Draculín no le para bolas a nadie que no sea los gringos

Nos llegó una información sobre otra tropelía más del draculín. Esta vez, al parecer pretendió malandrear (conducta normal en este office boy del imperialismo norteamericano), al Presidente del Instituto Nacional Hipodromos (INH) conocido popularmente como el "Potro" Álvarez. El asunto, para resumirlo, está relacionado con la frustrada transferencia del Hipódromo de Valencia a la gobernación del Estado Carabobo.

Cuando Álvarez le hizo saber su punto de vista sobre algunos inadecuados y torpes procedimientos showseros que draculín llevaba a cabo incluyendo, hasta un falso positivo para inculpar a un pobre asalariado yoqui, la respuesta que draculín le ripostó a Álvarez no fue otra sino recurrir a su acostumbrado lenguaje malandrín, con el que irrespeta a quien le da la gana, hasta que se consiga uno o una que le zampe una "ganasta" para que aprenda a respetar.

Más allá de este lamentable y desagradable episodio, del cual puede dar mayores detalles el mismo Potro Álvarez. Me parece que debemos aprovechar nuevamente la oportunidad para ratificar nuestra convicción de que este tragicómico personaje es un engendro antibolivariano, antichavista y antisocialista infiltrado en el seno mismo de la Revolución Bolivariana y del Psuv Carabobo. Esto lo hemos dicho hasta el aburrimiento.
A lo anterior habría que añadirle, el "desmerengue" planificado que este personaje ha provocado en las filas de la Revolución, lo que nos conduce a preguntarnos ¿cuáles fueron los criterios políticos que privaron para imponerle al pueblo Carabobeño un personaje de tan baja calaña moral para que se lo calara como gobernador? A todas luces fue un gran error

Lo serio y responsable por parte del gobierno y de la dirección nacional del Psuv ya que la del Psuv Carabobo está sometida por el tipo, es que descarguen al pueblo Carabobeño de esta desgracia y al chavismo popular de esta pena ajena que lleva como cruz, que lo tiene desmoralizado y desmovilizado. La salida más rápida que pudiera haber para regenerar el tejido moral de la Revolución Bolivariana y restablecer la emocionalidad, la "effervescence" revolucionaria en la región, es quitarle a este personaje el regalo que irresponsablemente se le dio,la gobernación.

Lo evidente de este adicto a reuniones secretas antinacionales, es que mientras el chavismo y sobre todo el pueblo venezolano que además de movilizarse para defender a la Revolución Bolivariana de las agresiones del imperialismo norteamericano y los delitos contrarrevolucionarios de la derecha fascista guaidoista, también tiene que hacerlo por la defensa de un salario justo, inventárselas frente a la hiperinflación, luchar por la calidad de los servicios públicos. Pero mientras así transcurre la realidad cotidiana para las grandes mayorías empobrecidas, este fatídico personaje está dedicado a sus negocios personales y de cumplir con el mandado de arrasar en Carabobo con todas las clasificaciones simbólicas relacionadas con lo que significa Chávez como ruptura con las lógicas del capital. Todo esto cuenta además con el silencio de los eunucos de la autoproclamada dirección regional del Psuv Carabobo.

Son suficientemente abundantes las evidencias públicas que acusan a draculín de no tener absolutamente nada que ver con el chavismo y con el socialismo. Cómo es que tenemos que decirlo para que lo entiendan.

Es importante resaltar un detalle que ayuda a descifrar la misión que le impusieron los gringos a draculín dentro de la Revolución. El tipo no le para a nadie dentro de la estructura del alto gobierno y suponemos que consulta al Presidente Maduro sólo para simular su dudosa lealtad. Pero a quién en verdad le rinde cuentas sin chistar, es al imperialismo norteamericano. Conducta que está generando inquietud, dudas y descontento en dirigentes del partido y el alto gobierno.

Para un observador agudo, le sería fácil detectar, en la personalidad de Rafael Lacava, alias draculín, una serie de incapacidades que lo califican tanto en política y en su moral -incluyendo lo psicológico - como no apto para estar al frente de la gobernación del Estado Carabobo. A lo anterior debe añadirse que es una persona esclava de una serie de adicciones que le impiden el sosiego y la tranquilidad mental para concentrarse en la tarea que exige estar a la altura de una responsabilidad tan monumental como es dirigir científicamente los destinos del Estado Carabobo.

No quiero ni imaginarme la carnicería de que sería objeto el pueblo Carabobeño de llegar a ser invadidos por el imperialismo y estar, en un escenario tan indeseado, bajo la conducción política de este personaje. Ojalá nunca llegue ese momento.

En cualquier caso, seguiremos convirtiendo en noticias para el pueblo toda la información que nos vaya llegando, aunque tenemos la esperanza que el próximo artículo lleve el siguiente título:

"Destituido draculín y el pueblo emocionado asume la gobernación"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1962 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI