderados, mire que allí viene Trump. Que ellos, la cúpula corrupta del gobierno y del PSUV porque no son todos, están de acuerdo que esta alianza de los partidos pateados por ese… formen su alianza; inclusive se atreven a decir que ellos, la cúpula corrupta y reformista del PSUV, les autorizan a que saquen unos curulitos, pero que por favor no agredan al PSUV.  Miren la vaina ahora nos cambian el manual de Carreño, ahora resulta que no debemos seguir el manual del de Barinas sino el de la MORAL Y BUENAS COSTUMBRES DEL CARAQUEÑO.

COÑO AVISEN: O NOS COMPORTAMOS COMO LO QUE SOMOS O NOS COMPROTAMOS COMO LOS CABALLEROS.

DEJEN LA IMPROVISACIÓN: SABEMOS QUE ES SU FUERTE, PERO TANTO AZÚCAR EN EL DULCE EMPALAGA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 645 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter