Carabobo: tan alejado de Chávez pero tan cerca de Trump y su muchacho de mandado

Fue algo inesperado; súbito. Miles de personas fueron tomadas por sorpresa, especialmente las que hasta ese momento creían que la política se coloreaba en blanquinegro. La perplejidad fue la señal en sus rostros al descubrir que no toda la desgracia que sufre el pueblo de Carabobo es culpa de Trump, el asesino confeso de Qasen Solemani, el mismo que encarcela a niños y niñas hijos de migrantes latinoamericanos en ergástulas de EEUU. Sino que también a draculín el protoliberal, le corresponde la otra mitad de la culpa.

Sin embargo, no fue tanta la sorpresa para el pueblo de Carabobo. Porque después de la extraña y secreta reunión de Lagunita Country Club, con respecto a la cual draculín tiene mucho que responder, pero..., no queda la menor duda que las calamidades en Carabobo tienen el mismo origen y una cuenta conjunta entre Trump and draculín Cía.

De otra parte, para botadera de piedra de unos cuantos, el Presidente Maduro se lanzó repentinamente por el medio de la calle al dejar bien claro que "no toda la culpa es de Trump" y lo repitió tanto en el TSJ como en la concentración del 4F. Mas, lo extraño de esa declaración, es que no hayan aparecido los mujiquitas, trepadores y aduladores de oficio apostados en los corredores del Partido y el Gobierno, atropellándose en la carrera, para acusarlo de traidor y desleal por haberse atrevido a decir tamaña blasfemia. Se nota que están entrenados para saber a quién pueden devorar. Esa especie de militantes desprovistos del más mínimo estado de conciencia, de un alto déficit de ética y racionalidad revolucionaria, pertenecen a la misma calaña de aquellos que montaron los tristemente célebres Procesos de Moscú donde asesinaron a una generación de militantes bolcheviques, y que sin lugar a dudas, hubiesen eliminado hasta el mismísimo Lenin de haber estado vivo para ese momento. Aunque después lo hayan momificado para sacarle provecho. Bueno, de esa especie está lleno el Psuv y el gobierno del destituido draculín en Carabobo.

Lo declarado por el Presidente Maduro, "viene como anillo al dedo" porque permite profundizar la batalla de las ideas que desde hace ya varios días venimos sosteniendo para precisar y dejar en claro en donde está la parte de la culpa que le corresponde a Trump y la de draculín, aunque es más correctamente decir; en qué consiste el mandado que el imperialismo le asigno a éste que tantas desgracias le está produciendo al pueblo de Carabobo. No existe en el país otro territorio que demuestre con mayores evidencias que lo que está en crisis en Venezuela es el capitalismo.

Es oportuno resaltar, que esta autocrítica hecha en público, la recogemos en el entendido del que el mismo Maduro ha aceptado sumarse a combatir a quienes han hecho de la Revolución Bolivariana un modus vivendi, se han enriquecido con ella por medio de la corrupción y la han envilecido y hecho ineficiente con el burocratismo. Por eso estamos dispuesto a asumir el reto, pero en la práctica e impedir que quienes la ven (la autocrítica) como una amenaza a sus delictivos intereses amasados puedan antes reducirla a un simple arrebato y pasajera queja presidencial de micrófono.

Por ejemplo, en el caso concreto de Carabobo, para sólo poner dos ejemplos, ya que en un próximo artículo tocaremos más descarnadamente el asunto, hay que revisar el gran negocio que draculín está haciendo con el gas comunal y el sistema público de transporte. O sea, cómo una propiedad pública está convertida desde un gobierno regional, que de paso tiene el repudio de más del 80% en un negocio privado. Esto debe revisarse y debatirse en público. Y desde el chavismo popular con Chávez en Carabobo estamos evaluando la manera más pertinente para organizar una gran movilización pública para develar estos perversos y delictivos planes de privatización y reconquistar una propiedad que es de todos.

Porque a todas luces, lo que resulta notable, es que Chávez, como camino de emancipación; como transición socialista fue conscientemente desechado por draculín con el silencio cómplice de toda la autoproclamada dirección del Psuv en Carabobo, por la sencilla razón de que Chávez como el socialismo nunca han figurado en sus proyectos ni sus ideales. Y cuando lo invocan, lo hacen a regañadientes porque les sirve para ocultar sus verdaderos intereses y propósitos. "Por sus obras los conoceréis señala la biblia". Y en Carabobo no hay nada, pero absolutamente nada del gobierno y del Psuv, ni en la teoría ni en la práctica que se acerque a lo que Chávez planteó y significa, y menos a una cosa de tanta complejidad creciente como lo es la transición socialista en la que se requieren verdaderos y comprobados estadistas, no mercachifles.

Carabobo, y queremos alertar sobre todo al chavismo popular con Chávez, que es el verdadero doliente, es una cabeza de playa de la contrarrevolución -de allí la gran oscuridad teórica y moral que se ha posado y contrapuesto al quehacer y a la espiritualidad revolucionaria- pero inteligentemente diseñada por los gringos, ya no desde los fracasados nichos de la oposición de la derecha, sino desde el mismísimo interior del otrora partido que Chávez organizó en Carabobo.

Es en este contexto, que hemos tomado la única decisión digna, hacer nuestro el juramento Bolivariano de: "no dar descanso a mi brazo y reposo a mi alma" hasta no derrotar a la contrarrevolución draculiniana y liberar a Carabobo de esta quinta columna.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 946 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: