Ya supera el 76% en la calle

."el capital es trabajo muerto que, como un vampiro, vive sólo de chupar trabajo vivo, y cuanto más vive, más trabajo chupa"

Marx

El barco se hunde. Lo que fue una vez una pequeña piedrita "cuesta abajo en su rodada", en la actualidad se ha transformando en un desastroso derrumbe. Son los crudos indicadores de la realidad de la calle. El tremedal amenaza con engullir a cuanto esté cercano a su entorno, es como un "hueco negro" que describen los físicos.

El destino del muchacho de mandado del imperialismo, el adicto asistente a reuniones secretas y extrañas en Lagunita Country Club, el mismísimo draculín, el que despoja de los espacios de recreación a los sectores populares (Parque Recreacional Sur) para luego comercializarlo en dólares a los sectores pequeño burgueses del norte, ahora, comienza a romper la barrera del 76% de rechazo en la intención de voto en Carabobo.

De nada le valdrá tapar huecos preelectorales de las calles más transitadas de la ciudad, copiando el viejo estilo de gobernar adeco copeyano. O más recientemente, las operaciones de maquillaje hechas por su homólogo, el facho Salas Rômer. Los niveles de rechazo de draculín son los mismos del choro y criminal Guaidó.

Que qué técnica y enfoque de investigación hemos utilizado para llevar a cabo este estudio de opinión, y asegurar que tales resultados son ciertos, fueron dos, que, por cierto: jamás son usadas por ninguna empresa y laboratorio de fabricación de mentiras: "hacer visibles las verdades de la calle, y ser investigaciones que no están hechas para el mercado".

Sin embargo, y para alegría de las "burguesía revolucionaria" como para la sempiterna oposición de derecha, el estudio realizado revela también, que la situación orgánica y las perspectivas del movimiento popular revolucionario aún no son muy claras. Seguimos sumergidos en la "pereeenne y prolongaaada acumulación de fuerzas". Lo cual significa, que "Por ahora", no hay posibilidades de que aparezca en el almanaque venezolano un: "Diez días que estremecieron al mundo". Pueden entonces seguir durmiendo tranquilas las clases dominantes, porque el pobretariado no tiene hoy la capacidad de insurreccionarse y destruir el poder de ninguna burguesía, ni la "revolucionaria" de CastroSoteldo/draculín, o la ancien regime de Brito, o la burguesía global delictiva de Guido.

No obstante, en Carabobo, el escenario electoral no es muy halagador para todos los candidatos del Psuv, condenados como están a llevar a cuesta el lastre de la herencia de ser identificados con draculín. Es que estás candidaturas están estigmatizadas y no pueden escapar del peso muerto que les proporciona el halo de desgracias que el gobierno del muchacho de mandado del imperialismo ha dejado en la región.

Pero, en medio de este cuadro y (muy) a pesar de la situación de debilidad del movimiento popular revolucionario, la inminente derrota política electoral de draculín puede servir, de contarse para tal ocasión, con una organización, que sepa aprovechar las condiciones subjetivas y objetivas favorables, para transformarse en una poderosa herramienta de movilización popular que tras la derrota del protoliberal draculín se lance junto con el pueblo y se apoderé del poder y lleve a cabo a las inmediatas soluciones a los problemas más sentidos por la población, y que estas demandas se conecten con la de la destitución por voluntad popular(artículo 5° de la CRBV) de draculín.

Draculín es, a pesar de lo tragicómico del personaje, la expresión más inteligentemente diseñada desde adentro por el imperialismo norteamericano, para implosionar a la Revolución bolivariana y restaurar el capitalismo ( el fascismo, el término es más preciso) en Venezuela y detener la transición socialista, como en efecto lo han logrado hacer abiertamente en Carabobo. Y los sectores del chavismo popular con Chávez incluyendo algunos sectores de la oposición se han percatado que el "Golpe de Timón" se hizo pero hacia la derecha, generándose un cuadro social de desgracias en vez de seguir fortaleciendo lo que en Revolución se había logrado.

Guardar, ante este desastre, silencio bien sea por cobardía o por complicidad coloca a quien lo haga, sea cual sea la razón, en el mismo nivel de ser un miserable. El Pueblo de Carabobo, pero sobre todo el pueblo chavista y revolucionario debe utilizar la coyuntura electoral para derrotar con una política electoral autónoma y revolucionaria, a draculín como expresión de mal gobierno y por destruir nuestra tranquilidad y seguridad social en beneficio de los intereses de las megacorporaciones.

Aquí pudiera estar el reinicio de la retoma del camino en Carabobo que Chávez comenzó, y de construir un movimiento social alternativo que se imponga como la única tarea estratégica: "organizar la insurrección política y cultural del pueblo contra todas las lógicas del capital y construir un nuevo sentido común para retomar el camino de la transición socialista hacia la edificación de un estadio superior de la sociedad venezolana".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1680 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI