Chavistas con Chávez de Carabobo uníos o, todo se hundirá en el "estiércol de la historia"

"Es necesario soñar"

Lenin

Lo que más abunda en Carabobo es el descontento, y la certeza de que la gobernación fue tomada por un traidor de los intereses del pueblo y de la misma Revolución Bolivariana. Este sentimiento cunde en todas partes y en cualquier rincón. Se transmite como una epidemia. Hay una crisis política devastadora que ha arrasado con casi todo lo que se hubo logrado en Revolución, y va dejando como saldo un panorama de daños incalculables. Todo se desvanece la salud, la educación, los servicios públicos y la cultura en general. La atmósfera es una mezcla de frustración y de tristeza colectiva. En perspectiva todo conduce a una "catástrofe humana"

El aparato productivo está en plena recesión y el desempleo es una máquina que devora miles de biografías de los más empobrecidos. Así mismo, han mermado las actividades agropecuarias y pesqueras. Y ni siquiera cabe hablar de la investigación científico tecnológico y la innovación. Hay una situación de inseguridad y malestar colectivo en la población resultado de que nada funciona y nada sirve. La gente ya no quiere y solo soporta, como un castigo, el seguir viviendo de esta manera. Mientras que el modelo de vida orgiástico restaurador de los de arriba se erige grosero. Pero todas las señales de la realidad indican que muy pronto tendrán que rendir cuenta frente a los condenados de la tierra.

No es tan difícil reconocer que el sector que más perturbado y frustrado política y moralmente se haya por esta desastrosa situación es el chavismo popular con Chávez, porque se trata de una fuerza militante de la vida y la esperanza con ética y vergüenza que debe, como un pecado original, arrastrar con la conducta de un traidor que además fue impuesto por la bendita línea política. Que le duele y le indigna lo que está ocurriendo - Incluso funcionarios de la misma gobernación y de las alcaldías desean que este desastre se termine, pero hacen mutis por temor a ser despedidos de su trabajo-. El chavismo popular con Chávez en Carabobo sabe que ha sido traicionado, que se le despojó de la utopía, de las razones y los argumentos que usaba para defender la Revolución Bolivariana. Pero afortunadamente empezó a salir de su ensimismamiento y a entender que las consecuencias de este desastre capitalista no tiene absolutamente nada que ver con la Revolución chavista, que esto simple y llanamente es la restauración del estiércol de la historia.

A quienes si les sobran motivos para estar contentos y gozando una y parte de la otra son a las viejas y las nuevas "burguesías revolucionarias" pero igualmente explotadoras de los trabajadores. Así mismo, a los burócratas alcahuetes que los capitalistas siempre tienen el cuidado de lanzarle algunas migajas para mantenerlas leales.

El chavismo popular con Chávez en Carabobo viene demostrando hasta el hastío -ad nauseam- que draculín tiene pactos con los enemigos históricos del pueblo de Bolívar. Sabe que éste tragicómico personaje tiene vendida su alma al "Genio Tenebroso" en detrimento de los intereses del pueblo. Lo que hizo a este último, tomar la digna decisión de destituirlo. La consigna ahora es !! Que se vaya para que Carabobo deje de heder a tanto azufre ¡¡.

El chavismo popular con Chávez en Carabobo posee las evidencias (que comenzaran a hacerse públicas el martes 4F en el inicio de la operación "los ojos Chávez") que este personaje está comprometido hasta los tuétanos en hacer el mandado que le fue ordenado por las corporaciones imperialistas de destruir todo lo que Chávez significa. De impedir que se desarrollen las premisas sobre las cuales edificar nuevas relaciones de producción y fuerzas productivas que construyan la base material y espiritual para iniciar el tránsito hacia una sociedad de productores libremente asociados.

A draculín se le ordenó desde los centros del poder del imperialismo sostener una cruzada contra todo lo que signifique formas comunales de vivir: Consejos comunales, comunas, ciudades comunales la transición socialista, el control obrero de la producción y la organización de la economía comunal. Esta cruzada de diversionismo ideológico es instrumentada a partir de una disparatada y confusa mescolanza de categorías y conceptos con efectos peligrosos en la implementación de la política dirigida a engatusar a los más incautos y promover una sociedad insana e injusta alrededor de la figura de un infectado murciélago que no encaja en nuestros códigos culturales de la venezolanidad ni siquiera latinoamericana.

Frente a esta estafa cognitiva y agresión emocional el chavismo popular con Chávez en Carabobo debe salir a darle la batalla de las ideas a este muchacho de mandado de las transnacionales para develar sus argumentos falaces. Al capitalismo no sólo debemos derrotarlo materialmente sino arrebatarle el sentido común de los Carabobeños para emprender uno radicalmente nuevo.

Pero el problema no es tanto que se puedan perder las elecciones con la oposición de la vieja derecha, ya que ésta en Carabobo "está más perdía que la mamá de Marcos" lo grave es, que su lugar ahora quien lo ocupa, lo encarna y lo representa es el mismísimo draculín, o sea. El plan está diseñado desde los laboratorios de las grandes corporaciones capitalistas para meter una especie autogol.

El chavismo popular con Chávez en Carabobo está obligado a "no dar descanso a su brazo ni reposo a su alma" hasta lograr dos metas bien concretas a corto plazo: a) dejar al desnudo los perversos y lacayos planes de despojos del capital que draculín y Cía. Hoy llevan contra los bienes y el bienestar del pueblo de Carabobo, y conjugamos la palabra hoy, porque tienen también planificado un mañana (su compadre debe estar muy pendiente de eso) contra todo el pueblo venezolano. Y b) que no hay otra tarea más importante que la de organizar la unidad de tod@s las fuerzas demócratas, revolucionarias y socialistas y decentes en un amplio movimiento social alternativo y sin ninguna vacilación tomar el poder y producir el necesario golpe de timón para retomar el camino de la democracia y la transición socialista en Carabobo. "Cuando una revolución es auténtica se vence o se muere" y nosotros viviremos y venceremos. Palabra de gallero.

Nadie que se diga chavista revolucionario tiene y puede encontrar una sola justificación para acompañar y hacer fórmula con este office boy infiltrado de las transnacionales en la Revolución de Chávez, a menos que también sea un camuflado traidor Santanderista contra los anhelos populares. Estemos vigilantes de quienes son. De ahora en adelante en Carabobo serán las bases del chavismo popular con Chávez quienes escogerán sus propios dirigentes sin la intervención de la dedocracia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 841 veces.



Arnaldo Aguilar Dorta


Visite el perfil de Arnaldo Aguilar Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas