Maracaibo, una ciudad destruida

POR UN CONTEXTO SIGNIFICATIVO PARA INTERPRETAR TODAS LAS RAZONES

Maracaibo representa hoy el símbolo autentico del abandono y la miseria donde cada habitante de por si se manifiesta con una larga clemencia pidiendo a gritos piedad por su vida por la ausencia de los servicios vitales para la existencia humana y el convivir en un territorio con toda la armonía necesaria. Sin agua, apagones constantes que perjudican nuestros aparatos electrodomésticos, en fin, ya esto es saboteo y las autoridades no explican el por qué de esto.

Quiero dejar bien claro que este articulo constituye un ánimo más para generar una mínima cantidad de conciencia ciudadana como preludio para que el lector entienda que en un país como lo es Venezuela sigue teniendo la voluntad de continuar con su rol de periferia económica, política, social y cultural. Venezuela es y por mucho tiempo seguirá siendo un país con una estructura dependiente en todos sus ámbitos.

Mis queridos lectores, la mejor oportunidad para salir adelante y consolidar nuestra independencia es que cada venezolano debe aprender atacar esta crisis inducida por los poderosos centros dominantes y que a pesar de la disminución de las importaciones, producto del bloqueo, estamos en condiciones de asumir el reto con valentía y creatividad y basta de tanto "quejido achinchorrao", como decía mi padre, démosle la oportunidad a esa inteligencia que tenemos aletargada.

Cada hogar, cada padre de familia debe hacerle entender a sus hijos que el peor error que hemos cometido es pasar las 12 horas del día quejándonos por la crisis, la crisis la ampliamos nosotros cuando esperamos que el gobierno nos resuelva. La solución está en cada uno de nosotros y la responsabilidad esta en cada hogar, en cada colegio, en cada institución educativa, en cada centro de trabajo para intensificar y fortalecer la conciencia y la producción de ideas que nos conduzca a consolidar nuestra soberanía como nación, como país libre. Mientras seamos dependientes de las circunstancias, nunca habrá soberanía.

Mientras escribo el mismo párrafo anterior de que Venezuela sigue teniendo la voluntad (repito) de continuar con una estructura dependiente en todos sus ámbitos, la referencia que le puedo dar a esto, dentro del enfoque de la complejidad es que la integridad venezolana se ajusta históricamente a una función de dependencia condicionada actuando en los vaivenes dentro de un proceso cuyas pautas las dictan la misma dinámica económica golpeando a su vez otros aspectos como nuestra cultura, nuestros recursos imaginativos y consentimientos bien planificado por los laboratorios capitalistas.

Vivimos todavía del impacto neoliberal y si hablamos del contexto latinoamericano, el impacto es más profundo, pero eso depende de cada comunidad, de cada esfuerzo que podamos crear para diseñar nuestras propias estructuras.

Esas mismas estructuras han experimentado cambios de acuerdo a los requisitos que exige el mercado donde el individuo y la sociedad en su conjunto están integrados a un sistema de dominación y consentimiento a esos valores desmembrados de nuestro quehacer original. El mercado nos ha impuesto una agenda, diseñando al hombre que debe favorecer, esos valores que nos convierten en seres pasivos, individualistas y dependientes.

Estamos sometidos en un sistema cuya razón de ser es acabar con el colectivismo o la autonomía de cada espacio. En épocas de globalización, el neoliberalismo sustenta un mundo donde la competencia y el mercado se han transformado en productores de otros significados, en otros "yo individual"

LAS QUEJAS DE LOS MARABINOS

Maracaibo es uno de los municipios más importantes del país, con una economía derivada de la producción agrícola, ganadera, del comercio, y del petróleo. Es una de las ciudades con una alta presencia de dependencia colonial. Maracaibo es el Zulia y a la inversa, por ser escenario comercial donde la jornada económica se inserta en su espacio y donde yacen la administración gubernamental por ser la capital del uno de los estados con el mayor potencial después de Caracas y el resto de los ámbitos que siempre han respondidos a los intereses del capitalismo derivado de la economía de puerto, de la economía petrolera que condicionó al país en una función esencial de la existencia humana que ha prevalecido en nuestro código genético. Nunca hemos asimilado la presencia de los enormes recursos que poseemos que por una parte, nuestra condición de país enclave y por otra, nuestros gobiernos complacientes con el poder transnacional.

Cuando alguien reflexiona sobre Maracaibo lo primero que le viene en mente es la muy baja calidad de sus servicios pareciendo que el tiempo o el devenir se olvidó de su existencia aun considerando que las autoridades centrales, regionales y locales no han recibido el respectivo entrenamiento político que les facilitaría la competencia debida para liberar a este territorio de su ignominia. El marabino en su mayoría vive en la miseria como muy bien lo indica el colega Juan Pablo Mitre (https://www.aporrea.org/regionales/a79308.html), "vive de su miseria y vive de la miseria y no solamente de la miseria que heredamos del pasado, sino de la miseria que acumulamos en la medida que no queremos desatarnos del pasado"

Recordemos que la pésima herencia dejada por el nefasto gobierno local de la alcaldesa Evelin "de Rosales", aún se mantiene en todos los términos idénticos, no han sido superado en su esencia, por ello es necesario comentar que los servicios públicos son el argumento para que la oposición diga que "todo lo que toca el chavismo lo convierte en desastre", pues bien, siguiendo la forma como tanto el gobierno regional como el local, no han merecido el reconocimiento por parte de la opinión publica marabina. Si uno efectúa de forma improvisada un censo de opinión sobre el nivel de gestión de gobierno, la respuesta que obtendríamos si elegimos a 100 personas solo sin exagerar, 3 o 4 opinarían a favor del ejercicio de los gobernantes de PSUV. Con esto, podemos observar un complemento sumamente importante que puede poner a la deriva al proceso bolivariano. Pero he aquí los pormenores de la falla territorial en cuanto a servicios públicos. Veamos sintéticamente:

Uno de estos complementos y el más doliente es el servicio de agua y es la figura del líder político quien debe estar con el pueblo afligido y angustiado, demandar la disposición de la distribución de agua, hacer valer los reclamos con fuerza sobre la institucionalidad a quien le compete darle respuesta al colectivo, este es Hidrolago, una instancia publica que no ha salido del subdesarrollo, el ente más ineficiente e incapaz de darle una respuesta al pueblo y en la distribución del servicio.

Considero que son las comunidades dolientes quienes deben hacer valer sus propias necesidades y apelar al Artículo 5 de la CRBV, "La soberanía reside en el pueblo….", porque es el pueblo el dueño de su territorio y es quien debe ejercer el poder.

Aquí, en un Estado donde se ejerce la soberanía plena, el pueblo organizado no puede estar divorciado de las instituciones del poder público. Para ello el presidente Chávez le facilito a este pueblo la creación de los Consejos Comunales y aquí está el detalle de que el principio de soberanía debe estar unido al principio de democracia participativa y no como se atribuía en la 4ta Republica bajo la sombra de la democracia representativa, con excesiva dominación de los partidos políticos y la concentración de la cúpula dominante.

He aquí el componente básico para lograr el tan deseado socialismo criollo. La idea es diseñar y rediseñar el componente sociopolítico en un país que sigue bajo el dominio del capitalismo, reconfigurar el hecho participativo, diseñar planes serios y responsable de participación y formación rebelde pero de una rebeldía radical donde el colectivo exija cambios permanentes que permitan refundar permanentemente la revolución.

Por tal motivo, el alcalde de Maracaibo debe enfrentarse con rebeldía como líder político latinoamericano, enfrentar la acción pasiva e ineficiente de las instituciones que están dentro de su territorio, lo mismo va con el gobernador que por cierto, no ha sabido enfrentar la anarquía social que existe en el área fronteriza como lo es el estado Zulia y no obstante, la reestructuración de la complejidad económica (comercial), social y de ordenamiento de los espacios en articulación con los alcaldes y éstos con los invisibles concejales cuya figura ya deben desaparecer porque no han arrojado ningún saldo organizativo.

El segundo aspecto, el servicio de transporte. Las condiciones de las principales avenidas, semáforos y falta de vigilancia vial. Es la total anarquía. La falta de sinceridad en cuanto a los precios del transporte donde las mafias sindicaleras proponen los pasajes a su antojo, se han convertido en un gobierno paralelo, al igual que los comerciantes especuladores, donde la mano y el poder de gobierno no se ejercen. De 10 semáforos solo funciona uno, caso avenida la Limpia, en cuanto al sistema de transporte, los precios varían de acuerdo a las diferentes mafias y hasta cada chofer pone el precio que le da la gana.

Otro detalle es la falta de vigilancia vial, los buses recorren las avenidas a altas velocidades, representando un grave peligro a los peatones.

Un tercer aspecto son los diarios apagones de energía, representa un factor de descontrol y evidentemente representa la ineficiencia del gobierno central, ineficiencia es no saber llevar el control de este sistema tan fundamental, todo se lo inducen al bloqueo, al sabotaje. Pero si, ha sabotaje, pero el mismo está dentro de las estructuras chavistas.

Sobre este tema no voy a caer en detalles, pero si se me ocurre decir que el gobierno central no ha sabido palear esta situación y es motivo para crear muy malas opiniones en contra de la pésima gestión del presidente.

ESTO ES IMPORTANTE POR ESO QUIERO CONCLUIR QUE:

Estamos en un estado de asedio permanente, nos quieren aislar ante el mundo comercial y financiero, pero solo los países que han venido mostrando sus traumas políticos y económicos son los que desean la salida del presidente Maduro. Esos países invasores, traumatizadores son los que tienen el mayor problema en su interior. Por su condición de aliados del imperio se han desesperado por los recursos que poseemos en nuestro territorio soberano.

El gobierno de los Estados Unidos ha demostrado su incapacidad para definir su situación a través de los acuerdos establecidos, no disponen del dialogo sino de las armas porque así es como ellos enfrentan sus problemas. Le apetece nuestra posición geopolítica, le apetecen nuestras relaciones internacionales y les preocupa el amplio acercamiento que tenemos con Rusia, China, Turquía e Irán, potencias estas que han desarrollado una economía poderosa sin la ayuda de los países industrializados.

Por la costumbre aún no sabemos que nos tiene preparado Washington para esta semana que comienza a raíz del fracaso (otro más) con la coronación del payaso Guaidó como presidente interino, pero sí sabemos en cuál ‎dirección se ubicaría el imperio. Se trata de una rápida continuación de actos de fuerza con los cuales Estados Unidos y las ‎demás potencias de Occidente tratan de mantener el predominio unipolar en un mundo que está ‎haciéndose multipolar o mejor dicho, ya es multipolar.

Por ello, los constantes ataques contra nuestra cotidianidad y peculiaridad, no obstante nos debe obligar, por necesidad, a preparar al pueblo contra los ataques mediáticos de sus caudales hegemónicos de información. Realizar charlas, debates, para ensamblar un pueblo rebelde que defina su posición como país que está dispuesto a defender su patria.

En tanto, la realidad de Maracaibo, como epicentro del colonialismo, es una nefasta realidad que debe desmontar lo que muchos ecólogos denominan, la trama de la vida humana, esto es, diseñar un Plan Jerárquico donde los poderes estén concentrados en un solo espacio, tal que le permita agilizar cualquier requerimiento jurídico, económico, social, etc. Crear comunidades para el trabajo, crear centros de acopio que sean receptoras de insumos básicos para la alimentación en un espacio con capacidad de atención prioritaria. Todo esto nos permite, comenzando por allí, recobrar la independencia ante los centros del poder neoliberal.

Deseo que el estado Zulia, no obstante Maracaibo, se conviertan en el ejemplo del mundo en su combate contra los esquemas globalizadores, que permitan, de esa manera, tumbar el propósito anglosajón que se quiere imponer en América Latina.

Dotar a las áreas fronterizas de todos los servicios indispensables para su habitabilidad. Esta tarea debe estar coordinada por todos aquellos alcaldes de los municipios fronterizos y las comunidades indígenas de cada zona. Esto es crear una verdadera estructura de comunidad con cierta independencia política pero con miras a conformar un estado comunitario productivo, con autonomía productiva, donde la mayor parte de bienes y servicios sea autoconsumible y de participación para desarrollar su área de sobrevivencia. También le podemos dar cabida al fenómeno de la comunidad dependiente o aquellas que obtienen sus materiales de subsistencias mediante el intercambio con otras comunidades. Este puede ser el camino de una verdadera red comunal para la sobrevivencia, esto es socialismo.

Otra conclusión más atrevida es para nuestro gobernador del estado Zulia y el alcalde de Maracaibo como centro de este artículo, es reconocer la importancia de las Comunas. Debemos elaborar un diagnóstico de la realidad de los Consejos Comunales y las Comunas establecidas para recuperar su presencia. Es un factor indispensable dentro del marco de las políticas públicas. Recuerde que nuestro presidente Chávez creo una nueva propuesta de Estado y Sociedad que le permitieron configurar una nueva república y que quedo bien plasmado en nuestra CRBV y esto le dio una importancia orientación al país, fue una alternativa frente a los patrones neoliberales impuesto por los países hegemónicos donde se instaló con acento a la equidad, justicia social y redistribución de los ingresos provenientes del petróleo, con cierta independencia económica y en la construcción de la democracia participativa, todo esto, plasmado en nuestra Constitución.

Con esta nueva política de transformación, la salud, la economía hemos combatido la orientación neoliberal en la cual estaba sometida nuestra nación. Con la creación de las misiones sociales y productivas pusimos énfasis en una verdadera plataforma pública y consolidamos un nuevo orden económico y social para el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, contemplado en el Artículos 3 de la Constitución del 99.

En definitiva, tanto la nueva configuración de una estructura territorial contemplado en la Nueva Geometría del Poder a través de los Consejos Comunales y las Comunas, en las misiones sociales y productivas le estamos dando cumplimiento a los patrones democráticos establecidos en la Carta Magna y en los acuerdo institucionales a través de los Derechos Esenciales para la Vida y el Bienestar. Señor Gobernador, recuerde, a Usted lo elegí para que ejerciera el papel de líder junto con el Pueblo al igual que al ciudadano alcalde de Maracaibo, ciudad privilegiada por ser la capital del estado Zulia, pónganse a tono con los tiempos exigentes. Los problemas no solamente están en las Pulgas, el territorio zuliano es inmenso y fronterizo y Maracaibo es una ciudad multifacética, estúdielo, discútalo con el pueblo para que se generen las verdaderas propuestas para el cambio.

No olvidemos, como decía Aristóteles: "El conocimiento no existe si no está orientada hacia el bien común"

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 836 veces.



Edgar Martínez Castillo

Dr. en Ciencias Políticas


Visite el perfil de Edgar Martínez Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /regionales/a277872.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO